Madrid plantea "medidas drásticas" y matiza que no habrá "confinamientos selectivos": se podrá ir a trabajar

Imagen de recurso del viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, visita el dispositivo para la realización de pruebas PCR a vecinos de Alcobendas de entre 15 y 49 años, a 21 de agosto de 2020.
Imagen de recurso del viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero.
Marta Perez

La Comunidad de Madrid baraja ampliar a finales de esta semana o principios de la que viene las restricciones vigentes para contener la expansión de la pandemia en la región. Entre las medidas que se están estudiando en el seno de la Consejería de Sanidad figuran "confinamientos selectivos" por áreas básicas de salud y limitaciones a la movilidad, tal y como ha avanzado este miércoles el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, aunque se descarta su aplicación desde este viernes.  

El también responsable de Plan Covid-19 compareció por la mañana junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, para detallar algunos indicadores de la evolución de la pandemia en la región y ha comunicado que la consejería busca la fórmula para conseguir un doble objetivo: "disminuir el número de contagios y proteger a la población"

"Creemos que es mejor actuar cuanto antes; no podemos dar un paso atrás", ha señalado el doctor, que ha asegurado que la Comunidad registra estos días un "crecimiento sostenido" del número de contagios. En cualquier caso, Zapatero ha reconocido que las medidas que están tomando "no son suficientes" y "no valen nada" si la población no es responsable y sigue las instrucciones básicas de protección individual.

De ahí que se esté estudiando dar un paso más allá a finales de esta semana, cuando tienen que revisarse las restricciones que se pusieron en marcha a principios de mes, al cumplirse los 15 días de vigencia de la regulación. "Estamos viendo una relajación que no nos podemos permitir", ha aseverado el viceconsejero en este sentido. 

"Cerrar Madrid no está contemplado, pero el principal problema ahora de Madrid es el coronavirus y no escatimaremos en medidas cuando se trate de la salud de las personas", ha asegurado el doctor, que ha explicado que este miércoles por la mañana ha informado "por Whatsapp" a la presidenta Isabel Díaz Ayuso de las opciones que barajan los expertos de Sanidad para endurecer las restricciones y se ha mostrado convencido de que respaldara las decisiones que se tomen a finales de semana porque van encaminadas a "proteger a la población". Hay que recordar que las limitaciones que se están establecimiento en la Comunidad para contener la pandemia se toman en base a criterios sanitarios y de salud pública y adoptan la forma de órdenes de la Consejería de Sanidad.

Así, los confinamientos que estudia el Gobierno regional podrían establecerse poráreas básicas o zonas de salud y se aplicarían en las zonas con mayor incidencia del virus, que ahora mismo son los distritos del sur de la capital y otras localidades de su entorno metropolitano. 

En cualquier caso, tanto el doctor Zapatero como fuentes del Gobierno regional han emplazado a esperar a este fin de semana para conocer con exactitud cuáles serás las nuevas restricciones que entren en vigor, porque aún se está trabajando en ellas y se barajan varias opciones. La redacción de las órdenes que contienen este tipo de medidas de salud pública debe ser minuciosa para recoger el máximo nivel de seguridad jurídica. De lo contrario, podría suceder que los tribunales observaran alguna anomalía y suspendieran su aplicación, como ya pasó con la prohibición de fumar en espacios públicos en Madrid

Como es habitual los miércoles, estaba previsto que el vicepresidente y portavoz regional, Ignacio Aguado, ofreciera una rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos que se han tratado en el Consejo de Gobierno de este miércoles y era previsible que también valorase el anuncio avanzado por los responsables de la Consejería de Sanidad. Sin embargo, minutos antes de las 14:00 horas, desde el Ejecutivo PP-Cs se ha informado que no habría comparecencia y al respecto de las restricciones se han limitado a precisar que "esta semana" se anunciará "la adopción de nuevas medidas" sin precisar cuáles.

Las reacciones: comprensible, "inexplicable", "estigmatizador"...

La reacción de los grupos de la oposición al anuncio de Zapatero no se han hecho esperar. Isa Serra, portavoz de Unidas Podemos, ha valorado que "justificar las medidas de confinamientos selectivos con el argumento de que hay 'relajación ciudadana'", cuando "se va a empezar por los barrios del sur de Madrid", es "estigmatizar" a quienes "padecen" las políticas del Gobierno regional.

Mientras, la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, ha valorado que anunciar un posible confinamiento un miércoles para llevarlo a cabo el fin de semana es "inexplicable". "Quién puede, huye, algunos con el virus. Se trata de confinar el virus, no de irradiarlo. Decisión y ejecución firme, evitemos la incertidumbre".

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, ha indicado este miércoles a Telemadrid que, a priori, no ve mal que haya posibles confinamientos selectivos aunque ha pedido al Gobierno regional que dé más información al respecto.

Por su parte, Mónica García, portavoz de Sanidad de Más Madrid, ha criticado que la Comunidad esté dispuesta a confinar por zonas, ya que serían "confinamientos segregativos" que "no solucionan" el problema de la crisis sanitaria que se podría haber resuelto con la contratación de los rastreadores necesarios.

Veinticinco nuevos fallecidos en Madrid

Los últimos datos semanales indican que la incidencia del virus en la región se sitúa en 306 casos positivos por cada 100.000 habitantes, lo que ha llevado a los responsables sanitarios madrileños a hablar de "mantenimiento del nivel de infección" y de "situación perfectamente contenida" porque la semana anterior el mismo indicador se situaba en 292 casos por cada 100.000 positivos.

Respecto a la ocupación de camas en hospitales, se sitúa en el 15,9% de las plazas hospitalarias y en el 38,2% de las de UCI, lo que se traduce en 2.644 pacientes en el primer caso y en 354 en el segundo. 

La edad media de los ingresados es de 63 años, mientras que la de los contagiados se sitúa en 39. El número de fallecidos por Covid-19 ascendió este martes a 25, mientras que las altas hospitalarias se situaron en 252.

El viceconsejero de Sanidad madrileño también ha adelantado que la Comunidad de Madrid ha planteado al Ministerio de Sanidad la posibilidad de reducir la duración de las cuarentenas de catorce a siete días atendiendo al estudio que han hecho de la evolución de casos. 

168 aulas en cuarentena y un brote en una escuela infantil

En la rueda de prensa de este miércoles, los responsables de Salud Pública del Gobierno regional también han valorado cómo ha sido el inicio del curso escolar. Al respecto, Zapatero ha explicado que se han puesto en cuarentena 168 aulas, el 0,5% del total, y que se tiene localizado un brote en una escuela infantil de Madrid con cinco casos.

El número de alumnos afectados por estas cuarentenas de aulas no ha sido precisado, pero sí que se ha detallado que los contagios detectados en centros educativos tienen su origen en el ámbito familiar y no colegios e institutos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento