El test de antígenos como 'flotador' del turismo español para salvar la Navidad y resistir hasta que llegue la vacuna

Una vecina de Montoro se realiza un test rápido de coronavirus.
Una vecina de Montoro se realiza un test rápido de coronavirus.
EFE

El turismo busca en los test rápidos de antígenos el flotador que le permita salvar la Navidad e incluso salir a flote del hundimiento al que ha sido arrastrado por la pandemia de coronavirus hasta que haya vacuna.

Y ya roza ese flotador con las manos. Este miércoles la Comisión Europea animó a los estados miembros de la UE a usar test rápidos de antígenos para contener el virus y limitar las medidas de aislamiento y cuarentena. Pidió la validación de esta prueba y el reconocimiento mutuo de protocolos entre los países para contribuir a la libre circulación de personas.

Aunque esta recomendación no es vinculante, este jueves, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, dijo en televisión que confiaba en poder empezar a usar pronto también test de antígenos en los "corredores turísticos seguros", comunidades que realizan controles a la entrada y a la salida de los viajeros.

Así lo reclama el sector del turismo y Comunidades como Canarias o Baleares, que llevan días mostrándose muy críticas con la medida que obliga a los turistas a aportar una PCR negativa a partir del lunes 23 de noviembre. Denuncian que se han frenado las reservas, por lo que exigen que se validen cuanto antes las pruebas de antígenos, más ágiles y baratas. 

Los test de antígenos, una prueba más rápida y barata

La primera diferencia entre una PCR y un test de antígenos es la velocidad. Si el primero tarda al menos 24 horas en arrojar los resultados definitivos, dado que requiere de su paso por un laboratorio de microbiología, el segundo puede detectar la presencia del patógeno en el organismo en tan sólo 10 ó 15 minutos,

Tampoco es baladí el ahorro que suponen. Con una eficacia cada vez más alta, aunque se pone en duda en casos asintomáticos, el coste de los test de antígenos los hace más deseables: de 45 a 60 euros, por 150 de una PCR.

Las aerolíneas creen que reactivarán las reservas

Como los hoteleros o las Comunidades Autónomas, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y el sindicato de pilotos (Sepla) también han apoyado este jueves la recomendación de la Comisión Europea para que se usen los test rápidos de antígenos para que se puedan levantar las restricciones a la libre circulación.

El sector aéreo defiende la implementación de un sistema de test de covid-19 armonizado a nivel global, o al menos en el marco de la UE, con pruebas rápidas, asequibles y fáciles tanto a la ida como a la vuelta, para recuperar la confianza y restaurar la conectividad aérea.

Turismo de interior navideño

La Comunidad de Madrid, por su parte, también tiene puesta la mirada en la validación un protocolo para los test de antígenos de cara a la Navidad. Consideran que los cribados que han hecho con dichos test —prueba que ha desbancado a la PCR desde hace semanas en la estrategia anti covid madrileña— han sido cruciales para rebajar el ritmo de contagios. Y defienden que pueden ser una herramienta para garantizar la seguridad en las reuniones familiares de Navidad. Para ello, ha solicitado al Gobierno autorización para realizarlas en las farmacias de manera masiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento