Europa abre un nuevo rumbo para crecer y renovarse pensando en los más jóvenes

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro portugués, Antonio Costa, el presidente del PE, David Sassoli y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la Conferencia sobre el Futuro de Europa
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro portugués, Antonio Costa, el presidente del PE, David Sassoli y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la Conferencia sobre el Futuro de Europa
EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y los máximos responsables del Parlamento Europeo y la Comisión Europea, David Sassoli y Ursula von der Leyen, han arrancado este domingo en Estrasburgo la Conferencia sobre el Futuro de Europa, un evento destinado a trazar las líneas maestras de una reforma integral para el futuro del bloque europeo con vistas a las nuevas generaciones.

La conferencia ha sido concebida como un evento de diálogo en el que podrán participar, a través de internet, los ciudadanos europeos para presentar sus propias ideas sobre el futuro del bloque, con vistas al desarrollo de propuestas en firme de reforma, que serían presentadas el año que viene.

"Hemos estado juntos en esta crisis de la pandemia y es algo de lo que tenemos que sentirnos orgullosos", ha declarado el presidente francés, Emmanuel Macron, en la apertura de la conferencia. "La cooperación europea ha salvado vidas", ha añadido el mandatario, quien ha revindicado la importancia de Europa frente al "derrotismo ambiental" que parece reinar sobre las capacidades del bloque.

"Frente al autoritarismo, la única respuesta válida es la autoridad de la democracia", ha declarado Macron antes de pedir una mejora de las capacidades de la UE para decidir "con más rapidez y más contundencia".

La conferencia pretende responder a la petición del Parlamento Europeo para potenciar el voto de los ciudadanos europeos, una iniciativa que se ha visto ralentizada en numerosas ocasiones desde las elecciones europeas de 2019 por la reticencia de los estados o la necesidad de aprobar cualquier reforma a través de plebiscitos que han fracasado en otras ocasiones.

Estas dudas se han traducido en serias discusiones sobre la naturaleza y el objetivo del evento, que coincide con el Día de Europa, hasta que finalmente sus participantes han conseguido establecer las líneas generales del discurso. "Hay que hablar de las virtudes de la integración, pero de sus debilidades también", ha recordado el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Así pues, el primer Pleno de la Conferencia, cuya fecha será anunciada "pronto", estará compuesto por 108 representantes del Parlamento Europeo, 54 del Consejo Europeo (dos por Estado miembro) y 3 de la Comisión Europea, así como 108 representantes de todos los Parlamentos nacionales en pie de igualdad y ciudadanos.

"Frente al autoritarismo, la única respuesta válida es la autoridad de la democracia"

Por la parte de la sociedad civil, participarán 108 ciudadanos para debatir las ideas ciudadanas derivadas de los Paneles de Ciudadanos y la Plataforma Digital Multilingüe: 80 representantes de los Paneles de Ciudadanos Europeos, de los cuales al menos un tercio serán menores de 25 años, y 27 de los Paneles de Ciudadanos nacionales o conferencias (una por Estado miembro), así como el presidente del Foro Europeo de la Juventud.

El resultado final de la Conferencia se presentará en un informe a la Presidencia Conjunta. Las tres instituciones examinarán rápidamente cómo hacer un seguimiento eficaz de este informe, "cada una en su propio ámbito de competencias y de conformidad con los Tratados" de la UE.

Una visión compartida

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha explicado que esta conferencia servirá, por encima de todo, "para que los europeos debatan una visión compartida de lo que quieren que sea esta unión".

"Es una oportunidad", ha añadido, "para juntarnos como europeos y agruparnos en torno a una ambición común para nuestro futuro, como lo hicieron las generaciones anteriores".

"Nuestro carácter más atrevido sale a relucir cuando establecemos antes un objetivo ambicioso"

"Nuestro carácter más atrevido sale a relucir cuando establecemos antes un objetivo ambicioso o lo hacemos por necesidad, a veces sin precedentes. Ésta es la Europa que está a la altura del desafío, y que lo hace por la sencilla razón de que hay que hacerlo", ha manifestado.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha reivindicado que "Europa pertenece a todo el mundo, pero para que lo sea, tenemos que tener el coraje de cambiar", ha hecho saber a través de su cuenta de Twitter.

'El himno de la alegría' de Miguel Ríos cierra la inauguración

Vídeo de la versión coral del 'Himno de la Alegría' de Miguel Ríos.

Una nueva versión coral de El himno de la alegría, uno de los mayores éxitos de Miguel Ríos, padre y abuelo del rock and roll en español, cerró este domingo la inauguración de la Conferencia.

El vídeo, en el que participan conocidos artistas, deportistas y actores, entre otros, fue producido en la primavera de este año por una ONG cultural y apolítica española, la Asociación Carbonería Cultural del Siglo XXI, creada para ofrecer apoyo a los sectores musical, deportivo y turístico españoles, que se ven —como en todas partes— fuertemente afectados por las restricciones de la pandemia de Covid-19, informó el Parlamento Europeo en un comunicado.

Alejandro Sanz, Andrés Calamaro, David Bisbal, Juanes, Antonio Orozco, Pablo Alborán, Rozalén, Rosario, Dulce Pontes, India Martínez, Malú o Laura Pausini son algunos de los que ponen su voz a la nueva versión de Miguel Ríos, quien abre el vídeo con la famosa frase: "Escucha hermano la canción de la alegría..."

A sus casi 77 años, el primer roquero en España en recibir la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Granada suma así a su más de medio siglo de carrera el honor de poner broche final con su música a la ceremonia con la que los dirigentes europeos han inaugurado oficialmente la CoFE, una invitación a los ciudadanos a contribuir con sus ideas para reformular las políticas europeas.

El himno de la alegría de Ríos, que ha cumplido 52 años, fue uno de los grandes primeros éxitos del cantante granadino.

En realidad, era una adaptación con arreglos del argentino Waldo de los Ríos a partir del cuarto movimiento de la novena sinfonía de Ludwig van Beethoven, pero tan personal y bien traída en tiempos del rock sinfónico que, en su versión en inglés (A song of joy), llegó a vender más de 7 millones de copias en todo el mundo a principios de la década de los años 70.

Tal fue su calado que en 1972, esta vez con el arreglo de Herbert Von Karajan, aquella original Oda a la Alegría escrita por Friedrich Schiller en 1785 y a la que Beethoven puso melodía en 1823 se convirtió en el himno oficial del Consejo de Europa.

En 1985, fue adoptado por los dirigentes de la UE como himno oficial de la Unión Europea, pero no tiene letra, solo música, como expresión de los ideales europeos de libertad, paz y solidaridad.

"Creemos firmemente que nuestro futuro está en una Europa democrática y soberana. Y el momento de construirlo es ahora: ahora o nunca. No desperdiciemos esta oportunidad"

Europeista, Miguel Ríos integra, además, la lista de más de doscientas personalidades europeas, entre dirigentes políticos, intelectuales, artistas, académicos y periodistas, que han lanzado un llamamiento a no desperdiciar la oportunidad que abre la CoFE para construir una "Unión política fuerte, legítima y debidamente financiada que pueda abordar los grandes desafíos transnacionales de nuestro tiempo".

"Creemos firmemente que nuestro futuro está en una Europa democrática y soberana. Y el momento de construirlo es ahora: ahora o nunca. No desperdiciemos esta oportunidad", subrayan los firmantes en el manifiesto publicado este fin de semana y promovido por la Unión de Federalistas Europeos (UFE) y el Grupo Spinelli de eurodiputados federalistas en el Parlamento Europeo.

Pero la adaptación de la novena sinfonía de Beethoven por Miguel Ríos no fue la única aportación musical en una ceremonia en la que también se escucharon composiciones del austríaco Joseph Haydn y del francés Jules Massenet.

El grupo Karski Quartet, que toma su nombre de Jan Karski, una figura de la resistencia polaca durante la Segunda Guerra Mundial, interpretó Allegro con spirito, la apertura del primero de los seis cuartetos de cuerda Opus 76 que Haydn, mentor de Bethoven, compuso para el conde húngaro Joseph Georg von Erdody.

Por su parte, el violinista francés Renaud Capuçon interpretó La meditación de Thaïs, una pieza de la ópera Thaïs de Jules Massenet, inspirada en la novela homónima de Anatole France.

Su solo de violín sirvió de transición entre el discurso del primer ministro portugués, Antònio Costa, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea e instó a dar "un futuro" a las próximas generaciones, y del que pronunció la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y que cerró con un "Viva Europa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento