"¡Están jugando con nosotros!": enfado de citados en Castilla y León tras sufrir in situ el parón a su dosis de AstraZeneca

Venían con el brazo preparado pero al bajarse del autobús o al aparcar la moto, adiós a sus ilusiones. Vacunación suspendida. Así que la confusión entre las mil quinientas personas que en este vacunodromo de Valladolid tenían previsto el pinchazo, es evidente. Y el enfado y el hartazgo mayúsculo. La suspensión no se les ha comunicado previamente.ni mensaje al móvil, ni nada, unos carteles en la puerta y la imagen de los sanitarios marchándose. Así que con la vacuna casi puesta, las dudas ahora aumentan. En las próximas horas habrá un nuevo comunicado y las 65000 personas que tenían previsto vacunarse aquí tendrán que esperar.
Cartel que anunciaba la suspensión de la vacunación con AstraZeneca.
Agencia Atlas
Venían con el brazo preparado pero al bajarse del autobús o al aparcar la moto, adiós a sus ilusiones. Vacunación suspendida. Así que la confusión entre las mil quinientas personas que en este vacunodromo de Valladolid tenían previsto el pinchazo, es evidente. Y el enfado y el hartazgo mayúsculo. La suspensión no se les ha comunicado previamente.ni mensaje al móvil, ni nada, unos carteles en la puerta y la imagen de los sanitarios marchándose. Así que con la vacuna casi puesta, las dudas ahora aumentan. En las próximas horas habrá un nuevo comunicado y las 65000 personas que tenían previsto vacunarse aquí tendrán que esperar.

Miles de ciudadanos de Castilla y León se han visto afectados este miércoles por la suspensión cautelar de la vacunación con AstraZeneca que ha ordenado la Consejería de Sanidad, lo que ha derivado en quejas y reproches ante el personal sanitario, por desplazamientos realizados hasta los diferentes puntos de vacunación y la falta de información.

Unas 2.400 personas estaba previsto que hoy fueran vacunadas en el Centro Cultural Miguel Delibes de la capital vallisoletana, en concreto personas nacidas entre julio y septiembre de 1956 en el turno de mañana y entre enero y marzo de 1957 en el turno de tarde, lo que ha generado confusión y quejas entre los asistentes a primera hora, cuando se ha conocido la medida, comunicada con la colocación de varios carteles en las puertas.

"Yo no sé ni cuando ni cómo ni nadie me avisa", dice una de las citadas hoy en el recinto de vacunación de Valladolid. "Avisa antes y la gente no se desplaza", añade otra mujer que se encontró con el cartel de cancelación.

"Al final lo que provoca es una ansiedad en la población", comenta un ciudadano vallisoletano que se mostraba inquieto ante los continuos parones de la vacunación con AstraZeneca. "Yo desde luego para ponerme AstraZeneca conmigo que no cuenten", llega a espetar una mujer.

El aviso de la Consejería para suspender la vacunación ha llegado tarde para algunos de los convocados, como ha sido el caso de León y Ávila, ya que algunas de las dosis ya habían sido inoculadas a primera hora de la mañana, justo antes de la notificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento