Sánchez y Díaz Ayuso firman una tregua para "salvar vidas" y apuntan a más restricciones

Ayuso, durante su reunión con Sánchez
Isabel Díaz Auso y Pedro Sánchez, este lunes, en la sede del Gobierno madrileño.
EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homóloga en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, exhibieron este lunes una unidad de acción inédita hasta ahora. La razón: atajar la complicada situación que está provocando el coronavirus en la región y conseguir "salvar vidas".

Ambos se reunieron por primera vez en la Real Casa de Correos, sede del Ejecutivo madrileño, y su principal acuerdo fue la creación de un grupo de trabajo para coordinar los recursos de las dos administraciones y lograr una respuesta eficaz contra la Covid-19 en Madrid en las próximas semanas.

Después de meses de desencuentro institucional y de intercambio de críticas, más o menos duras dependiendo del momento, ambos escenificaron una tregua política. "La unidad evita contagios y salva vidas", aseveró el presidente del Gobierno, mientras que la líder madrileña habló del "entendimiento" como clave para superar las adversidades.

Tanto Sánchez como Díaz Ayuso dibujaron un horizonte inmediato un tanto desalentar en la región. "Tenemos por delante unas semanas complicadas, pero vamos a conseguir dobla la curva", señaló el presidente del Gobierno.

Un paso más allá fue Díaz Ayuso, que no dudó en avanzar que las restricciones que este lunes se iniciaron en 37 áreas sanitarias pueden ampliarse. "Si vemos que las medidas funcionan y tenemos una proyección preocupante en otras zonas, también las aplicaríamos", aseveró la presidenta.

La líder del Ejecutivo PP-Cs llamó a los ciudadanos a ser responsables y a no confiarse con el objetivo de evitar el estado de alarma y un confinamiento "total" de la población. "Sería la muerte para nuestra comunidad", aseguró.

Sánchez insistió en que no había acudido a la reunión bilateral para ofrecer a Madrid la declaración del estado de alarma ni con el ánimo de "tutelar" al Gobierno regional. La reunión, enfatizó el presidente, se justificaba en la voluntad de "apoyar y colaborar".

Las peticiones de Ayuso

De ahí que el presidente respondiera afirmativamente a las peticiones de Isabel Díaz Ayuso, que básicamente se concretaron en refuerzo sanitario, policial, fondos económicos, medios para Barajas y fondos económicos. "Madrid sabe lo que tiene que hacer, pero le faltan recursos", aseguró al respecto la presidenta.

El líder del PSOE ofreció personal para ampliar las labores de rastreo y de seguridad en las zonas con restricciones y sanitarios para dotar a la Atención Primaria y a los hospitalaria. También efectivos para desinfecciones, medios logísticos e incluso de asesoría jurídica. 

De momento, se desconoce la dimensión del despliegue adicional de recursos del Estado en la región porque el encargado de dimensionarlo será el denominado grupo ‘Covid-19’, donde cristalizará la cooperación institucional.

Formado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; el portavoz y vicepresidente del Gobierno madrileño, Ignacio Aguado; y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, este grupo mantuvo su primer reunión este lunes por la tarde en la sede de la vicepresidencia madrileña.

El encuentro sirvió para organizar el calendario de trabajo de los próximos días. Porque este equipo ‘titular’ se apoyará en otras dos unidades, una técnica y otra territorial, que comienzan su labor este martes. En ellas estarán, entre otros, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; secretarios generales del Gobierno central; consejeros de la Comunidad de Madrid, mandos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la Policía Nacional y la Guardia Civil; y responsables del Summa 112 y del Samur.

La periodicidad de los encuentros del Grupo Covid-19 será semanal mientras que los equipos de apoyo será bisemanal. El territorial mantendrá este martes mismo su primera reunión, mientras que el denominado técnico aún no ha fijado su primer encuentro pero seguro que no se hace esperar.

Otros temas: falta de médicos, Barajas...

Durante las cerca de dos horas que duró el encuentro bilateral entre Sánchez y Díaz Ayuso, además de pulir la formación del espacio de coordinación interinstitucional, también hubo tiempo de abordar otras cuestiones, como la situación de los centros de salud.

Díaz Ayuso reconoció carencias de personal en la Atención Primaria.Sobre él dijo que es un problema que viene "de tiempo atrás" y que lo padece toda España. "Tenemos que realizar un plan a 6 o 10 años para que podamos cubrir en el futuro las jubilaciones masivas que se van a producir", insistió la presidenta. 

Sánchez recogió el guante y se mostró partidario de reforzar el sistema sanitario. Incluso, habló de la posibilidad de abrir los consultorios de Atención Primaria los fines de semana si fuera necesario por la situación epidemiológica.

También se abordó una cuestión que ha sido ampliamente criticada por Madriddesde el pasado mes de junio: los controles en Barajas. La presidenta aludió a los millones de viajeros que llegan cada año por esta "puerta" de España al mundo y la necesidad de controlarlos.

Madrid solicitó, de nuevo, un sistema de detección más ambicioso y la instalación de un hospital de campaña junto a Barajas y en otras zonas "estratégicas" para poder hacer pruebas serológicas y test rápidos. Sánchez se reafirmó en la posición que ha venido mostrando el Ejecutivo central. "Solo el 0,2% de los contagios proviene del aeropuerto", incidió el presidente, que a pesar de ello se comprometió a estudiar la manera de reforzar los controles.

Ambos dirigentes coincidieron en destacar la "singularidad" de Madrid para justificar la adopción de estas medidas. "Cuando hablamos de cifras en Madrid, hablamos de macrocifras. Necesitamos más recursos", insistió la presidenta, que también se mostró partidaria de elaborar una "ley estratégica" que sirva de marco legislativo nacional para regular todo lo relativo a la pandemia, "que va a durar un tiempo más", vaticinó. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento