Pensiones: 20 años a la espera de resolver los desequilibrios del sistema

Evolución de la 'hucha' de las pensiones.
Evolución de la 'hucha' de las pensiones.
Henar de Pedro

Han pasado más de dos décadas desde que en 1995 naciera el Pacto de Toledo, el pacto parlamentario para la reforma de las pensiones. Un tema que ha llegado a 2020 prácticamente con los mismos problemas a cuestas: cada vez menos financiación, déficit en la Seguridad Social, aumento de pensionistas, envejecimiento de la población... 

"Han sido 20 años perdidos", considera el profesor de Economía de la Universidad Comillas ICADE, Emilio González, quien recuerda que ya a finales del siglo pasado varios expertos y estudios avisaban de un desequilibrio de las cuentas si no se afrontaba una reforma de calado. 

"En el año 2000 el problema fundamental ya existía, ya se veían las tendencias demográficas", indica el profesor. Señala que el sistema de pensiones español está basado en un sistema de reparto: las cotizaciones de hoy pagan las pensiones de hoy. "No se invierte como si fuera un fondo que paga mañana, sino que los trabajadores de hoy pagan a los pensionistas de hoy". 

Y eso es un problema en España, donde las tendencias demográficas sirven un cócte explosivo. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha publicado en octubre un informe en el que estudia la tendencia de aquí a 2050. En ese año, afirma, el gasto en pensiones será del 14,2% del PIB, 3,3 puntos por encima de los niveles actuales. 

En 2050, la población en España será de unos 54 millones, pero la gente en edad de trabajar se mantendrá por encima de los 30 millones. La tasa de fecundidad se recuperará un poco, 1,4 hijos por mujer (en 2019 fue de 1,23 hijos, aunque ambos valores siguen siendo inferiores a la tasa de reposición, 2,2 hijos por mujer), y la esperanza de vida seguirá aumentando, aunque a un ritmo menor que en los últimos años, hasta los 86,8 (ahora está en torno a los 83,2 años).

"Cada vez más gente llega a los 65 años, vive más tiempo, y si además nacen cada vez menos niños, la proporción de gente mayor aumenta y el sistema se viene abajo" 

"Si tienes una población con cada vez más gente mayor, porque más gente llega a los 65 años, vive más tiempo, y además nacen cada vez menos niños, la proporción de gente mayor sobre el total de la población aumenta y el sistema se viene abajo salvo que los que trabajan ganen más o que aumente la productividad", indica González.

El gasto total de pensiones en España fue de 9.930,11 millones de euros en octubre de 2020, lo que supone un aumento del 2,26% con respecto al mismo mes del año pasado. Las de jubilación suponen el mayor gasto, acumulando 7.121,52 millones de euros por encima de las pensiones de viudedad (1.710,74 millones de euros), incapacidad permanente (933,25 millones), orfandad (139,14 millones) y las de favor familiar (25,47 millones).

Pacto de Toledo

Precisamente para hacer frente a estos problemas, en 1995 se creó el llamado Pacto de Toledo, una comisión parlamentaria que sacaría un tema tan espinoso de la arena política para facilitar los consensos. Entre sus primeras recomendaciones estuvieron ampliar de 8 a 15 el periodo de cálculo de la pensión y crear un Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, que guardaría los excedentes para emplearlos en tiempos difíciles. 

Después hubo dos reformas importantes. En 2011 se acordó ampliar la base reguladora desde 15 a 25 años, así como retrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años, unos cambios graduales que culminarán en 2027. 

Y en 2013 se pactó dejar de usar el IPC para la revalorización y sustituirlo por el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), una fórmula que dependía de los gastos e ingresos del sistema, y que solo consideraba de forma parcial la evolución de los precios: el aumento anual no podía ser inferior al 0,25% ni superior al 0,50% del incremento del IPC.

Al desligar la revalorización del IPC, se garantizaba el equilibrio del sistema, aunque implicaba un aumento a menor ritmo que los precios. En realidad nunca llegó a aplicarse; Mariano Rajoy optó por seguir usando el índice de precios ante la contestación social y política que tuvo la medida.

Así, nos encontramos con un sistema de pensiones que aún no tiene garantizado su equilibrio. Se calcula que el déficit de la Seguridad Social sea este año del más del 4% del PIB, mientras que la hucha de las pensiones, que en 2011 alcanzó la cifra récord de 66.815 millones de euros, ha registrado una constante merma hasta solo quedar 2.150 millones en 2019.

Crisis del ladrillo y coronavirus

Si el sistema no ha entrado en crisis antes a lo largo de estas dos décadas se debe al boom inmobiliario, la década de bonanza económica entre 1997 y 2007. González apunta que la entrada de unos cinco millones de trabajadores extranjeros aumentó el número de cotizantes, cambiando el déficit por un superávit en las cuentas. "Eso nos distrajo la atención del verdadero problema, lo único que hizo fue retrasarlo".

Porque, como se sabe, lo que siguió fue el estallido de la burbuja, que sumió al país en una fuerte depresión. Y ahora, cuando el empleo no se acababa de recuperar del todo, ha llegado de golpe la crisis del coronavirus.

"Esta crisis agrava nuevamente la situación porque nos obliga a endeudarnos más, lo cual va a forzar un recorte del gasto público", apunta el profesor de Economía. "El sistema público de pensiones está en un déficit aún más grave porque han desaparecido empresas, puestos de trabajo, y ya el gobernador del Banco de España ha advertido de que está provocando daños estructurales, que no se va a recuperar esto". 

"20 años perdidos"

El balance del profesor de Economía es severo: "Son 20 años perdidos". No se ha avanzado en la sostenibilidad del sistema, no se ha respetado la regla del IPC, porque cuando el índice de precios ha sido negativo, no se han bajado las pensiones; se ha ido cargando al presupuesto de las pensiones de gastos impropios, como las pensiones no contributivas, que deberían ser parte del presupuesto de la política social del Gobierno y no a cargo de la cotización de los trabajadores.

Encima, el sistema se enfrenta ahora al reto de pagar las pensiones a la generación del baby boom, que ha estado cotizando más tiempo y, por tanto, tiene derecho a pensiones más altas.

Ha habido propuestas de financiar las pensiones por la vía de los impuestos, algo que González no ve claro. "Tendremos un problema, porque disminuiría el consumo, que es el 67% de nuestro PIB, y disminuirá el crecimiento económico y la capacidad de crear empleo". 

Tampoco considera correcto que sean las empresas las que se hagan cargo de aumentar la financiación. "Es un coste laboral  que las empresas no están dispuestas a asumir, y entonces vendrían despidos y la sustitución de personas por robots o algoritmos, sobre todo teniendo en cuenta que está cayendo el precio de los robots muchísimo, y que los algoritmos son cada vez más eficientes".

Sistema mixto

Para el experto, la solución pasa por adoptar un sistema mixto: impulsar el ahorro privado en fondos de pensiones. "En Alemania, la pensión pública es el 56% del salario de los últimos años. En España es el 80%. ¿Qué hace la gente en Alemania para complementar la pensión? Por un lado tiene ahorros en planes privados de pensiones, y por otro, después de la jubilación se puede seguir trabajando a tiempo parcial sin ningún tipo de problemas, para generar más ingresos".

"Si hace 25 años hubiéramos comenzado a ahorrar en planes de pensiones privados, no nos estaríamos preguntando ahora qué va a pasar con nuestra jubilación"

Y eso que el más reciente anteproyecto de Ley de Presupuestos baja la desgravación de las aportaciones a los sistemas privados de pensiones. Al contrario, indica González, hay que estimular ese ahorro y mejorar su fiscalidad para que no penalice al ahorrador al momento de rescatar el fondo. "Si hace 25 años hubiéramos comenzado a ahorrar en planes de pensiones privados, no nos estaríamos preguntando ahora qué va a pasar con nuestra jubilación".

Planes privados que sirvan al menos para completar la pensión pública, apunta. "Por ejemplo, 50 euros al mes, que es una cantidad que mucha gente puede sacar. No digo que todo el mundo, pero mucha gente sí. A lo largo de una vida laboral de 20 años es bastante dinero, porque invertido va generando intereses que también se van acumulando. Con un fondo de 20.000 o 30,000 euros te pueden aportar 150 o 300 euros adicionales al mes a tu pensión y todo eso te va aliviando el sistema".

Otras medidas

BAJAR LAS PENSIONES: También puede que sea necesario reducir las pensiones para equilibrar la balanza. "Se estima que en estos momentos sería necesario reducirlas en torno a un 3%", indica González. "Para una pensión de 1.000 euros son 30 euros al mes, que no arruina a ningún pensionista pero en términos agregados, con toda la cantidad de pensionistas que hay, es muchísimo dinero".

AMPLIAR EL PERIODO DE CÓMPUTO: Además de reordenar el gasto público, para saber con qué dinero se cuenta para enfrentar el equilibrio de las pensiones, otra medida a tomar sería aplicar en toda su extensión el Pacto de Toledo, empezando por la ampliación a toda la vida laboral del periodo de cómputo de la pensión, "para que cada uno cobre en función de lo que efectivamente ha aportado a lo largo de toda su vida laboral".

GASTOS IMPROPIOS: Otra medida clara sería sacar de la Seguridad Social todo lo que no tiene que ver con las pensiones contributivas. Es decir, las no contributivas. "Eso es política social, y por tanto, tiene que estar en el Presupuesto del Estado y no en el de la Seguridad Social.

LIMITAR LAS PREJUBILACIONES: También hay que actuar contra prejubilaciones, "no solo penalizándolas, sino también incidiendo en aquellos elementos del mercado laboral que hacen que las empresas prescindan de las personas de más edad para mantener a los jóvenes, que entre otras cosas salen más baratos", explica el experto.

Todo ello es una reforma difícil, que solo puede salir adelante con un pacto de Estado. Una opción que se antoja difícil, dado el enfrentamiento que hay actualmente entre derecha e izquierda en otros temas. 

"En el momento en que uno hace demagogia con el tema de las pensiones, la reforma no es sencilla"

Además, el de las jubilaciones siempre es un tema espinoso del que depende gran parte de los votos de unas u otras formaciones, "En el momento en que uno hace demagogia con el tema de las pensiones, la reforma no es sencilla. Esto requiere un pacto de Estado".

"Hay que hacerlo sí o sí, porque si no el sistema es inviable", advierte González. " O se reforma por la vía de pacto de Estado con los partidos, o se reforma por la imposibilidad económica de pagar las pensiones. Es así de sencillo, no hay de otra".

UDP demanda mayores aumentos

Paca Tricio, presidenta de UDP.
Paca Tricio, presidenta de UDP.
UDP

La Unión Democrática de Pensionistas y JubIladas de España (UDP) considera que el aumento previsto en las pensiones para el año próximo "es del todo insuficiente" y reclama al Gobierno un mayor esfuerzo para incrementar la cuantía de las pensiones mínimas.

"¿Sabías que se calcula que un millón de pensionistas están en el umbral de la pobreza? Y otros tantos miles tienen pensiones de entre 500 y 800 euros mensuales", señala la presidenta de la UDP, Paca Trillo.

La pandemia ha provocado en el coste de la vida "subidas salvajes" que los pensionistas enfrentan con dificultades, indica la presidenta. 

"No puede comprar un pescado de calidad, porque es carísimo, no se puede tomar ya ni verdura ni fruta, se han disparado los precios"

"La vida de calidad y la salud pasan por comer bien, ahora mismo la gente no puede comprarse filetes en condiciones, no puede comprar un pescado de calidad, porque es carísimo, no se puede tomar ya ni verdura ni fruta, se han disparado los precios", asegura. "Y con pensiones de 500 y 800 euros, ¿me quieres decir cómo puede vivir una familia de cuatro? Y no te digo ya nada de las viudas". 

Las pensiones es un tema de primera magnitud, porque de ellas no solo dependen los pensionistas, sino sus hijos y nietos.

"Cuando llega la pensión, hay una parte que se distribuye entre los hijos y nietos en el paro"

"Cuando llega la pensión, hay una parte que se distribuye entre los hijos y nietos en el paro, porque la situación económica del país hace que haya mucha gente joven con unos sueldos absolutamente indignos".

Tricio aboga porque se incluya al colectivo de los pensionistas en las negociaciones del Pacto de Toledo. "¿Por qué el Pacto de Toledo se reúne a espaldas de aquellos a quien tienen que llevar lo que ellos acuerden? ¿Por qué no lo hacen con otros colectivos, como sindicatos y empresas, con los que se reúnen continuamente?"

Rubén Sanjuán Malo, propietario de bar

Rubén Sanjuán, en su bar.
Rubén Sanjuán, en su bar.
RUBÉN SANJUÁN

Rubén Sanjuán (42 años) es dueño del bar Pata Negra, en el centro de Zaragoza (c/Azoque, 37) y se lamenta que la crisis del coronavirus esté golpeando tan fuerte al sector. "El que está jubilado cobra y el que llega vive muy bien, pero ahora mismo como está el tema con la pandemia no sabemos si nos va a llegar la jubilación" señala. "Es el miedo que tenemos todo el mundo, solo estamos pagando impuestos y casi no podemos ahorrar nada, así que no sabemos si va a llegar o no la jubilación".

Y es que Rubén ya le tocó otra crisis, la del ladrillo. Antes de dedicarse a la restauración tenía una empresa de inyección de plásticos que tuvo que cerrar en aquella debacle económica. Era una empresa familiar, con unos 30 trabajadores.

"Yo creo que en esta crisis las empresas pequeñas. como la mía que solo estamos yo y mi mujer, somos las que vamos a poder continuar; y a lo mejor también las grandes, pero las medianas, que tienen 10 o 20 trabajadores, esas son las que están fastidiadas".

Juan Jiménez, dueño de un taller 

Juan Jiménez, en su taller.
Juan Jiménez, en su taller.
20MINUTOS

Juan Jiménez (65 años) es dueño de un taller de radiadores en Andújar (Jaén) y está a punto de jubilarse. Lo hará de forma paulatina para pasar el relevo a su hijo. Considera que la Administración presta muy poca atención a los autónomos, y más en estos tiempos de crisis. "Hasta ahora se están dando cuenta de que somos la economía que está moviendo al país", señala. "A nivel de persona a persona somos los que estamos sujetando el país, no son las grandes fábricas, que presentan un ere y van todos a la calle, pero los autónomos, si no trabajas no comes, y el plan de pensiones de los autónomos es lo más bajo en la Seguridad Social", indica.

Juan comenzó en 1977 con su taller de radiadores y se ha ido adaptando a lo largo del tiempo, buscando más especialidades que le permitieran mejores ingresos. Ha tenido que superar varias dificultades, como un accidente que casi lo lleva a la bancarrota. "Más de la mirad de lo que cobraba se lo llevaba la cuota de autónomos. Menos mal que un amigo y cliente mío me debía medio millón de pesetas, y cuando se enteró de accidente, pidió un préstamos y vino y me pagó todo lo que debía", recuerda mientras se le quiebra la voz. "Aún me emocionó cuando lo recuerdo, gracias a eso salí adelante".

"A mucha gente que le comentaba que pagaba más me dijeron 'Tú eres tonto, luego veremos a ver si lo cobras"

Lleva varios años que prepara su retiro. Hace tiempo que se subió la cuota muy por encima del mínimo para cotizar más para la jubilación. Calcula que le quedará una pensión de unos 1.200 euros. "A mucha gente que le comentaba que pagaba más me dijeron 'Tú eres tonto, luego veremos a ver si lo cobras'. Pero en fin, cada uno tiene su opinión, yo respeto al que no ha pagado tanto".

Francisco Pascual,  presidente de la Asociación de Autónomos de Villaverde

Francisco Pascual
Francisco Pascual
20MINUTOS

Francisco Pascual (59 años) se dedica al ocio nocturno y es presidente de la Asociación de Autónomos de Villaverde (Madrid). Tiene una larga trayectoria laboral (35 años de autónomo, 45 cotizados) y está en uno de los sectores que más sufre las restricciones de la pandemia. "Estamos viviendo al día", señala. 

Bares y discotecas llevan toda la pendemia soportando los constantes cambios en aforos, distancia entre clientes, uno de mascarillas, etc. Y cada cambio, por pequeño que sea, tiene un impacto en las cuentas de la empresa. "Cuando la gente habla de adaptarse, suena como si fuera gratis", comenta Pascual.

"La mayoría se jubila pero siguen estando ahí, trabajando, apurando todo lo posible"

Y a menores ingresos, menos ahorro para la jubilación. Pascual es testigo de cómo muchos pequeños empresarios no se pueden retirar en paz, sino que tienen que seguir haciendo malabares para llegar a fin de mes. "La mayoría se jubila pero siguen estando ahí, trabajando, apurando todo lo posible".

Ante el negro panorama. Pascual ha decidido reciclarse, y está comenzando una nueva empresa en el sector de la distribución, que es lo que tendrá futuro en los próximos años. Para ello está usando toda su experiencia y contactos en el sector y en la zona en la que vive. "Aquí sí que sirven las conexiones. No las redes sociales, sino las redes de persona a persona, de hablarte".

Y es que, tras hablar con gente y analizar todos los datos de los que dispone, y ver cómo van evolucionando las cosas, Pascual señala que esta crisis irá para largo. Pone como ejemplo un dato: tiene conocidos en el sector de montaje de conciertos que le han dicho que la gran parte de las giras internacionales están paralizadas al menos en los próximos 12 meses. Son espectáculos que no se pueden organizar de un mes para otro, por lo que ese dato le dice que la crisis se puede llegar a alargar todo el 2021.  "Los comités de expertos, que somos los que estamos a pie de calle, vemos que esto va a ir a más".  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento