Efectos adversos de las vacunas: solo el 0,02% es grave, se dan más en mujeres jóvenes y Jannsen no registra todavía

Gráfico | Efectos en investigación de las vacunas Covid.
Gráfico | Efectos en investigación de las vacunas Covid.
Carlos Gámez

Los efectos adversos de las vacunas contra la Covid siguen afectando a menos un 1% de la población que se las inocula, con tasas aún menores en el caso de los considerados graves, que suponen el 0,02% de los más de 14,2 millones de dosis administradas por ahora en España. Por abrumadora mayoría (el 92% de los casos) se producen entre la población más joven de menos de 65 años y afectan más a las mujeres, que han notificado el 81% de los casos.

Estos son algunos de los datos que arroja el quinto Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas COVID-19 que ha difundido la Agencia Española del Medicamento (AEMS), que señala que hasta el 25 de abril los casos graves de efectos secundarios notificados en relación con las vacunas son muy poco numerosos, como también lo son los efectos adversos que no revisten seriedad -como cefaleas, décimas, malestar o naúseas. Sumando unos y otros se han notificado 121 casos por cada 100.000 dosis inyectadas.

Por marca de vacuna, Moderna es la que más efecto secundarios ha provocado. Se han administrado 912.682 dosis y se han notificado 1.780 casos de efectos adversos (0,19%), de los que han sido graves 237 (0,02% del total de dosis).

Le sigue AstraZeneca, con 3,4 millones de dosis administradas y 4.559 efectos adversos notificados (0,13% de los casos), de los que 1.186 resultaron ser graves. Es decir, requirieron hospitalización, dé lugar a una discapacidad significativa o persistente, ponga en peligro la vida o resulte mortal, según define la EMS esta el concepto de 'efecto grave'. Suponen el 0,03% del total de dosis inyectadas.

La vacuna más utilizada en España es Pfizer, de la que se han administrado 9,9 millones de dosis. Se han notificado 10.892 casos adversos (0,10%) y fueron considerados graves 1.734, es decir, el 0,01% del total de dosis.

Janssen ha sido la de momento última vacuna en llegar a España y de las 7.768 dosis que se han administrado principalmente a personas de 70 a 79 años, la AEMS no tiene ninguna notificación de efecto adverso entre los avisos que, en términos generales, dio mayoritariamente el personal sanitario, en el 80% de los casos. En el 20% restante fueron los ciudadanos quienes dieron la voz de alarma.

Mujeres menores de 65

Aunque escasos y generalmente leves, el informe de la AEMS indica que los efectos adversos de las vacunas se producen particularmente entre las mujeres y entre las que tienen entre 18 y 65 años más que en edades superiores.

Según su informe, el proceso de vacunación ha inmunizado de momento más a mujeres que a hombres, en una proporción de 60 y 40%, y llega al 52% de las personas que tienen más de 60 años y al 48% de entre quienes se sitúan entre los 18 y los 65%.

Fiebre y dolor de cabeza 

Por lo que respecta a los efectos adversos leves, los más frecuentes en las tres vacunas en los que se han notificado -Moderna. AstraZeneca y Pfizer- son pirexia (fiebre o décimas), cefalea (dolor de cabeza) ,mialgia (dolor muscular), dolor en el lugar del pinchazo, malestar o escalofríos. 

Los tres primeros efectos encabezan las clasificaciones de los tres sueros y en el caso d Moderna y Pfizer el cuarto es el lugar en el dolor del pinchazo, que es más minoritario en AstraZeneca, de la que se han notificado más caos de escalofríos que en las otras dos

Trombosis

En su informe difundido este martes, la AEMS también para incorporar a la ficha técnica de vacunas nuevas reacciones adversas asociadas a ellas, en línea con las evaluaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

A partir de ahora, en el prospecto de Pfizr se añadirán posibles reacciones adversas erupción cutánea y prurito (poco frecuentes) y urticaria (de frecuencia rara). También la posible aparición de inflamación localizada después de la vacunación en personas que habían recibido previamente inyecciones de relleno en la cara.

En la ficha de AstraZeneca se incluye como "posible reacción adversa" los casos de trombosis con bajo nivel de plaquetas en lugares poco habituales como los senos venosos cerebrales y venas esplácnica, o de manera aisladas. La AEMS insiste en que su frecuencia es "muy rara" y la mayoría de los casos se presentaron dentro de los 14 días siguientes a la vacunación y en personas menores de 60 años.

La AEMS también ha incorporado esta advertencia en la ficha técnica de Janssen, por unos episodios trombóticos que el mes pasado pararon la vacunación en Estados Unidos y retrasaron la distribución de dosis en Europa y que la EMA también estableció posibles vínculos con la vacuna. En este caso, se observan hasta los 21 días después de la vacunación y también en mujeres mejores de 60 años.

En cuanto a la aparición de casos de trombosis en personas vacunadas con Pfizer y Moderna, la AEMS señala que también está vigilando si existe algún vínculo pero hasta el momento se han notificado pocos casos, con una frecuencia menor en personas vacunadas que de la que ocurriría en personas no vacunadas. Además, añade que estos casos no parecen presentar el patrón clínico específico que se ha observado con AstraZeneca o Janssen y cita a la EMA para indicar que ls casos de trombosis "no constituye una señal para las vacunas de ARN mensajero"

En el caso de AstraZeneca, la AEMS está estudiando la posible asociación con la aparición de síndrome de fuga capilar tras haberse notificado algunos casos aislados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento