Así es el 'pasaporte Covid': ¿permitirá viajar en verano? ¿es gratuito? ¿registrará las PCR?

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
EFE
Imagen de archivo de un vial de la vacuna de AstraZeneca.
KAI FORSTERLING / EFE

El ansiado pasaporte de vacunación europeo será una realidad a partir del mes de junio, según ha avanzado este jueves el Ministerio de Sanidad. El certificado digital verde, nombre oficial elegido por la Unión Europea, será interoperable, se expedirá de forma gratuita, en inglés y en el idioma oficial del país y no podrá tener un uso que discrimine a aquellas personas que no se hayan inoculado aún ninguna de las vacunas, ya sea por haberla rechazado o por no haber sido llamado a vacunarse todavía. Estos fueron los principales puntos del reglamento de funcionamiento que la Comisión Europea aprobó hace semanas. El objetivo principal, como aseguró la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen, servirá para que los Estados miembros puedan "restituir la libertad de movimientos de forma fiable". Cabe destacar, además, que será una medida temporal y se suspenderá una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare el fin de la pandemia.

Eso sí, que esta propuesta legislativa deberán aplicarla luego todos los Estados miembros, que tendrán capacidad para modificar los usos. Eso sí, las líneas generales que marca hoy Europa parecen asumibles para todos. Sobre todo, porque la propuesta sortea uno de los principales escollos, pues no supone una discriminación para aquellos que todavía no se hayan inoculado alguna de las vacunas. Este era el miedo de países como Francia o Alemania, que podían suponer una piedra en el camino para un proyecto que los países del sur ven clave para recuperar la actividad económica y el turismo. "Nuestro objetivo fundamental es ofrecer una herramienta fácil de utilizar, no discriminatoria y segura que respete plenamente la protección de datos", ha añadido la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová.

En este sentido, la Comisión aseguró, en un borrador al que ha tenido acceso 20Minutos, que el pasaporte servirá para dar más facilidades a los vacunados, aunque se expedirá para todos gratuitamente ya que no solo registrará esa vacuna, sino también si se ha pasado la enfermedad y se cuenta con anticuerpos y las PCR realizadas. Serán, pues, tres certificados en uno: "Certificados de vacunación, certificados de pruebas (PCR o de antígenos) y certificados para personas que se hayan recuperado de la Covid-19".

Aunque el nombre oficial dice que será digital, también se podrá expedir en papel, pues se valdrá de un código QR que permita su fácil verificación, dificultando su falsificación, otro temor de la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen. Es más, cuando lo presentó a comienzos del mes de marzo, ya alertó de que sería una herramienta para que "la gente vacunada contra la Covid podrá demostrar su inmunización con una fórmula a prueba de falsificaciones".

Eso sí, que no sea discriminatorio con los no vacunados no quiere decir que no se vaya a diferenciar entre vacunas. El pasaporte se expedirá para todas aquellas personas que se hayan vacunado, pero dará ventajas o no según la farmacéutica, pues se primará que la vacuna inyectada sea alguna de las autorizadas por la Agencia Europeo del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Esto se traducirá en que los países que otorguen libertad de movimiento a alguien que se ha inoculado el vial de Pfizer, Moderna o AstraZeneca deberán darle la misma libertad a un ciudadano europeo que haya recibido alguna dosis. Sin embargo, en caso de las vacunas rusa o china, dependerá de cada Estado. 

"Cuando los Estados miembros acepten la acreditación de vacunación para eximir de determinadas restricciones de salud pública, estarán obligados a aceptar, bajo las mismas condiciones, certificados de vacunación expedidos con arreglo al sistema de certificado digital verde. Esta obligación se limitará a las vacunas que hayan recibido la autorización de comercialización de la UE, pero los Estados miembros podrán decidir aceptar, además, otras vacunas", reza el documento de prensa distribuido por la Comisión.

Para la eurodiputada de Ciudadanos, Soraya Rodríguez, la propuesta "es una herramienta no sólo para reabrir Europa, sino para contribuir a la salud de todos los ciudadanos europeos". Además, asegura que es "un paso adelante más allá de esta crisis" porque "desarrollar una herramienta así nos permitirá avanzar", opina, "hacia una verdadera cartilla de vacunación europea que contemple todas las vacunas, que aumente los flujos de información sanitaria entre estados miembros y que pueda contribuir a la propagación de pandemias futuras".

En palabras del eurodiputado del PSOE, Nicolás González, el pasaporte permitirá recuperar "los viajes, el turismo y la libertad de movimientos", que "son señas de nuestra identidad". En este sentido, recuerda González que el certificado "propone alternativas para toda la ciudadanía que quiera viajar por Europa". "No es un simple pasaporte vacunal, sino que propone alternativas como las PCR o la inmunización por haber sufrido la enfermedad tienen que ser consideradas para evitar cuarentenas, lo cual es necesario dado que en los próximos meses habrá quien no haya tenido la oportunidad de recibir aún la vacuna", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento