Las Kellys avisan del fraude de los sellos 'Covid-Free' en los hoteles: "Estamos trabajando como antes de la pandemia"

  • Las camareras de pisos denuncian su precariedad, agravada por la pandemia, y reivindican su propio sello de calidad.
  • Denuncian que 70.000 trabajadoras se hayan quedado en la calle y sin derecho a ERTE por las subcontrataciones.
manifestación kellys barcelona viernes
Protesta de las Kellys, el pasado sábado en Barcelona.
Miquel Taverna

El sector de las camareras de piso, las llamadas Kellys, está siendo uno de los más golpeados por la pandemia. Si bien ya arrastraban una notable precariedad laboral desde hace tiempo, el estado de alarma por la Covid-19 ha dejado a la mayoría en la calle, sin derecho a ERTE, dado que los hoteles tienden subcontratarlas mediante empresas externas.

Ahora que el sector de la hostelería se prepara para reactivarse, la asociación de Las Kellys Barcelona reivindica su sello de calidad -aprobado en el 2018 en el Parlament y que aún no se ha puesto en marcha- para garantizar unas buenas condiciones tanto laborales como de limpieza. No obstante, la "gran presión" que los hoteleros están ejerciendo estaría impidiendo su implementación.

El certificado 'Covid-free', poco fiable

Por el contrario, los hoteles sí se están poniendo las pilas para adquirir otro sello: el ‘Covid-free’, que se vende por entre 300 y 1.000 euros y que en realidad no puede asegurar que el sitio esté libre de coronavirus. De hecho, la OCU ya ha pedido al Ministerio de Sanidad que prohíba a las empresas comercializar este tipo de sellos, porque asegura dan una “peligrosa sensación de seguridad”.

Además, las Kellys alertan de que los hoteles que están comprando los sellos 'Covid-free' lo hacen sin contar con ellas, algo extraño si tenemos en cuenta que son quienes a la hora de la verdad se encargarán de la limpieza y desinfección: “Yo no sé cómo los hoteleros quieren sacar adelante el certificado 'Covid-free' si nos van a poner a hacer 25 habitaciones en 5 horas”, manifiesta M.S., trabajadora y miembro de la asociación.

Logotipo 'Covid Free' en un establecimiento comercial de Barcelona.
Logotipo 'Covid Free' en un establecimiento comercial de Barcelona.
ELISENDA ROSANAS/ACN

No se está haciendo absolutamente nada, solo lo mismo que antes; con los mismos productos y el mismo tiempo para limpiar las habitaciones. Algunas hasta se han tenido que llevar sus propias mascarillas”, denuncian algunas de las que ya se han incorporado, mientras las que están a la espera de hacerlo alertan de que todavía no han recibido ninguna formación sobre el coronavirus y que les han dicho que “cuando se incorporen, ya veremos qué hacemos”.

"No se está haciendo absolutamente nada, solo lo mismo que antes; con los mismos productos y el mismo tiempo"

"Tenemos compañeras que están trabajando como antes de la pandemia. No podemos continuar haciendo las mismas habitaciones, y menos teniendo en cuenta que ahora toca desinfectar todo y que hay que limpiar con más minuciosidad. Nuestro sello de calidad es imprescindible en estaemergencia sanitaria", asegura M.S..

A parte, las trabajadoras lamentan que este sello 'Covid-Free'  solo se centra en la supuesta protección del cliente, pero que en ningún caso se preocupa por la de las trabajadoras, quienes no cuentan con los equipos de protección necesarios. “Necesitamos ir al trabajo sabiendo que no nos vamos a contagiar”, dice Vania Arana, portavoz de Las Kellys Barcelona, y añade: "Tenemos que trabajar con EPIS, no con mascarillas quirúrgicas. Estamos hablando de vidas humanas. Pido cordura y sensatez”.

"Necesitamos ir al trabajo sabiendo que no nos vamos a contagiar"

70.000 mujeres en la calle 

El sello de calidad laboral que reivindican las Kellys, además de garantizar una correcta limpieza y desinfección, también velaría por unas correctas condiciones para las trabajadoras y, por lo tanto, poner fin a las subcontrataciones

M. S. forma parte de la asociación y califica la subcontratación como “el problema principal” en su sector. Se calcula que en ciudades como Barcelona o Madrid el 95% de las camareras de piso son subcontratadas, y que unas 70.000 se han quedado sin trabajo en toda España por el coronavirus. 

manifestación kellys barcelona
Las Kellys de Barcelona durante la manifestación del sábado.
Miquel Taverna

"Muchas de ellas, con cargas familiares y enfermedades derivadas de su profesión, han tenido que acudir a la caridad y a comedores sociales para  alimentar a sus familias", denuncia una de las portavoces. Además, a día de hoy se enfrentan a la incertidumbre de no saber cuándo podrán volver a trabajar, porque muchos hoteles todavía no se han decidido a reabrir por la poca cantidad de reservas

"Muchas han tenido que acudir a la caridad y a comedores sociales para alimentar a sus familias"

Aparte, las trabajadoras denuncian que la subcontratatación también provoca que se les niegue su categoría profesional real -camareras de piso- y las contraten como peones de limpieza o limpiadoras; lo cual es un fraude y supone una enorme diferencia en cuanto a condiciones laborales. "Para empezar, el sueldo es un 40% inferior y no se tiene en cuenta la formación que su puesto requiere", explica M.S.

Para poner fin a esta situación, las Kellys reclaman una reforma del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores que prohíba la subcontratación de actividades básicas en un negocio. "Se te parte el alma, pero no puedes hacer más que  seguir luchando, porque es lo único que nos queda", dice una de ellas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento