Monasterio asegura que pidió a Ayuso cerrar los colegios el "6 de octubre", meses antes de la pandemia

La portavoz de Vox en al Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio
La portavoz de Vox en al Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio.
Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Rocío Monasterio declaró este jueves en el pleno de la Asamblea de Madrid que ella misma le pidió a Isabel Díaz Ayuso que cerrara los colegios el "6 de octubre". En ese momento, aún no se había detectado el primer contagio en China, ni se había declarado el coronavirus como pandemia.

"Señora Ayuso, yo fui la primera que el día 6 de octubre le rogué que cerrara los colegios. Se lo rogué y le dije que mis hijos ya no iban a ir al colegio", afirmó. 

El primer caso de coronavirus en todo el mundo apareció el 17 de noviembre en la ciudad de Wuhan. Sin embargo, la dirigente de Vox le reprocha a la presidenta de la Comunidad de Madrid que ya el "6 de octubre" ella misma había solicitado cerrar los centros educativos por este motivo.

Además, le solicitó al Gobierno de Madrid que "tome el tema de la educación de los niños como prioritario", criticándole porque "se ha hablado muy poco" de ellos. "Solo hemos hablado de que querían salir a desfogar al parque, pero no nos hemos preguntado qué consecuencias ha tenido este encierro en su desarrollo personal o qué consecuencias está teniendo el pasar tantos días delante de pantallas", manifestó.

"Estos niños han visto una guerra y van a ver una posguerra que va a ser la crisis económica y social", afirmó. La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid confesó que desde su partido no quieren que estos pequeños "sean la generación de la Covid", por lo que le exigió a Ayuso "una solución o un plan, aunque no acierten al 100%". 

"¿Cómo va a evitar el problema que se va a producir en las familias con niños cuyos padres van a querer reincorporarse al trabajo y no van a poder por no tener abiertos los colegios por miedo al contagio del coronavirus?", le cuestionó Rocío Monasterio a Ayuso, que le respondió alegando que es "una preocupación" compartida por todos.

Por último, aprovechó su intervención para defender "las sonrisas" durante la marcha que convocaron el pasado 23 de mayo, que habían sido criticadas por encontrarnos en una situación de estado de alarma. "Algunos nos recriminasteis las sonrisas y la gran manifestación; lo de las sonrisas fue algo voluntario y consciente porque los que somos padres tenemos la obligación de transmitir a nuestros hijos esperanza y optimismo. No pueden seguir viéndonos en la crispación que quiere la izquierda, en la falta de concordia, en el insulto", defendió. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento