El Síndic investiga el polémico uso de una pistola Taser por parte de los Mossos para reducir a una joven en Sabadell

Captura del vídeo de la actuación policial contra la joven en Sabadell.
Captura del vídeo de la actuación policial contra la joven en Sabadell.
Irídia

El Síndic de Greuges ha abierto una investigación de oficio sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra para reducir a una joven de 26 años en la entrada de un centro médico de Sabadell (Barcelona), cuando se hizo uso de una pistola Taser. 

Rafael Ribó ha pedido a la Dirección General de la Policía información sobre las circunstancias que hizo que se desplazaran al lugar de los hechos, por qué inmovilizaron la chica y por qué hicieron uso de la pistola Taser. También pide saber cuántas veces dispararon, si se valoró usar otras vías para reconducir la situación y si se pidieron refuerzos. 

Además, el Síndic quiere saber si se ha abierto una investigación interna para evaluar la actuación policial y las conclusiones que se derivan. En su petición, el Síndic también pregunta si se hizo uso del protocolo de utilización de los dispositivos electrónicos de control que tienen los Mossos.

El Síndic ya recomendó la suspensión del uso de este tipo de pistolas eléctricas en el 2016, a la espera que el Parlament debata el modelo de seguridad de Catalunya y el uso de estas armas.

La joven acabó detenida

La polémica actuación tuvo lugar el miércoles, cuando los Mossos redujeron en Sabadell con pistola Taser a una paciente psiquiátrica de 26 años, de nombre Paula, cuando causaba disturbios en las puertas de un centro médico, según la versión policial. 

La policía explica que allí se le dijo que por los protocolos de la Covid-19 su madre no podía acceder al recinto con ella. Esto provocó un conflicto que acabó con la usuaria dañando mobiliario y agrediendo algún sanitario, según alegan los Mossos, aunque la joven niega que esto último ocurriera. 

Fue entonces cuando se llamó la policía, pero la chica tampoco habría atendido a los requerimientos de los agentes. La acabaron reduciendo con la pistola Taser y fue trasladada por el Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) a un centro sanitario. Se la detuvo por atentado a los agentes y daños y pasó la noche en el calabozo. 

Algunos de los presentes grabaron la actuación policial con sus teléfonos móviles. El vídeo se ha compartido en las redes sociales y ha generado un amplio debate sobre si su uso fue o no proporcional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento