¿El teletrabajo va a destrozar nuestra salud? Una empresa imagina cómo podemos llegar a quedar

  • Un modelo visual refleja cómo podríamos quedar tras 25 años de teletrabajo sin cuidarse.
Susan resume cómo podemos quedar tras 25 años de teletrabajo.
Susan resume cómo podemos quedar tras 25 años de teletrabajo.
DirectlyApply

De la mano de la crisis del coronavirus llegó el teletrabajo y lo hizo para quedarse. De hecho, no dejamos de hablar de cómo va a ser trabajar desde casa de manera habitual como parece que va a empezar a ocurrir en muchos sectores.

Tres de cada cuatro españoles creen que lo ideal es poder combinar teletrabajo y trabajo presencial. La gran mayoría de empresas pretenden mantener el teletrabajo tras la crisis. Dos de cada tres empresas españolas esperan que la plantilla esté disponible más allá de su horario. Teletrabajo sí, pero siempre con derecho a la desconexión. Son algunos de titulares que el teletrabajo nos ha dejado en el último mes.

Pero hay un aspecto importante en el que pocos han caído. ¿Cómo va a afectar el teletrabajo a nuestra salud? Vamos a estar más horas en casa; encerrados; sentados... ¿Trabajar desde casa va a destrozar nuestro cuerpo? Una empresa británica de RR HH lo ha imaginado.

DirectlyApply, así se llama esta compañía, ha consultado con psicólogos clínicos y expertos en fitness para poder pronosticar en qué estado puede quedar nuestro organismo a base de jornadas de trabajo casero. El resultado, cuenta Fox News, es Susan.

Se trata de un modelo visual que refleja cómo podrían ser los teletrabajadores tras 25 años de hacer sus tareas desde casa y de persistir en malos hábitos. El estudio, con esas imágenes que asustan a cualquiera, quiere alertar de las consecuencias de no seguir rutinas adecuadas y sanas.

Según los expertos consultados, tras 25 años de teletrabajar y descuidarse físicamente la lista de males que se acumulan es larga:

  • Obesidad.
  • Fatiga ocular (por culpa del uso continuado de pantallas).
  • Más estrés (por falta de contacto real con los compañeros)
  • Vicios posturales.
  • "Cuello tecnológico" (en inglés llaman 'tech-neck' a los signos de envejecimiento en personas jóvenes por mirar constantemente hacia abajo... al móvil).

Todo eso, las repercusiones físicas que podemos sufrir al teletrabajar y descuidar nuestra salud física y mental, es lo que refleja Susan, aunque a muchos les pueda parecer una caricatura, o sea, una exageración. Recordemos: Susan queda así después de 25 años de trabajar desde casa sin cuidarse.

Un portavoz de DirectlyApply le ha dicho a Fox News que el uso del teletrabajo por culpa de la pandemia de la Covid-19 ha sido "el mayor experimento de trabajo a distancia del mundo". Y ha cambiado nuestra percepción.

"Un viaje de la cama al escritorio puede darnos más tiempo libre e independencia, pero ¿vale la pena conociendo las repercusiones que puede tener física y mentalmente en el futuro?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento