Día del Libro | El Sant Jordi de verano confía en las ventas en las librerías y floristerías tras la suspensión en el Passeig de Gràcia

  • La Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes piden a los catalanes celebrar la jornada desde cada uno de sus municipios.
  • ​Barcelona permite a las librerías instalar este jueves paradas delante de sus establecimientos. 
Rosa por Sant Jordi
Rosa por Sant Jordi
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

El Sant Jordi de verano es este jueves una realidad, aunque algo alejada de la idea que se habían hecho de la fiesta durante la desescalada tanto los ciudadanos como los libreros y floristas. 

Ambos gremios confiaron la celebración de la Diada aplazada de abril a julio por la virulencia de la pandemia de coronavirus en Cataluña a hacer del Passeig de Gràcia de Barcelona su epicentro. Se habían previsto unas 200 paradas, firmas de autores con todas las medidas de seguridad y de distanciamiento, así como cita previa, y controles de aforo en los establecimientos. 

Pero el recrudecimiento de los rebrotes en la capital catalana y parte de su área metropolitana ha dado finalmente al traste con la celebración veraniega en este punto.

En Barcelona, el Ayuntamiento permite paradas delante de cada librería

Pero la fiesta no se para y se celebra este jueves en toda Cataluña, pero en otras condiciones. La Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes han hecho un llamamiento a los catalanes a formar parte de la jornada desde cada uno de sus municipios y a reencontrarse con los autores y los libros desde cada librería y parada habilitada. 

En Barcelona, el Ayuntamiento permite paradas delante de cada librería. Cada establecimiento se hace responsable de la "gestión" de las colas y del mantenimiento de la distancia de seguridad. El gremio editorial ya ha recibido múltiples peticiones por parte de los libreros barceloneses. 

Esta fórmula no tiene la consideración de actividad cultural y por eso no se encuentra dentro de las restricciones dictadas por el Govern el viernes pasado ante la multiplicación de brotes de coronavirus en Cataluña. 

Rosas blancas y rojas en recuerdo de las víctimas de la Covid

Los dos gremios han querido introducir un detalle que sirva como homenaje a las víctimas de esta pandemia regalando rosas blancas y rojas. "Queremos expresar un sentimiento de esperanza en el futuro y de recuerdo para las personas afectadas por la pandemia", han indicado.

Laa firmas, a criterio de cada librero

La presidenta del Gremi de Llibreters, Maria Carme Ferrer, ha explicado que las firmas de autores en las librerías "dependerán mucho este jueves de los llbreros, lo que no puede haber son aglomeraciones de personas", ha recordado, así como la opción de solicitar la firma del libro en el establecimiento para ir a recogerlo en una hora convenida. No obstante, algunas editoriales ya avanzaron el pasado lunes que cancelaban las firmas de sus autores, caso de Anagrama. 

"Lo importante es que este día la gente tenga un libro en casa" (Maria Carme Ferrer, presidenta del Gremi de Llibreters)

Ferrer ha destacado que el día del libro y de la rosa "se celebra este jueves y se puede hacer de muchas maneras: comprar por internet (como pasó durante el confinamiento en su fecha tradicional, el 23 de abril), irlo a buscar a la librería, comprar por las redes..."Lo importante es que este día del libro la gente tenga un libro en casa", ha afirmado.

Rafel Nadal e Irene Solà entre los más vendidos en catalán

Entre los autores más vendidos en lengua catalana se han situado en los días previos a esta Diada (del 13 al 19 de julio) Irene Solà, con Canto jo i la muntanya balla (Anagrama), y Rafel Nadal con Mar d'estiu (Univers), en los apartados de ficción y no ficción, respectivamente. 

El enigma de la habitación 622 (Alfaguara) de Jöel Dicker, en ficción, y Así están las cosas (Roca), de Gonzalo Boye,en no ficción, son los más vendidos en castellano en Cataluña, según LibriData, una plataforma digital en línea que registra la venta diaria de libros en más de 150 puntos.

La presidenta de la Associació d´Editors en Llengua Catalana, Montse Ayats, ha hecho un llamamiento a los lectores a "acudir a la librería del barrio o del pueblo y comprar lecturas que nos puedan ayudar en este verano que no sabemos cómo será y en el que las lecturas siempre son una buena compañía".

Floristerías abiertas

A su vez, Jordi Guillén, presidente del Gremi de Floristes de Catalunya, ha recordado que "tanto en Barcelona como en otros municipios con afectaciones por la pandemia habrá floristerías abiertas con medidas de seguridad y se intentarán vender las rosas". 

"Tanto en Barcelona como en otros municipios con afectaciones por la pandemia habrá floristerías abiertas con medidas de seguridad y se intentarán vender las rosas" (Jordi Guillén, presidente del Gremi de Floristes)

"Es un 23 de julio deslocalizado, de los barrios, y de ir a una de las floristerías que la ciudadanía tenga más cerca. Esperemos que la gente lo entienda y se pueda hacer un día del libro y de la rosa", ha añadido.

Los floristas esperan que esta Diada limitada y fuera de temporada sirva de inyección tanto moral como económica para un sector que el pasado 23 de abril  y durante el cierre comercial por el confinamiento perdió el 50% de sus ventas anuales (ahí entran las celebraciones de bodas y comuniones o el Día de la Madre). Antes de conocerse la anulación de la celebración de este jueves en el Passeig de Gràcia, el gremio confiaba en poder alcanzar el 30% de las ventas de un Sant Jordi tradicional. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento