Nissan acuerda con los trabajadores de las fábricas de Barcelona que no habrá despidos hasta finales de 2021

Exterior de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona
Exterior de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona
EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO - Archivo
Exterior de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO - Archivo

La dirección de Nissan y los sindicatos han conseguido llegar a un principio de acuerdo este miércoles por la tarde sobre el cierre de las plantas de Barcelona, que supondrá el despido de más de 2.500 trabajadores.

La multinacional japonesa ha accedido a no cerrar las fábricas y a que no haya despidos hasta diciembre de 2021 -en principio estaba previsto para diciembre de este año-, aunque sí se fomentarán las bajas voluntarias, mientras la Generalitat y el Gobierno central buscan una solución para el resto de trabajadores.

El acercamiento entras las dos partes se ha producido después de una maratoniana reunión de más de 25 horas que se ha celebrado de forma telemática y con la mediación del departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña.

La mediación entre los sindicatos y la empresa empezó de manera telemática el pasado martes a las 18.30 horas, convocada por el departamento que dirige el conseller Chakir El Homrani.

Desde entonces, ambas partes han seguido negociando sobre las condiciones del cierre de las fábricas de la Zona Franca de Barcelona, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca (Barcelona) y el correspondiente expediente de regulación de empleo (ERE).

La multinacional japonesa ha cedido en otras reivindicaciones de los representantes de los trabajadores, como la mejora de las indemnizaciones, que será de 60 días por año trabajado para los menores de 50 años, sin tope de mensualidades.

Asimismo, la empresa ha creado un convenio especial para los empleados de 50 a 54 años. Los trabajadores, además, tendrán preferencia a la hora de optar a las contrataciones de los futuros inversores industriales que se instalen en las plantas de la automovilística.

Por el momento, cuatro empresas internacionales -dos fabricantes de vehículos y otras dos de baterías para coches eléctricos- se han interesado por las plantas de Nissan, lo que permitiría mantener el actual nivel de empleo de la factoría automovilística.

Este cierre pondrá un punto y final a la centenaria historia de Nissan en Barcelona, que tiene su embrión en una planta abierta en Cádiz de la mano de Ford y que se trasladó en la década de 1960 a la capital catalana, donde llegó a convertirse en la segunda fábrica de vehículos más importante.

La empresa sí mantendría, no obstante, sus fábricas en Ávila y en Los Corrales de Buelna (Cantabria). 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento