El PP rechaza el careo con Rajoy que pide Bárcenas en el juicio por la caja b

Bárcenas, en el banquillo de los acusados en el juicio de la caja b del PP.
Bárcenas, en el banquillo de los acusados en el juicio de la caja b del PP.
EFE
Bárcenas, en el banquillo de los acusados en el juicio de la caja b del PP.
EFE

El PP quiere acotar el daño que le puede hacer el juicio que ha comenzado este lunes en la Audiencia Nacional y que dilucirá si las obras de reforma de su sede madrileña, situado en el número 13 de la calle Génova, se pagaron con dinero de la caja b de la formación. Por ello, Jesús Santos, el abogado que representa a la formación, que se sienta en el banquillo como responsable civil subsidiario, ha rechazado de plano esta mañana el careo entre Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno, y Luis Bárcenas, extesorero popular, que ha planteado el propio Bárcenas. Además, ha rechazado los argumentos de las acusaciones populares, a las que ha intentado desacreditar tildándolas de "políticas", y su petición de que testifiquen Rajoy y también José María Aznar.

Santos ha empleado un duro tono en su intervención sobre las cuestiones previas. Del extesorero ha asegurado que su palabra no tiene "verosimilitud". "El careo contribuirá al circo mediático" en el que, para el abogado, puede convertirse el juicio, que se demorará meses con alrededor de 40 sesiones. "No me gusta generar ningún tipo de circo, pero resultaría ilógico no solicitar una testifical [de Rajoy] y si existiesen contradicciones, un careo", había defendido instantes Gustavo Galán, abogado de Bárcenas. En todo caso, el careo dependerá de la decisión de los magistrados.

Los jueces de la Audiencia Nacional que llevan el caso también deberán decidir sobre otra de las peticiones de Santos: que no se produzcan las declaraciones como testigos del propio Rajoy y de José María Aznar. El primero ya desfiló por la Audiencia en el juicio sobre la primera época de la trama Gürtel que, a la postre, le costó la destitución del parlamento a través de una moción de censura que aupó al socialista Pedro Sánchez a La Moncloa en junio de 2018. 

El argumento utilizado en este caso por Santos, además de restar credibilidad a la palabra de Bárcenas, ha sido decir que con esas pruebas testificales, propuestas por las acusaciones populares entre las que está Izquierda Unida buscarán "el desgaste del adversario político". 

También ha hablado Santos de los sobresueldos que, según Bárcenas, recibieron Rajoy, Aznar y otros altos cargos del PP como Pío García Escudero o María Dolores de Cospedal, entre otros. Bárcenas se ratificó en un escrito entregado a la Fiscalía Anticorrupción la pasada semana en la que llegó a afirmar, incluso, que había una grabación que probaría que Álvaro Lapuerta, precedesor de Bárcenas en el cargo de tesorero del PP, le entregó estos sobresueldos a Rajoy. Sin embargo, no la ha presentado e, incluso, Anticorrupción le ha restado importancia en un comunicado emitido esta mañana en la que, además de negar que exista un pacto con él, dice el Ministerio Público que la confesión de Bárcenas no aporta nada nuevo. En este sentido, Santos ha llegado a explicar que esos "complementos salariales" no tienen relevancia penal alguna.

El PSOE dice que el PP de Casado es el "del dinero negro"

Por su parte, el PSOE ha pedido explicaciones "urgentes" al líder del PP, Pablo Casado, este lunes. José Luis Ábalos, ministro de Transportes y secretario de Organización, ha dicho que dirige el mismo PP "del dinero negro". "No puede pasar ni un minuto más sin que dé la cara", ha insistido Ábalos, quien ha sostenido que Casado debe dar cuenta de los "tejemanejes" que este PP que dirige se trae con su extesorero que, según ha dicho, "no es otro partido, sino el mismo". "Es el partido de los papeles de Bárcenas y de la caja b", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento