Gráfico | Madrid, la última autonomía que obliga a utilizar mascarillas... y Canarias se queda sola recomendando solo su uso

Uso de mascarilla en España
Uso de mascarilla en España
Henar de Pedro

Una vez que finalizó el estado de alarma, la 'nueva normalidad' que llegó a toda España incluía algunas medidas de prevención del coronavirus como el uso obligatorio de la mascarilla en lugares cerrados, así como en el transporte público y en aquellos lugares donde no fuera posible mantener la distancia de seguridad mínima de 1,5 metros. Sin embargo, los rebrotes que azotan España solo unas semanas después han hecho que muchas comunidades autónomas endurezcan esta medida para evitar la propagación del virus.

Obligatoriedad contra los rebrotes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este martes que el uso de mascarillas será finalmente obligatorio en público, después de varias semanas en las que aseguraba que la medida no era necesaria.

Varios rebrotes en Cataluña, incluido el de Lleida, uno de los que más preocupa a día de hoy a Sanidad, obligaron a la Generalitat a imponer el uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos y cerrados, independientemente de que se mantenga o no la distancia de seguridad. 

El Diario Oficial de la Generalitat incluyó esta orden el jueves, 9 de julio, y su incumplimiento se castiga con multas de 100 euros. Al igual que en la calle, los ciudadanos tienen que llevarla en la playa salvo cuando vayan a bañarse o a tomar el sol, según especificó el director de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, Xavier Llebaria.

Solo 24 horas después, Baleares imitó esta medida con las mismas excepciones que Cataluña: cuando la persona esté en la playa, la piscina, haciendo deporte, tocando instrumentos musicales de viento o consumiendo alimentos y bebidas, por lo que se debe llevar la mascarilla en restaurantes y terrazas si no se está consumiendo. La multa tendrá también un importe de 100 euros.

El País Vasco decidió hacer lo propio a la vez, aunque en su caso la medida solo afectaba a la localidad de Ordizia, donde se inició el brote de coronavirus más numeroso de esta comunidad, aunque desde el 16 de julio, una semana después, su uso obligatorio se extendió en toda la comunidad. Desde el sábado 11 de julio también es obligatorio en Extremadura, donde se aprobó tras detectarse los cuatro primeros brotes.

La Xunta de Galicia ha extendido la obligatoriedad de usar mascarilla en todo momento con independencia de que pueda mantenerse la distancia de seguridad recomendada de un metro y medio. Las excepciones: para personas con problemas respiratorios, para núcleos de convivientes, durante el consumo en establecimientos de hostelería, en la práctica de deporte individual al aire libre y, por último, en playas y piscinas, donde, con todo, será obligatoria cuando las personas estén en movimiento.

Se han ido sumando comunidades

Andalucía, Aragón, Navarra, Asturias o Murcia se sumaron la pasada semana al uso obligatorio de mascarilla incluso en situaciones en las que se pueda mantener la distancia social. Murcia decretó el mismo lunes 13 de julio la obligatoriedad en cualquier espacio, abierto o cerrado, exista o no la distancia de seguridad como medida de protección "propia y ajena" para hacer frente a la "expansión contenida" de la enfermedad en la Región durante los últimos días.

También Aragón y La Rioja hicieron lo mismo el día 13, mientras que Andalucía aprobó la medida el martes 14, aunque no se hizo efectiva hasta el miércoles. 

El Gobierno de Asturias, que llevaba días trabajando en la norma jurídica que lo hiciera posible, se decidió finalmente el martes 14 de julio en un Consejo de Gobierno extraordinario.

Cantabria, que llevaba un tiempo sopesando esta posibilidad, sobre todo en espacios lúdicos, en los que puede haber "cierta relajación", según manifestó el vicepresidente y portavoz del ejecutivo regional, Pablo Zuloaga, finalmente incluyó la medida en su boletín el miércoles 15 de julio. En Navarra la medida entró en vigor el viernes 17.

El uso de la mascarilla es obligatorio también en Castilla y León desde el día 18 de julio en vías públicas, al aire libre y en espacios cerrados de uso público, según se acordó en la reunión del Consejo de Gobierno y tal y como anunció la consejera de Sanidad, Verónica Casado. Esta decisión se publicó un día antes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Ese mismo sábado 18, el Gobierno de la Comunidad Valenciana anunció en una rueda de prensa urgente que se sumaba a la lista de comunidades donde la mascarilla es obligatoria después de mantener una veintena de brotes activos en toda la región. Según anunció la consellera de Salud, Alba Barceló, se puede prescindir de la mascarilla en playas, piscinas y espacios de naturaleza. A esta medida se ha sumando la suspensión del ocio nocturno en la localidad de Gandía.

Castilla la Mancha ha sido la última comunidad en incorporarse. Este martes, 21 de julio, el gobierno regional ha aprobado la medida para todas sus provincias y ha entrado en vigor este miércoles 22.

También se ha implantado en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En la segunda su uso es obligatorio desde este lunes, 20 de julio, mientras que en Ceuta ha entrado en vigor este mismo viernes, 24 de julio.

Canarias descarta hacerla obligatoria y se limita a reforzar la vigilancia

Por su parte, Canarias comunicó al Consejo Interterritorial de Salud que también pensaba aprobar medidas que refuercen la obligatoriedad de usar mascarillas, aunque finalmente se limitó a reforzar su uso. El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, explicó que el Gobierno decidió "intensificar el control de las normas actuales" porque "hoy por hoy la situación epidemiológica no requiere que se extienda la obligatoriedad más allá de lo que ya lo son". 

De esta forma, solo Canarias rechaza por el momento imponer el uso obligatorio de la mascarillas, a diferencia del resto de Comunidades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento