La escalofriante historia del 'núcleo del demonio' y los científicos que se convirtieron en sus víctimas

  • Los hechos ocurrieron tras la rendición de Japón en la II Guerra Mundial.
Una recreación del incidente del año 1946.
Una recreación del incidente del año 1946.
Los Alamos National Laboratory

Las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki fueron las primeras y únicas utilizadas en una guerra. Sin embargo, si Japón no hubiese declarado su rendición en la II Guerra Mundial el 15 de agosto de 1945, una tercera bomba atómica que científicos estadounidenses desarrollaban en secreto pudo haber agrandado todavía más la masacre.

En aquel momento, un equipo de científicos trabajaba en el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Nuevo México, EE UU) con una esfera de 6,2 kg de plutonio y galio refinados. Tras la rendición de Japón, se decidió que el dispositivo permaneciese en esas instalaciones para realizar más pruebas con él. Sin embargo, fue durante estas pruebas cuando esa bomba nuclear recibió el sobrenombre de 'núcleo del demonio'.

Tal y como recoge un artículo publicado en Science Alert, el primer incidente con la bomba tuvo lugar menos una semana después de la rendición de Japón.

Los científicos que trabajaban en este proyecto conocían los riesgos a los que se enfrentaban al realizar con esta bomba una serie de experimentos de criticidad para medir el umbral en el que el plutonio se volvería supercrítico, el punto en el que una reacción nuclear en cadena conduciría a una explosión de radiación mortal.

El físico Harry Daghlian fue la primera víctima de estos experimentos. El científico cometió el error acudir al laboratorio y trabajar solo, violando así los protocolos de seguridad. 

Los hechos ocurrieron durante la noche del 21 de agosto de 1945, cuando Daghlian recibió una dosis letal de radiación ionizante procedente del núcleo de plutonio. Tras pasar varias semanas de náuseas y dolor, finalmente cayó en coma. Murió 25 días después del incidente. Aquel día solo se encontraba en las instalaciones un guardia de seguridad, que también recibió una dosis de radiación, pero no letal.

Los cambios realizados al revisar los procedimientos de seguridad después de este incidente mortal no fueron suficientes para evitar un suceso similar al año siguiente.

El físico canadiense Louis Slotin, uno de los compañeros de Daghlian, se encontraba el 21 de mayo de 1946 realizando un experimento de criticidad parecido al que acabó con la vida de su colega. La demostración consistía en colocar dos semiesferas de berilio sobre el mismo núcleo de plutonio que había matado a Daghlian con el objetivo de generar una reacción de fisión.

Slotin se aseguró de que la cúpula nunca cubriera completamente el núcleo utilizando un destornillador con el que mantenía un pequeño espacio que actuaba como una válvula crucial que permitía que se escapasen suficientes neutrones.

De repente, el destornillador resbaló y la cúpula cayó, con lo que las dos semiesferas cubrieron completamente el núcleo, que alcanzó el nivel supercrítico. Así explicó posteriormente el suceso el científico Raemer Schreiber, que estaba presente en aquella sala cuando ocurrió el incidente.

"El destello azul era claramente visible en la habitación (...). La duración total del destello no pudo haber sido más de unas pocas décimas de segundo. Slotin reaccionó muy rápidamente al quitar la pieza de manipulación", escribió Schreiber en un informe.

De las ocho personas que se encontraban en aquel momento en la sala y fueron expuestos a la radiación, solo Slotin recibió una dosis letal. Después de ser hospitalizado con náuseas y vómitos, poco después empezó a perder peso y a experimentar dolor abdominal y confusión mental. Falleció nueve días después del accidente.

A partir de ese momento, el núcleo de plutonio fue bautizado como el 'núcleo del demonio'. Los dos accidentes mortales provocaron que se archivasen los planes para que fuese detonado en la Operación Crossroads, dos pruebas con bombas atómicas realizadas por EE UU en el atolón Bikini en el verano de 1946. En su lugar, el plutonio se fundió y se reintegró en el arsenal nuclear de EE UU para ser refundido en otros núcleos según fuera necesario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento