España se alía con Italia y Portugal en contra de una rebaja del fondo de recuperación de la UE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.
EFE / Chema Moya

Queda una semana para que empiece el Consejo Europeo en el que los países de la UE negociarán el reparto del Fondo de Recuperación, del que se beneficiarán especialmente los países más afectados por la pandemia, España entre ellos. Ante esta cita, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha asegurado este miércoles un nuevo aliado en la negociación, al primer ministro italiano, Giuseppe Conte. Se les suma el de Portugal, António Costal, al que ambos han visitado esta semana en Lisboa. Los tres reclaman que el acuerdo se cierre ya en julio y "no se postergue" más el reparto de un fondo sobre el que aún no está asegurada su cuantía. Frente a lo que defienden otros países, España rechaza que sea menor a 750.000 millones.

"Julio tiene que ser el mes del acuerdo", ha reiterado Sánchez, cuya ministra de Hacienda espera saber cuánto dinero vendrá de Bruselas para elaborar los Presupuestos. Además, Sánchez no ha descartado ayer pedir ayuda al fondo europeo de rescates, el MEDE, si la crisis de la Covid empeora y aumentan los gastos sanitarios.

«Es importante que la propuesta, sobre todo los 500.000 millones en transferencias, se mantenga»
​Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

Cumbre europea

  • El 17 y 18 de julio los jefes de Estado y Gobierno de la UE se reunirán en Bruselas para negociar el Fondo de Recuperación tras la Covid, su cuantía y su reparto.

750.000 millones

  • Lo que propone la Comisión. Es menos de lo que esperaba España y países como Holanda o Suecia quieren recortarlo aún más.

Acuerdo en julio

  • Sánchez, Conte y Costa lo tienen claro. «Julio tiene que ser el mes del acuerdo», dijo Sánchez. Hacienda espera para hacer una propuesta de Presupuestos.

Transferencias y créditos

  • Según un cálculo provisional, a España le tocarían 140.000 millones, entre unos 77.000 en transferencias y 63.000 en créditos. Pero hay países que quieren que haya más préstamos y menos dinero a fondo perdido.

Pero lo más inmediato es negociar el fondo de recuperación, su cuantía y qué condiciones se exigirán para recibirlo. España ya vio cómo Bruselas reducía sus expectativas de dotarlo con entre un billón y billón y medio. Finalmente, la Comisión propuso 750.000 millones –500.000 en transferencias directas y 250.000 en créditos– de los que España sería el segundo mayor beneficiado detrás de Italia, con unos 140.000 millones.

Los problemas para Madrid siguen estando en la base misma de la negociación. Los "países frugales" siguen creyendo que 750.000 millones "es mucho dinero", dicen en Moncloa. A eso se le suma que Holanda, Suecia o Dinamarca exigen condiciones más duras para acceder a los fondos. España, Italia o Portugal rechazan unas exigencias que hacen que la negociación empiece a parecerse a la crisis de 2008. Sánchez y Conte reiteraron que no debe verse como una batalla entre "el norte y el sur de Europa", pero entre los países más reticentes a aceptar sus pretensiones están los que también fueron más duros con los más golpeados por la crisis financiera. El presidente se verá la semana que viene con los primeros ministros holandés y sueco pero aún no ha cerrado la reunión que busca con la canciller alemana, Angela Merkel, que ahora Madrid percibe como aliada.

Sánchez ha insistido junto a Conte en que no pueden ser menos de 750.000 millones. "Es importante que la propuesta de la Comisión, sobre todo los 500.000 millones vinculados con transferencias y no préstamos, se mantenga". No será la única dificultad, porque los "frugales" también quieren disminuir las transferencias a fondo perdido y aumentar los préstamos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento