PP, Vox y Cs exigen a Marlaska que dimita y este se niega: "No he cometido ninguna ilegalidad"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.
EFE/ Kiko Huesca
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La oposición lo tiene claro: el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, debe dimitir por haber cesado como jefe de la comandancia de Madrid de la Guardia Civil al coronel Diego Pérez de los Cobos. Así se lo exigieron este miércoles en el Congreso en sendas intervenciones parlamentarias PP, Vox y Cs, que -en ocasiones con palabras gruesas- acusaron al ministro de haber perdido la "dignidad", de tener una "conducta tramposa" y de haber "mentido".

Marlaska lleva días en el foco de la polémica por haber cesado a Pérez de los Cobos, supuestamente por haberse éste negado a filtrarle la investigación que mantiene abierto el Instituto Armado en relación a la manifestación del 8-M, su posible relación con la pandemia de coronavirus y las eventuales responsabilidades del Gobierno por permitir su celebración. El ministro ha justificado este cese en la necesidad de contar con un equipo de "confianza", y este miércoles insistió en sede parlamentaria en que no ha cometido ninguna "ilegalidad" porque no solicitó a Pérez de los Cobos información sobre esa investigación.

"No voy a dimitir porque, como he dicho y repetiré, no he cometido ninguna ilegalidad, ni yo ni mi equipo", aseguró Marlaska en un tenso y encendido debate en el que aseguró que ni él ni nadie de su entorno ha "solicitado el informe ni el contenido del informe". Y ofreció una nueva explicación: lo único que quiso saber, sostuvo el ministro, es si se estaba produciendo dicha investigación y por qué se estaban produciendo "filtraciones" de la misma, porque "una filtración puede desacreditar una investigación, y no lo vamos a permitir".

No obstante, la oposición se esmeró mucho en demostrar que no cree la versión de Marlaska. "Cuando un ministro falta a la verdad, dimite", le espetó la diputada del PP Ana Belén Vázquez, y esa fue la acusación más repetida hacia el dirigente: la de no haber dicho la verdad. "Usted fulminó a un hombre honesto por no someterse a usted y por cumplir la legalidad", le afeó. Y admitió sentirse "sorprendida" por ver a Marlaska sentado en el banco del Gobierno "perdiendo su dignidad".

Vox y Cs también acorralan al ministro

No fue el único rifirrafe que mantuvo el titular de Interior con la oposición. Más duro incluso fue el tono empleado por el diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro, que tachó de "tramposa", "inmoral" y "cobarde" la "conducta" de Marlaska, a quien llamó "aprendiz de esbirro" del Gobierno. A juicio de Gil Lázaro, la supuesta injerencia del ministro del Interior en la investigación policial está motivada porque el Gobierno es "culpable de la negligencia criminal del 8-M, que ha causado miles de muertos y la ruina nacional".

"Tendrán que responder en los tribunales y en las urnas. Váyase si es que conserva un mínimo de honor, de dignidad y vergüenza, pero deje la puerta abierta, que pronto le seguirán Sánchez e Iglesias", planteó el diputado de Vox, al que Marlaska respondió insistiendo en otro de sus argumentos de los últimos días: que el cese de Pérez de los Cobos responde a una reordenación de los equipos para tener en los puestos de mando a "cargos de confianza". "Y nunca denostamos" la "carrera profesional" de los cesados, insistió.

Por su parte, el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, reprochó al ministro que quiera dar "miedo" a los mandos policiales para que se lo piensen dos veces antes de desobedecer una presión del ministerio. "Tiene que dimitir, por dignidad o por sensatez, y hágalo, porque esta metiendo tantas veces la pata que va a obligar al presidente a que le cese", espetó Bal, que aseguró que con la polémica Marlaska "ha dilapidado su prestigio" como juez y ha actuado como un "déspota".

"No hay persecución política, no hay sectarismo, repetir una mentira mil veces no la convierte en verdad", respondió muy airado Marlaska, que insistió en que la "pérdida de confianza" en Pérez de los Cobos vino provocada por la falta de explicación sobre las filtraciones que se estaban produciendo de la investigación. En este sentido, sobre la nota difundida este martes que planteaba que el cese se produjo "por no informar del desarrollo de las investigaciones y actuaciones", el ministro aseguró que lo único que quería era saber que esa investigación se estaba produciendo, no su contenido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento