Entrevista | Mónica García: "Hay que acabar con la injusticia de los regalos fiscales en Madrid"

La candidata de Más Madrid, Mónica García.
La candidata de Más Madrid, Mónica García.
Jorge París
La candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica García, responde a varias preguntas de 20minutos relacionadas con la historia y los lugares que más le gustan de la ciudad en la que vive.
Wochit

Apenas unas horas después del primer debate de la campaña, la candidata de Más Madrid para el 4-M, Mónica García, recibe a 20minutos en la céntrica sede desde la que el partido está gestionando la campaña. "Hay una mayoría social que no quiere dar oxígeno ni a la ultraderecha ni a la corrupción", considera García, que confía en que la izquierda gobierne tras el 4-M.

El lema de su campaña es "por lo que de verdad importa". ¿Qué es lo que de verdad importa para ustedes?

Lo que de verdad importa son los problemas cotidianos, los problemas de andar por casa. El alquiler, las escuelas infantiles, la emancipación de los jóvenes, el acceso a los servicios de salud mental, llamar a tu centro de salud y que no te den cita hasta dentro de 15 días...

Y sin embargo, en plena pandemia, en Madrid el debate sobre las elecciones gira en torno a la "libertad". ¿Ha hecho algo mal la oposición?

Yo creo que la señora Ayuso ha intentado llevar el debate ahí, pero al final lo que hablamos en las familias, en la calle o en nuestros trabajos no es eso. Tergiversar las expectativas y los anhelos de los madrileños no es una buena línea política. La pandemia nos ha enseñado muchas cosas, y Ayuso y el PP no han aprendido ninguna.

La señora Ayuso está haciendo bandera de la hostelería y el señor Gabilondo, del PSOE, dijo hace unos días que él tampoco habría cerrado bares y restaurantes. ¿Qué cree usted que habría que hacer?

Convertirte en el adalid de la hostelería cuando no has dado ni un solo euro de ayudas es bastante cínico. Lo que Ayuso ha hecho con la hostelería es dejarla en el desierto sin agua, y atribuirse el mérito de los hosteleros que han podido llegar al final de ese desierto. Siempre hemos apostado por sacar la hostelería a la calle, ocupar espacio público, y a la vez asegurar que el interior de los locales sea todo lo seguro que pueda ser, sabiendo que los interiores son los lugares donde hay más riesgo. Pero hay que compaginar las restricciones con la evolución de la pandemia.

Pero si Más Madrid llega al Gobierno, ¿qué puede esperar un hostelero?

Lo primero, puede esperar ayudas. Lo segundo, respeto, no vamos a utilizar a ningún sector para ponerlo como paraguas del abandono de las políticas. Y tercero, vamos a garantizar condiciones de seguridad. En interiores hemos planteado control de los aforos, un semáforo para regular restricciones según la incidencia acumulada o el registro dentro de los locales para saber si ha habido brotes.

Tras 25 años de gobiernos del PP, ¿cuáles tienen que ser las prioridades de un Ejecutivo que va a durar apenas dos años?

En una legislatura tan corta necesitamos rescatar a todos los madrileños que se han quedado fuera. Nosotros proponemos el plan Reanima Madrid, con ayudas a trabajadores en ERTE, formación para gente que se ha quedado en paro o incremento del ingreso mínimo vital, porque es imposible que ninguna comunidad se desarrolle con el nivel de desigualdad con el que partíamos. Y, en segundo lugar, tenemos que aprovechar los fondos europeos, y pensar si esos fondos van a servir para la política del PP de pelotazo inmobiliario, descapitalización de los servicios públicos… o si los vamos a aprovechar para ser la lanzadera del futuro, renovar el modelo productivo o para la transición ecológica.

Para todo eso hace falta dinero. ¿Hay que subir impuestos?

Madrid ganaría si tuviéramos un Gobierno que respetara los impuestos de sus ciudadanos. La señora Ayuso es la única que habla de impuestos confiscatorios, supongo que porque cree el ladrón que todos son de su condición. En Madrid hay que acabar con la injusticia de dar regalos fiscales: en los últimos 15 años hemos dejado de recaudar 45.000 millones que hemos dejado de dar en servicios al 99% de los madrileños que sí han pagado impuestos. Y esas rebajas fiscales que el PP propone siempre afectan a un porcentaje de la población con un patrimonio que seguro que ni usted ni yo hemos conocido a alguien que lo tenga. Hay que regular este desfase fiscal.

La candidata de Más Madrid, Mónica García, durante la entrevista.
La candidata de Más Madrid, Mónica García, durante la entrevista.
Jorge París

¿Y hay que tocar la parte autonómica del IRPF?

No tenemos que plantearnos solamente si hay que tocar el IRPF, sino a quién. ¿A los que ya estamos pagando un porcentaje más alto dentro de nuestro salario, o a quienes tienen unos ingresos de millones? Si estamos hablando de la gente común, del 90% de la sociedad, no hay que subir el IRPF, pero hay que devolverles su esfuerzo en servicios. Por eso digo que los impuestos no hay que robarlos ni despilfarrarlos, porque una parte del desfalco fiscal en la Comunidad de Madrid se refleja en que el ciudadano que paga sus impuestos llama a su centro de salud y le dan cita para dentro de 15 días.

¿Hace la Comunidad de Madrid 'dumping' fiscal al resto?

Es una realidad, hasta la Agencia Tributaria ha tenido que decir que hay personas que se habían empadronado falsamente en la Comunidad de Madrid, al estilo Toni Cantó [sonríe]. Estamos apadrinando millonarios cuando lo que tendríamos que apadrinar es a los madrileños.

Usted ha sido muy crítica con el hospital Isabel Zendal. ¿Qué hay que hacer con él?

Hemos visto cómo se ha desviado dinero hacia un lugar que no necesitábamos, y yo he visto cómo se desviaba a mis compañeros [sanitarios] para cubrir el espacio propagandístico de Ayuso. Ahora bien: una vez está hecho, con una nueva inversión se pueden hacer cosas, la más importante, crear un laboratorio de innovación, investigación y participación ciudadana. También podría aprovecharse para camas de media y larga estancia, de las que la comunidad tiene muy pocas y todas fuera de la capital. Y se podría ampliar la capacidad de nuestros laboratorios y pruebas diagnósticas después de estos años de privatización.

¿Cuál sería su prioridad a nivel sanitario?

Poner en orden la vacunación y hacer que sea lo que realmente es, una prioridad política, económica y sanitaria de primer orden. Y empezar a reconstruir nuestro sistema sanitario, empezando por la atención primaria y la salud mental.

¿Qué cree que hay que cambiar en el plan de vacunación?

El principal problema de la vacunación en Madrid es que no ha sido pensada por el Gobierno de Ayuso como una estrategia de protección de la salud, sino como una estrategia de propaganda. Son las vacunas las que tienen que ir a los ciudadanos, y no al revés. Yo siempre pongo el ejemplo de la gripe: hemos vacunado a 1,5 millones de madrileños en un lapso de ocho semanas sin ninguna alharaca, sin ninguna complicación y en sus centros de salud.

¿La Comunidad de Madrid debe reasumir los servicios privatizados en la Sanidad?

Hay una parte de la privatización sanitaria que la hemos tenido hasta que llevar a la Fiscalía, porque ahí hay irregularidades de todos los colores. Obviamente, todo ese dinero que debería estar destinado a la salud y que está destinado a que se lo lleve un fondo buitre hay que revertirlo.

¿Acabaría con los hospitales públicos de gestión privada?

El problema de ese modelo es que nos sale más caro, porque una parte del dinero destinado a la salud tienen que dar rendimientos a unos accionistas. Y eso tiene que acabar, porque es injusto, inmoral, y necesitamos cada euro de nuestros impuestos para la salud. Por eso planteamos revisar los contratos, y estoy convencida de que, cuando se eliminen las trampas, el negocio no va a ser tan jugoso.

"Ayuso ha pensado la vacunación como una estrategia de propaganda"

¿Es partidaria de poner límite al precio del alquiler?

Claramente, sí. Es un problema de primer orden, sobre todo para la juventud, porque para emanciparse un joven tiene que destinar entre el 80% y el 100% de su sueldo a pagar un alquiler. Tenemos que regular los precios, tenemos que ayudar a los inquilinos y no a los propietarios, regular los pisos turísticos y sacar al mercado las viviendas vacías, y volver a construir vivienda social.

No comparten entonces la propuesta del PSOE de dar incentivos fiscales a propietarios.

Es que ese es un tratamiento para un diagnóstico diferente. Si el diagnóstico es que los inquilinos tenemos problemas para acceder a la vivienda y el tratamiento es ayudar los propietarios, obviamente has errado en el tratamiento.

¿Se plantean expropiar el uso de las viviendas vacías para sacarlas al mercado?

Planteamos ofrecer a aquellos pequeños propietarios que tengan vivienda vacía la rehabilitación a cambio de su uso. Además del beneficio ecológico y de salud, a cambio se va a intentar que aflore toda la vivienda vacía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento