Nacho Álvarez: "A Economía le cuesta entender que medidas como las ayudas a las pymes tienen que negociarse con UP"

  • "Creo que 5.000 millones para ayudas directas ya es una cifra importante que va más allá de las propuestas que inicialmente se plantearon", sostiene Álvarez.
  • El secretario de Estado se queja de que la vicepresidenta Nadia Calviño ha ido por libre: "Hubiera sido deseable más información [desde Economía], desde luego".
El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en su despacho.
El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en su despacho.
Jorge París | Jorge Paris

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, lleva desde la semana pasada enfrascado en la negociación de un decreto clave: el de ayudas a pymes y autónomos por valor de 11.000 millones de euros. El texto tenía que haberse aprobado el martes, pero las discrepancias con el Ministerio de Economía provocaron que finalmente vaya a ser este viernes cuando el Gobierno le dé luz verde. Álvarez recibe a 20minutos en su despacho del Ministerio a apenas unas horas de que se apruebe ese decreto y con la incertidumbre de cuál será la distribución final de ese fondo: Unidas Podemos exige que la mayor parte de las ayudas sean directas para las empresas, mientras Economía prefiere priorizar las reestructuraciones de deuda y las recapitalizaciones.

Este martes, la ministra portavoz aseguró que solo quedan cuestiones “técnicas” por solucionar para aprobar el decreto de ayudas a pymes y autónomos y desmintió que hubiera diferencias en el Gobierno. ¿Lo comparte?

Debería ser la ministra portavoz la que aclare a qué se refería, pero este es un decreto en el que, efectivamente, hay cuestiones técnicas que son cruciales y han de resolverse. Por ejemplo, si las ayudas se van a dar a algunos sectores específicos o a todas aquellas empresas que cumplan con una caída de facturación importante, o si se ejecutarán desde la Administración General del Estado o desde las comunidades autónomas.

¿Hay entonces un acuerdo en la cuantía, de los 11.000 millones que tendrá en total el fondo, que tiene que destinarse a ayudas directas?

Lo relevante es que el viernes vamos a tener ayudas directas a empresas y vamos a ser capaces de recoger un consenso generalizado que existe en los medios económicos y en el tejido empresarial: que hace falta poner en marcha este instrumento para ayudar a la solvencia de las empresas, y que dentro de este instrumento la pata de ayudas directas ha de ser ambiciosa, la más relevante.

Pero ustedes piden que 8.000 de los 11.000 millones se destinen a ayudas directas, y Economía, según las últimas informaciones, solo ofrece 5.000. ¿Les parece suficiente?

Hemos pedido que esta pata del decreto tenga una cuantía muy importante porque pensamos que, de los tres instrumentos que se han puesto sobre la mesa, el prioritario debe ser el de ayudas directas a empresas. Y eso es así porque, si tiene una mayor potencia, las empresas se verán menos obligadas a utilizar los otros dos, las reestructuraciones de deuda y las recapitalizaciones. Lo importante ahora es que las empresas no tienen ingresos, y reestructurar deuda será una necesidad, pero más adelante.

Le insisto: ¿5.000 millones son suficientes para estas ayudas directas?

Hemos planteado que debían ser al menos 8.000 millones, pero en todo caso, creo que 5.000 millones ya es una cifra importante que va más allá de las propuestas que inicialmente se plantearon.

¿Y ustedes estarían satisfechos si no se alcanzasen esos 8.000 millones y el montante total se quedara en 5.000?

Creo que ya sería muy importante.

Se lo pregunto porque el FMI pidió hace unos días inyecciones de entre el 2% y el 3% del PIB en ayudas directas a las empresas. Incluso si los 11.000 millones que se han prometido fueran ayudas directas, que no va a ser el caso, la propuesta del Gobierno no supone más que el 1% del PIB español. 

Es un paquete ambicioso, y lo importante es que esté listo y ejecutado a la mayor brevedad posible. Pero es verdad que España sigue siendo un país donde hay margen, en comparación con otros socios europeos, para avanzar algo más si hiciera falta en apoyo a empresas y hogares.

Pero, ¿no cabe la posibilidad de que estos 11.000 millones se queden cortos y el debate sobre las ayudas a empresas resurja en unos meses?

Espero que dentro de unos meses la vacunación haya avanzado con la suficiente fuerza como para garantizar que la recuperación ya esté instalada y se hayan podido reabrir todos los sectores económicos.

¿Todos los ministros del PSOE coinciden con la posición de Economía?

No voy a ser yo quien hable por boca de otros ministerios socialistas. Pero me parece que el Ministerio de Economía ha tardado en entender que este era el momento de las ayudas directas, y me parece que también le cuesta entender que medidas tan importantes como estas, que se toman por parte de un Gobierno de coalición y que son decisiones colegiadas de los dos socios, tienen que ser discutidas y negociadas entre los dos socios del Gobierno.

¿No hay vías de comunicación abiertas con Economía sobre este tema?

La Vicepresidencia Segunda siempre está abierta a discutir y a debatir con todo el Gobierno.

"El Ministerio de Economía ha tardado en entender que este era el momento de las ayudas directas"

¿Y viceversa? ¿Economía les ha tenido informados de los pasos que daba para elaborar el decreto y de los cambios de los últimos días?

Hubiera sido deseable más información, desde luego.

¿Se ha trabajado conjuntamente entre Economía y ustedes para diseñar estas ayudas?

Hubiera sido deseable una mayor coordinación.

¿Qué posición está trasladando la Moncloa con respecto al decreto de ayudas? ¿Está más cerca de su posición o de la de Economía?

[Guarda unos momentos de silencio]. No tenemos, en este sentido, una posición concreta de Moncloa. Es Economía quien ha tomado la iniciativa, pero ha de ser finalmente un proyecto de todo el Gobierno, de los dos socios de coalición, y tiene que incorporar una ambición mayor que la que inicialmente se planteó para las ayudas directas.

¿Se ha planteado el Gobierno otro tipo de ayudas, como indemnizaciones a los negocios obligados a cerrar por las restricciones?

Además de las ayudas directas a empresas y de las reestructuraciones de la deuda del ICO, este decreto ya contempla recapitalizaciones directas a pymes. Es otra vía de ayuda que puede ser útil para garantizar la solvencia de las empresas.

Si finalmente el decreto no les parece satisfactorio, ¿se plantean presionar en el Congreso cuando tenga que ser convalidado con socios como ERC o EH Bildu, como han hecho en otras ocasiones?

Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente. Lo importante ahora es garantizar que el decreto está listo el viernes y que es un decreto en condiciones para servir al propósito que tiene: construir una pasarela para garantizar la solvencia de todas las empresas que ahora mismo están en una situación difícil.

¿Se va a ampliar la moratoria para evitar obligar a las empresas insolventes a solicitar concurso de acreedores?

El decreto actual caduca este fin de semana, el día 14, y el Gobierno se plantea renovar la moratoria porque se ha demostrado que era necesaria en un contexto de crisis económica tan importante. Las ayudas a empresas que se van a aprobar el viernes permitirán reconducir la situación patrimonial de las empresas, y van a permitirles recuperar la solvencia. Pero las empresas necesitan tiempo para hacer esto, y es lógico que extendamos la moratoria de concursos de acreedores para que las ayudas no lleguen tarde.

¿Existe ese mismo consenso dentro del Gobierno para extender el plazo para solicitar una moratoria hipotecaria a familias vulnerables, que caduca el 31 de marzo?

Todavía queda algo más de tiempo, pero estamos trabajando en poder extenderla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento