Lamernos la mano, 'amasar', parpadear lentamente... Las formas en que los gatos nos demuestran su amor

Cuando felino nos mira y parpadea lentamente ofrece que lo que se conoce como 'beso de gato'.
Cuando felino nos mira y parpadea lentamente ofrece que lo que se conoce como 'beso de gato'.
PIXABAY

Tienen fama de ser muy suyos, independientes, indiferentes e, incluso, ariscos. En definitiva, de ir a su bola. Pero nada más lejos de la realidad. Los gatos son unos de los animales más cariñosos que existen y, además, tienen muy diferentes maneras de demostrar este afecto. Veamos algunas de las mas frecuentes y significativas. Si nuestro gato sigue estos patrones, no hay duda, nos está diciendo que nos quiere.

Si nos lamen mientras se acicalan

Se calcula que los gatos dedican unas cuatro horas al día a su aseo y limpieza. Este ritual les sirve para eliminar parásitos, mantener a raya los nudos de su pelo, mejorar la circulación y relajarse. Pero si además comparten este momento íntimo cerca de nosotros y pasan su lengua de lija por nuestras manos también quiere decir que sienten apego y que quieren expresarnos su cariño. Mezclar su aroma con el de su cuidador les ayudará a reconocer a sus seres queridos.

Con el ronroneo

Si hay una señal de cariño popular entre los felinos, esa es el ronroneo. Se produce cuando están tranquilos y relajados, lo que da pie a que su ritmo cardiaco disminuya, segreguen endorfinas (la hormona de la felicidad) y se produzca ese característico sonido (que puede llegar a ser bastante grave y alcanzar hasta los 140 hercios). Es habitual que se produzca cuando tocamos zonas especialmente sensibles para él como la barbilla o detrás de las orejas. Con el ronroneo, por tanto, el gato disfruta, expresa su afecto y, además, provoca un efecto terapéutico en los seres humanos, ya que este sonido reduce también nuestro estrés.

Con mordiscos pequeños y arañazos

Cuando el gato mordisquea sin hacer daño nuestras manos o nos araña con las patas delanteras también nos ofrece un símbolo de amor. Los felinos utilizan sus patas para marcar territorio y dejar su rastro. Por lo tanto, cuando lo hacen con un ser humano esto indica, según los especialistas en etología, que somos parte de su territorio y nos quieren cerca.

Cuando parpadean lentamente

Parpadear no solo es la manera que el gato posee para demostrar su amor sino un gesto que nos permite comunicarnos con él. Cuando un minino está en tensión - ante un peligro o una persona extraña- nunca parpadeará, por lo tanto, si el gato nos mira de una forma directa y parpadea lentamente debemos interpretar que disfruta de nuestra compañía y se siente seguro a nuestro lado. A este gesto se lo conoce como 'beso de gato' y, podemos corresponderle parpadeando también.

Cuando realizan ofrendas animales

Los gatos son cazadores por naturaleza, así que cuando viven en el campo o una casa con jardín con frecuencia pueden cazar algún pájaro o dejar algún animal muerto a los pies de su dueño como si fuese un regalo. Hay que interpretarlo como una 'ofrenda de amor' (por mucha pena que nos dé lo que le ha hecho al animalillo).

Cuando nos 'amasan'

Cuando son cachorros los gatos suelen hacer presión con sus almohadillas sobre las mamas de su madre para conseguir más leche. Un acto reflejo que continúan haciendo aún después de dejar de mamar para expresar que se encuentran en un momento agradable. Cuando esta acción de 'amase' la realizan sobre los seres humanos, ya sea en piernas, estómago o brazos, significa que se sienten seguros con nosotros y nos demuestran su amor.

Cuando colocan su trasero en nuestro rostro

Quizás sea una forma singular de decir “te quiero” pero para los gatos es igual de válida que las anteriores. Si el felino nos da la espalda y coloca sus posaderas en dirección a nuestro rostro, el amor está en el aire...

Cuando nos ofrecen su barriga

Cuando un gato se da la vuelta y nos muestra su barriga está demostrando que confía plenamente en nosotros, que se siente seguro a nuestro lado y que está cómodo. Un gato panza arriba es un gato feliz.

Cuando prefiere estar a nuestro lado o sobre nosotros

Si nos tumbamos en el sofá o en la cama y el gato inmediatamente busca un hueco cómodo a nuestro lado o sobre nuestro regazo y se coloca como si fuera una rosquilla, esto debe interpretarse como un signo de amor absoluto.

Cuando frotan la cabeza o todo el cuerpo

Es otra de las maneras más comunes de los mininos para comunicarse con los humanos y expresarles su cariño. En la cabeza, los labios y las patas delanteras cuentan con unas glándulas que liberan feromonas, por lo que si frotan su cabeza contra nosotros o rozan su cuerpo alrededor de nuestras piernas cuando estamos de pie - en un gesto muy típico de columna arqueada y cola erizada- en realidad nos están marcando como propiedad e indicando lo mucho que les agradamos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento