Las nietas del exalcalde de Sils reciben el reloj y cadena que los nazis confiscaron a su abuelo

  • Los objetoss se donarán al MUME para integrarlos en la sala de exposiciones permanente
Fotografía de archivo de prisioneros judíos en un campo de concentración nazi.
Fotografía de archivo de prisioneros judíos en un campo de concentración nazi.
EFE / ARCHIVO

Un reloj de bolsillo y una cadena de oro que los nazis confiscaron al alcalde de Sils (Girona) en 1939, Baldiri Soler, tras ser recluido en el campo de concentración de Neuengamme en Hamburgo (Alemania) le serán devueltos el próximo viernes a dos de sus nietas.

Ambas piezas forman parte de una exposición de objetos custodiados por los Archivos Arolsen del Centro Internacional de la Persecución Nazi, que programa este tipo de muestras en diferentes países para difundir esos hallazgos y buscar a familiares de sus propietarios.

A raíz de la exposición 'Memoria Robada', compuesta por una cincuentena de objetos confiscados a una veintena de deportados españoles, el historiador Jordi Pons y la archivera de Cassà de la Selva (Girona), Dolors Grau, iniciaron una investigación que les permitió encontrar a dos nietas de Soler que viven cerca de París. Y es que la institución tenía constancia de que el reloj y la cadena pertenecían a Soler pero hasta el momento desconocía la existencia de descendientes.

Así, la consellera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, se desplazará al Museo Memoria del Exilio (MUME) para entregarle las dos piezas a una de esas familiares, Geneviève Picart. Asimismo, la nieta firmará un documento por el que se donan esos objetos al MUME para integrarlos en la sala de exposiciones permanente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento