El preso que clavó 29 puñaladas a otro en Brians: "Es un violador de niños, tranquilos que ya está muerto"

  • Justifica el asesinato porque la víctima estaba condenada por prostitución de menores y discapacitados.
  • Las cámaras de seguridad demostrarían que no hubo ninguna pelea entre ellos y que el asesinato fue planificado. 
La cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), en una imagen de achivo.
La cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), en una imagen de achivo.
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

El juzgado de instrucción 4 de Martorell ha acordado prisión provisional para el interno que este martes mató a otro en el patio del módulo 3 de la prisión de Brinas 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). El juez toma la medida para evitar que el hombre pueda salir en libertad o con algún permiso por las anteriores condenas de asesinato y robos con violencia intimidación que está cumpliendo. 

En su escrito, el juez relata que el interno sorprendió su compañero de módulo cuando escuchaba música en el patio. Se le acercó por detrás y le clavó 29 cuchilladas en el cuello, pecho, tórax, abdomen y cabeza. "Este es un proxeneta, un violador de niños, tranquilos que ya está muerto", dijo a los funcionarios de prisiones que intervinieron.

La víctima, de 32 años y de nacionalidad rumana, estaba condenada por prostitución de menores y de incapacidades y por violencia machista. Cuando estaba distraído, el agresor "se le acercó por la espalda y lo apuñaló de manera extremadamente violenta", incluso con la víctima inmóvil a tierra, según relata el auto de prisión. Por su parte, el preso que le asestó las puñaladas tiene 37 años y cumple condena por asesinato y robos con violencia e intimidación.

Cuando los funcionarios de Brians quisieron intervenir les advirtió en un primer momento que no se acercaran: "Esto no va con vosotros", les dijo, a la vez que recordaba la condición de violador de la víctima para justificar la agresión. Finalmente, no obstante, el hombre tiró el cuchillo al suelo y se entregó.

Los hechos fueron grabados por las cámaras de seguridad, que demostrarían que entre víctima y agresor no hubo ninguna pelea previa y que el asesinato fue planificado. El agresor se enfrenta ahora a penas de entre 15 y 25 años de prisión que se añadirían a las que ya cumple actualmente. La causa está abierta por asesinato con alevosía y ensañamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento