Un médico del hospital de Lleida: "En una semana se puede colapsar"

  • Oriol Yuguero, médico de urgencias del Arnau de Vilanova, explica que han visto gente joven pendiente de una PCR "saltándose las normas de confinamiento".
  • Asegura que desde la semana pasada el aumento de casos ha sido "similar" al que tenían justo antes de la declaración del Estado de Alarma en marzo.
  • DIRECTO | Últimas noticias de la pandemia del coronavirus.
Puerta de acceso al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.
Puerta de acceso al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.
ACN

Oriol Yuguero, médico del servicio de urgencias del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida ha asegurado que ahora mismo el centro sanitario no está "colapsado", pero que se han preparado por el que pueda llegar en los próximos días. A pesar de que ahora la situación está "controlada", ha advertido que, con la experiencia del mes de marzo, saben que "en una semana se puede colapsar"

En declaraciones a la ACN, Yuguero prevé que esta semana será "determinante" para ver como evoluciona el coronavirus en el Segrià y si los casos continúan siendo leves o se empiezan a requerir más ingresos. Además, ha dicho que han encontrado casos entre temporeros, pero también han visto gente "muy joven" pendientes de los resultados de una prueba PCR yendo a comer o cenar, "saltándose las normas de confinamiento".

Situación similar al mes de marzo

Durante el mes de junio, al servicio de urgencias de Arnau de Vilanova llegaban "muy pocos"casos de coronavirus, pero la situación empezó a cambiar hace unos días: "Veíamos más casos compatibles, la mayoría leves que podían volver a su domicilio", ha explicado Yuguero. Desde finales de la semana pasada, no obstante, el aumento ya fue "muy significativo como para estar en una situación similar a la que teníamos antes de la declaración del estado de alarma en marzo".

Ante esta situación, hicieron "saltar las alarmas" al equipo directivo del centro. A pesar de que los pacientes que llegaban eran leves, "la mayoría de sospechosos acababan siendo positivos" y las urgencias avisaron que esto podía provocar que en pocos días volvieran a tener los espacios previstos para enfermos de Covid-19 llenos. Ahora mismo llegan a urgencias entre 30 y 40 personas diarias con sospecha de Covid-19, a pesar de que la mayoría son casos leves que vuelven a su domicilio.

Ahora mismo, Yuguero ha asegurado que la situación a Arnau de Vilanova está "controlada". El centro no está colapsado, pero ha avisado: "En marzo no sabíamos qué pasaría, ahora sabemos que en una semana se puede colapsar y el hospital se ha ido preparando para que no sea un problema".

"Ahora sabemos que en una semana se puede colapsar y el hospital se ha ido preparando para que no sea un problema"

Entre las medidas que se han tomado, el centro ya ha preparado una segunda planta de hospitalización con la previsión que necesiten más camas y se han derivado pacientes a otros dispositivos que hay en la ciudad. También se ha habilitado la carpa montada por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en el exterior del centro para separar bien el circuido de pacientes con sospecha de Covid-19 que llegan al centro de los que lo hacen por otras patologías.

Yuguero ha explicado que de momento no se ha usado porque el "circuito sucio" de las urgencias de Arnau de Vilanova "no está colapsado" y funciona "bastante ágilmente". De momento, la espera en urgencias "no es lo suficiente larga como para tener una sala de espera extra", pero Yuguero ha defendido que se haya instalado la carpa porque no saben si se puede disparar el número de pacientes diarios que lleguen a las urgencias por sospecha de coronavirus.

Jóvenes que se saltan las normas

Hasta ahora, al servicio de urgencias del Arnau de Vilanova llegan pacientes jóvenes, menores de 50 años, con los mismos síntomas que en el mes de marzo: fiebre, dolor de cabeza, diarreas o dolor de garganta. La mayoría son casos leves que vuelven a casa y se les hace un control domiciliario.

A las urgencias del Arnau de Vilanova llegan pacientes jóvenes con los mismos síntomas que en el mes de marzo

Yuguero ha explicado que algunos de estos pacientes jóvenes son trabajadores del sector alimentario, algunos de ellos temporeros, pero otros relacionados con la manipulación de cámaras o bien transportistas y sus familiares. "Había temporeros, pero también gente muy joven que, pendientes del resultado de la PCR, se iban a comer o a cena sin cumplir las normas de confinamiento", ha dicho, "eso sí que lo hemos visto".

Sobre el llamamiento hecho por el Departamento de Salud para que personal sanitario se desplace a Lleida para apoyar, Yuguero lo ha argumentado por el hecho de que ahora mismo hay servicios en que un tercio del personal está de vacaciones y ante la previsión que haya profesionales sanitarios que puedan acabar infectados. "Nos estamos preparando para un brote en octubre y los profesionales necesitaban descanso", ha dicho, "si tenemos el mismo volumen que en marzo tenemos que disponer de efectivos para poderlo solucionar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento