Entrevista | “Lo que es un problema con las vacunas es la retransmisión minuto a minuto de cada caso”

  • El doctor Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología, responde a 20minutos.
  • “Los ciudadanos tienen motivos para estar atentos y alerta, no preocupados”, afirma.
  • “Desde el principio dije que los 33 millones de vacunados serían para Navidad y lo sigo pensando”, sostiene.
El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos.
El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos.
Sociedad Española de Inmunología

Dentro de unos días empieza la Semana Mundial de la Inmunología (del 24 al 30 de abril), que se celebra este año en pleno proceso de vacunación contra la Covid y, también, en medio de las reticencias que han generado entre la población los escasos y raros episodios de trombos que se han asociado al suero de AstraZeneca y cuya relación con Jannsen está investigando la Agencia Europea del Medicamento.

En medio de esta vacunación masiva, de problemas sobrevenidos y de decisiones de urgencia, el presidente de la Sociedad Española de Inmunología y jefe de servicio de inmunología en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), Marcos López Hoyos, se une a las voces que recalcan que los trombos son mínimos, y no solo en relación con los millones de personas que se han vacunado en los últimos tres meses en la mayor campaña de vacunación de la Historia, sino también en relación al beneficio que supone tener vacunas para erradicar la Covid.

A pesar de ello, avisa de que las vacunas no han frenado una cuarta ola que se deja ver en todas las comunidades y que está afectando en sus estadios más graves a personas de entre 50 a 80 años. Sobre el objetivo del Gobierno de alcanzar la inmunidad de grupo a final de verano mantiene sus dudas y aplaza este umbral para la Navidad. "Ójala me equivoque", dice. 

 ¿Qué han hecho las vacunas por nosotros?

Han erradicado enfermedades infecciosas de la faz de la tierra, han reducido miles de millones de muertes, han evitado millones de muertes en la Historia y a día de hoy siguen evitándolas. Las vacunas están consiguiendo otro efecto del que la población no se da cuenta: evitar el cáncer. Muchos tumores son de causa infecciosa y vacunando a la población somos capaces de evitar infecciones virales que producen, al final, cáncer.

Eso sí que es un efecto secundario

Está demostrado, se ha reducido la incidencia de ciertos cánceres. Por ejemplo, contra el virus del papiloma, en las chicas y también en los hombres, para evitar el cáncer genital, de cuello de útero, de cérvix...

Fue un éxito tener varias vacunas contra la Covid en menos de un año. ¿Los trombos que se están asociando ahora a AstraZeneca o Janssen pueden verse como un fracaso?

En ningún caso suponen un fracaso, supone un evento que exige de un procedimiento preventivo, como es la administración de una vacuna que induce una respuesta inmunitaria. Y pueden ocurrir este tipo de cosas. Pero en caso de que ocurra, es tan mínimo el porcentaje y son tan altos los beneficios respecto a ese posible efecto, que no hay comparación. Sigue siendo un hecho histórico, relevante y un éxito.

¿Los ciudadanos deben estar preocupados por estos efectos secundarios?

Tienen motivos para estar atentos y alerta, nada más. Sabemos que se puede producir una situación que tenemos que controlar. Pero vacunarse erradica la Covid y la Covid también produce trombosis

¿Estos efectos secundarios son muy distintos a los que puedan tener otras vacunas?

La verdad es que no se habían descrito. Había un fenómeno muy semejante que también es preventivo, la anticoagulación con heparina intrevenosa, que también en casos muy, muy raros se cubre con fenómeno de trombosis, con un mecanismo que parece ser semejante al que se está investigando y que guardaría relación.

¿Influye en algo a la alarma en torno a las vacunas que estemos atentos a la reacción de hasta el último vacunado?

La vigilancia en las vacunas se ha hecho siempre y se sigue haciendo, lo que es una buena noticia. Significa que estamos vigilando, que estamos atentos y que lo analizamos. Lo que es un problema es la retransmisión minuto a minuto de cada caso, de casos aislados que muchas veces no están bien documentados. Y muchas veces no podemos identificar todo como trombosis, porque las que nos preocupan son las lesiones cavernosas o las intestinales, que van asociadas con trombopenia, porque el mecanismo es ese. Es un mecanismo concreto y trombosis de otras cosas hay miles, y a veces se asocian algunas al momento. Como esta semana, cuando se dijo que había fallecido un profesor en Toledo, y como había recibido la vacuna, ya tenemos el problema. Es el mismo caso de la primera abuela que se vacunó con Pfizer: el problema que tiene esa señora es que tiene noventa y tantos años, y podía morirse unas semana después de vacunarse por otro motivo, pero como se había vacunado se iba a asociar a la vacuna. Ese tipo de cosas son importantes ,y hay que tener en cuenta que nunca en la Historia se habían desarrollado tantas vacunas en tan poco tiempo pero sobre todo no se había puesto tantos millones de dosis en tan poco tiempo.

“Nunca en la Historia se habían desarrollado tantas vacunas en tan poco tiempo pero sobre todo no se había puesto tantos millones de dosis en tan poco tiempo”

¿En en el proceso de producción de las vacunas puede haber algún problema?

En la rapidez, no, porque se ha hecho con medidas de seguridad. Lo que pasa es que los eventos que están ocurriendo en este plazo es porque se han vacunado millones de personas en tres meses en el mundo. Hay que ponerlos en relación. Habitualmente no se vacunan estas cantidades de millones de gente en tan poco plazo de tiempo.

¿Debemos concluir que las vacunas de ARN-mensajero (Pfizer y Moderna) son mejores que las clásicas, de adenovirus (AstraZéneca y Janssen)?

No lo sabemos todavía. En cuanto la seguridad, a día de hoy parece que las vacunas de adenovirus podrían producir ese efecto adverso, pero es mínimo.

Los trombos se han identificado particularmente en mujeres y menores de 55-60 años. ¿Son más proclives?

La hipótesis que se baraja es que se están produciendo autoanticuerpos, que actúan contra algo propio, en este caso las plaquetas. Y esta es la base de las enfermedades autoinmunes, que siempre mayoritarmente afectan a mujeres y mujeres jóvenes. Son factores genéticos y hormonales, y por eso se piensa que es posible que en las mujeres más jóvenes haya mayor predisposición de tener este fenómeno si se produce.

¿Cuándo sabremos cuánto dura la inmunidad que proporcionan estas vacunas?

Se irá conocimiento conforme pase el tiempo. Dados los datos que tenemos de las distintos estudios que estamos haciendo, pensamos que alrededor de un año o algo más.

¿El año que viene tendremos que volver a vacunarnos?

No, igual no. Vamos a ir definiendo. Puedo decirte que con la vacuna de Moderna los anticuerpos perduran hasta 6 meses y con los efectos naturales duran más de 8 meses. Tenemos que definir cómo queda el virus a nivel pandémico y habrá que pensar en qué situaciones concretas vamos a vacunar el año que viene

“Es probable que el año que viene solo haya que vacunar a la población mayor o con enfermedades asociadas”

¿Quizá solo a parte de la población?

Si, por enfermedades asociadas, con comorbilidades, por edad, por género... Tenemos que definirlo con el paso del tiempo.

La semana pasada, se decidió dejar de administrar AstraZeneca a los menores de 60 y se ha frenado la vacunación a personas de entre 70 y 79 años a la espera de saber qué dicen la EMA de la vacuna de Janssen. ¿Estas decisiones están teniendo en cuenta a los expertos y sanitarios?

La de la semana pasada [relativa a AstraZeneca] yo creo que no tuvo razones científicas, porque la EMA no contraindicó la vacuna a menores de 60 años. Somos más partidarios de que la población esté bien informada, de los pros y contras. Creemos que la vacunación tiene muchos más pros que contras. Hay que informar de los riesgos, del cuidado que hay que tener a la hora de vigilar y dar la posibilidad de que se vacune o no, pero no negar. No hay criterio científico para contraindicar la adminstación de esta vacuna a gente menor de 60 años.

¿Le gustaría que los políticos escucharan más a los expertos, sanitarios y sociedades científicas?

Nos escuchan, pero a veces esos principios no quedan y son otro tipo de criterios que los que nos hubieran gustado

A principios de marzo dijo que esta cuarta ola iba a afectar más a los jóvenes, ¿está siendo así?

Tenemos una población que esta ingresando de entre 50 y 80 años, que es una franja importante y es relevante, porque esta gente también ingresa, va a la UCI y es muy peligroso

¿La vacunación ha llegado a tiempo de amortiguar la cuarta ola como esperaba el Gobierno?

No, la cuarta ola se está viendo en la incidencia que ocurre por Semana Santa, está subiendo. El problema con San José no fue tan claro, subió un poquitín, iba mas lento. San José afectó a siete comunidades y Semana Santa, a todo el país.

¿Cree que es posible final de agosto con 33 millones de personas vacunadas?

Yo desde el principio siempre he dicho que para Navidade, ójala me equivoque, y sigo diciéndolo. También dije que íbamos a tener temas de seguridad [de las vacunas], de producción, de logística que van a suponer que habrá paradas y es difícil llegar a agosto con toda esa gente vacunada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento