El Gobierno desaconseja manifestarse el 8-M y confía en que ninguno de sus miembros se desmarque acudiendo a alguna concentración

Vox investiga si las declaraciones machistas de su portavoz en Baza contravienen sus estatutos
Manifestación del 8M en Madrid. Archivo
EUROPA PRESS
Manifestación del 8M en Madrid.

A menos de una semana de que se celebre el Día Internacional de la Mujer, el Gobierno ha insistido este martes en que "no es momento de concentraciones masivas ni de manifestaciones" para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres. A pesar de que la Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado concentraciones de hasta 500 personas, el Ejecutivo ha insistido en desaconsejar actos que puedan aumentar los contagios de coronavirus y ha confiado que esta es la pauta que seguirán todos los miembros de la coalición, también los de Unidas Podemos, después de que en los días pasados este partido se mostrara dispuesto a salir a la calle.

"Mientras no tengamos suficiente inmunidad colectiva no podemos relajar las medidas ni dejar grietas para que el virus se cuele. Es muy importante seguir insistiendo a la ciudadanía que no podemos relajarnos ni es momento de concentraciones masivas ni de manifestaciones que no guarden la distancia de seguridad y no permitan disminuir los contagios", ha declarado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, al término del Consejo de Ministros, que este martes ha aprobado una declaración institucional con motivo del 8-M en el que ha hecho "firme su apoyo al movimiento feminista".

"De cara al 8-M, una fecha importantísima para toda la sociedad y para el Ejecutivo, el Gobierno quiere lanzar un mensaje contundente, que hay que celebrar y reivindicar con voz alta y clara pero sin poner en riesgo ni en duda la seguridad de nuestras compatriotas", ha recalcado.

Acusación injusta al 8-M

Hace casi un año, mujeres y también hombres llenaron las calles de las principales ciudades para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres y celebrar el Día Internacional de la Mujer, seis días antes de que el Gobierno decretara el primer estado de alarma y el confinamiento domiciliario para tratar de frenar la expansión del coronavirus.

Doce meses después, Montero ha reprochado a quienes "señalaron de manera injusta" al 8-M "como origen de la pandemia", a pesar de que, ha dicho, por esas fechas también se celebraban partidos de fútbol, conciertos "e incluso mítines", ha recordado en referencia velada a uno de Vox aquel mismo día. En todo caso, ha insistido en que "para atener las recomendaciones de las autoridades sanitarias no podemos salir a la calle a defender nuestros derechos todas juntas".

La posición del Gobierno con respecto al 8-M de 2021 es clara y pasa por no recomendar acudir a las concentraciones que se autoricen. Hace dos semanas, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, no dudó en asegurar que "no ha lugar" y este martes Montero ha desaconsejado acudir en nombre de todo el Ejecutivo. En su lugar, ha apuntado, la celebración del 8-M "será diferente pero no por ello menos reivindicativo". 

"El Gobierno sabe y conoce el largo camino que todavía queda por delante para la igualdad efectiva", ha afirmado Montero, que ha asegurado el compromiso del Gobierno para "convertir estas reivindicación en políticas útiles, reales para el conjunto de la sociedad, de manera que la transformación política y económica no pierda la mirada de género".

La coalición, en la misma línea

Como posición política, el Ejecutivo no aconseja a acudir a las concentraciones, a pesar de que la Delegación del Gobierno en Madrid sí ha autorizado la concentraciones de hasta 500 personas. En los últimos días, sin embargo, el departamento que dirige José Manuel Franco puntualizó que estarán permitidas aquellas que cuenten también con el visto bueno de Sanidad.

Esta posibilidad dio pie a que desde Unidas Podemos se sugiriera que sí se podría asistir a concentraciones no muy concurridas. Uno de ellos fue el portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, que sin llegar a pedir a las mujeres que salgan a manifestarse la semana pasada sí incidió en que se celebran "un montón de manifestaciones de otro tipo" sobre las que no se pone el foco como ocurre con el Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, fuentes del Gobierno han descartado que algún miembro de la coalición rompa la línea marcada este martes y salga a la calle el 8-M. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento