Los homínidos de hace 450.000 años superaron su 'cambio climático' gracias a una revolución tecnológica

  • Los cambios de clima en aquel periodo condicionaron la ocupación de determinados territorios
  • El equipo ha realizado un amplio estudio del clima de hace entre dos millones y 150.000 años
Hombre de Cromañón.
Hombre de Cromañón.
PARQUE DE LA PREHISTORIA

Un estudio de la Universidad de Granada y de la Universitat Rovira i Virgili ha demostrado que los avances tecnológicos de hace 450.000 años, como el uso de cuevas o lanzas, ayudaron a los homínidos a superar unas condiciones climáticas marcadas por la aridez y el frío y a subsistir de manera más eficaz.

Los cambios de clima, con la alternancia de periodos glaciares, fríos y secos, e interglaciares, templados y húmedos, han condicionado la ocupación de determinados territorios y han marcado la supervivencia del ser humano.

Desde hace 450.000 años, la presencia del ser humano en la península ibérica deja huella con ocupaciones generalizadas y yacimientos tan emblemáticos como Ambrona (Soria) o Cuesta de la Bajada (Teruel).

Esta presencia responde al uso de las piedras como herramientas y a estrategias de recolección y de caza más complejas como los eventos de caza comunal de bisontes de Atapuerca o las primeras lanzas de madera en yacimientos como el de Schöningen (Alemania).

Así, la investigación ha explicado que desde ese momento se registra un mayor uso de cuevas y una presencia cada vez más constante de evidencias de fuego, entre otros cambios.

El equipo ha realizado un amplio estudio del clima hace entre dos millones y 150.000 años, para lo que ha usado restos de anfibios y reptiles hallados en los yacimientos de Atapuerca y de Orce.

A partir de estos datos, los científicos han creado un modelo ecológico ibérico que han trasladado al resto del continente europeo, y que utiliza dos enclaves fundamentales para entender la evolución humana, los de Orce (Granada) y Atapuerca (Burgos).

La colaboración y la integración de resultados de estos lugares emblemáticos han hecho posible la creación de un modelo a escala europea, antes y después de hace 450.000 años.

Según sus datos, de los que ha informado la Universidad de Granada en un comunicado, el hábitat preferencial para los primeros europeos (1,4 millones - 450.000 años) era más cálido, más lluvioso y más boscoso que el actual.

"Orce era relativamente seco y cálido respecto a Atapuerca que presentaba condiciones más lluviosas y templadas", ha explicado el investigador de la Universidad de Granada Juan Manuel Jiménez-Arenas, que añade que ese periodo se caracterizaba por una débil presencia humana.

Los resultados del estudio muestran que buena parte de la costa atlántica fue muy favorable para vivir antes de esos 450.000 años, pero, después de esa fecha, el espacio potencialmente habitado por los humanos se amplió significativamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento