El Banco de España acepta que ahora suba el gasto pero pide ajustes para hacer frente a una larga crisis

Una mujer en una tienda de ropa, este lunes
Una mujer en una tienda de ropa, este lunes
Jorge París

La economía sigue en el alambre a causa de la crisis del coronavirus. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha revisado las previsiones de caída del PIB de hace un mes y ha dicho que en el mejor de los escenarios la economía caería este año el 9,5%, frente a la horquilla de entre el 6,6 % y el 8,7 % que estimó en abril.

El gobernador comparece en la Comisión de Economía del Congreso para explicar el impacto del COVID-19 en la economía española y ha avisado de que la recuperación no estará exenta de dificultades y no se puedan descartar escenarios más desfavorables que los considerados actualmente.

Hernández de Cos ha dicho que los dos escenarios que barajaba el Banco de España de caída del PIB para este año (entre el 6,6 y el 8,7% si el confinamiento dura ocho semanas y en el 13,6 % si dura 12 semanas) son ya muy poco realistas.

Escenarios del Banco de España
Escenarios del Banco de España
BANCO DE ESPAÑA

En este sentido, ha incidido en que parecen más realistas en estos momentos una caída del PIB de entre el 9,5% y el 12,4% con incrementos posteriores del 6,1% y el 8,5% en 2021.

Estos escenarios incorporarían una serie de medidas fiscal, monetarias y prudenciales, de forma que las caídas de la actividad serían significativamente más elevadas en ausencia de ellas. Por otra parte, ha puntualizado que estos escenarios macroeconómicos también permiten estimar que el coste presupuestario de la crisis será "muy alto", por el doble efecto de las medidas paliativas y, sobre todo, de la acción de los estabilizadores automáticos, que conducirán a un déficit público muy elevado este año, con su consiguiente traslación al endeudamiento del conjunto de las Administraciones Públicas. 

También ha avisado de que el shock será de mayor intensidad cuanto más dilatado sea el período en el que se necesiten mantener las restricciones de actividad y con más riesgos de que los problemas de liquidez de "muchos" agentes económicos den paso a situaciones de insolvencia.

En el escenario de caída del PIB más moderado, la ratio de deuda pública sobre el PIB se elevaría hasta alrededor del 115%, y en el escenario más adverso se situaría incluso por encima del 120% del PIB (unos 25 puntos porcentuales más que a finales de 2019).

Según el Gobernador, la duración de la perturbación es incierta, pero, en todo caso, debería ser limitada y dar paso a una recuperación una vez que se haya controlado la enfermedad, aunque ha avisado de que "no es descartable" que se produzcan también algunos daños y/o cambios estructurales tras la crisis

"Parece razonable repartir entre el conjunto de la sociedad los costes que una parte de la ciudadanía ya está soportando de una forma muy directa"

Cos ha tildado de "insuficiente" la respuesta dada a nivel europeo y ha incidido en que la "severidad, la temporalidad y la globalidad" de la perturbación demandan en una primera fase que las acciones sean "contundentes, acotadas en el tiempo y coordinadas".

"Parece razonable repartir entre el conjunto de la sociedad los costes que una parte de la ciudadanía ya está soportando de una forma muy directa", ha indicado Hernández de Cos, quien ha pedido una agenda de reformas "ambiciosas" y el diseño "temprano" de una estrategia de consolidación fiscal a implementar cuando finalice la pandemia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento