El Gobierno quiere que las empresas paguen a los empleados todos los gastos del teletrabajo

Cantabria regulará en dos meses el teletrabajo en la administración: "Ha venido para quedarse"
El Gobierno quiere que las empresas paguen a los empleados todos los gastos del teletrabajo.
DIPUTACIÓN

El Gobierno ya tiene ultimado el borrador del proyecto de ley para regular el teletrabajo que anunció hace unas semanas. Y en él se establece que las empresas deberán sufragar "en su totalidad" los gastos tanto directos como indirectos que les genere a sus empleados trabajar a distancia, según ha adelantado este jueves El País.

Según el borrador del anteproyecto de ley, el trabajador tendrá "derecho a la compensación total de los gastos" derivados de que su puesto de trabajo esté en casa, entre ellos los "relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral". Quedaría al albur de los convenios determinar cómo se producirá esa compensación.

El borrador de la norma también abre la puerta a que el empleado pueda alterar su horario laboral cuando trabaje a distancia, aunque siempre deberá llegar a un acuerdo que fije los límites o los tramos horarios en los que debe estar disponible. También se deja claro que el teletrabajo debe ser voluntario, fruto de un acuerdo por escrito entre el empleado y el empleador.

La norma, que se encuentra en preparación, también incluye un capítulo dedicado al derecho a la desconexión, que se pretende garantizar a los trabajadores con la prohibición a las empresas de que utilicen los "medios tecnológicos de comunicación" de la compañía durante los periodos de descanso. De nuevo se deja en manos de los convenios la concreción de esta prohibición para cada empresa.

Asimismo, y en relación con lo ocurrido durante la pandemia, se establecería la obligatoriedad de que las empresas apliquen el teletrabajo en los casos de fuerza mayor, siempre que la actividad de la empresa y los medios técnicos lo permitan. Se debería poner en marcha esta medida antes de poder solicitar un ERTE.

Para los trabajadores se establece la posibilidad de trabajar a distancia en el 60% de la jornada "por fuerza mayor familiar".

El texto también incide en la necesidad de que no se produzcan desigualdades entre los empleados que teletrabajan y quienes acuden presencialmente. Así, no debe la modalidad no debe perjudicar la "retribución, estabilidad en el empleo y promoción profesional".

Este documento nace tras un periodo de consulta pública que terminó el pasado lunes y concreta aspectos que, en ocasiones, ya están contemplados en la norma, aunque dispersos en distintas leyes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento