Sanidad advierte de que el descenso de casos se ralentiza mientras estudia relajar medidas de cara a Semana Santa

  • La Comisión de Salud Pública estudia pautas comunes entre las comunidades sobre lo que se podrá y no se podrá hacer.
  • ​La ministra Darias asegura que "no ha lugar" para celebrar este año manifestaciones del 8-M.
Covid-19. Los bares y hotelería vuelven a abrir. Repartidores. Bares. Terrazas. León. 04 - diciembre - 2020 Secundino Pérez
Una camarera limpia las mesas de una terraza. 
EP
Una camarera limpia las mesas de una terraza.
EP / ATLAS

Los casos de Covid en España mantienen un pronunciado descenso desde hace seis semanas, pero en algunas comunidades se aprecia en los últimos días que esta caída se ha "ralentizado". La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha llamado la atención este miércoles sobre "la reducción de la velocidad del descenso" de los casos en algunos territorios, al mismo tiempo que ha afirmado que el Ministerio de Sanidad y las comunidades estudian ya qué se podrá hacer en Semana Santa, lo que apunta que no será suspendida como piden algunos partidos y han hecho algunos países.

Según ha dicho, el Consejo Interterritorial de Salud encargó la semana pasada al Comité de Salud Pública que elabore "un documento con propuestas de medidas a adoptar" en Semana Santa, "para saber qué se puede hacer y qué no".

El documento estará listo en una semanas con medidas "compartidas" que Darias espera que permitan "acotar las actuaciones para que los datos de descenso [de coronavirus] se mantenga".

La semana pasada, Darias negó que la Semana Santa fuera algo que se planteara en estos momentos pero este miércoles ha señalado que su Ministerio y las comunidades trabajan en un plan de cara a un periodo en el que, como ocurrió en Navidad, las medidas podrían "relajarse en exceso", con el fin de que no ocurra.

En este sentido, ha insistido en que las comunidades mantengan las medidas restrictivas que, si bien pueden relajarse ante la buena evolución de la pandemia, deben pilotar la desescalada "lo más gradual posible". "Sabemos las consecuencias de desescalada anteriores de manera abrupta", ha dicho la ministra, en línea con los "errores" que el presidente, Pedro Sánchez, ha reconocido este miércoles en el Congreso.

"Que se haga con la mayor prudencia posible", ha reclamado la ministra, que ha esperado que, al contrario de lo que ocurrió en Navidad, de cara a Semana Santa las comunidades consensúen las medidas. "Que sean unas medidas compartidas por todos y para seguir manteniendo el virus a raya".

Manifestaciones 8-M

En lo más inmediato, de cara al Día Internacional de la Mujer, Darias ha dejado muy claro que no es momento de acudir a las manifestaciones que se convoquen con ese motivo. La ministra no ha querido dar su opinión acerca de la decisión de la Delegación del Gobierno en Madrid de permitir concentraciones de hasta 500 asistentes, pero sí que este año afronta desde una perspectiva muy distinta el 8-M, después de que en 2020 ella y otros miembros de Gobierno sí se manifestaron, una semana antes de decretarse el primer estado de alarma.

"Por coherencia con la petición que estoy haciendo, con una llamada la responsabilidad, porque hemos pasado de un riesgo muy alto a uno alto, no ha lugar", ha respondido a la pregunta de si piensa asistir este año. "No ha lugar, sin ningún tapujo", ha reiterado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento