Voy a empezar a invertir ahora: ¿es una buena idea hacerlo a través de fondos de inversión? ¿Son seguros?

  • Existen fondos de inversión de todo tipo y adaptados a cada perfil inversor.
Dinero.
Dinero.
PEXELS - Archivo

La economía española está experimentando una caída en picado en las últimas semanas. Las previsiones sobre una crisis son ya más una certeza que una amenaza y muchas personas están optando por aprovechar los traspiés que están sufriendo los mercados financieros. Las bolsas están tiñéndose de rojo y esto hace que algunos activos financieros coticen a precios de “ganga”.

Por este motivo, no es de extrañar que muchas personas se hayan interesado en los últimos meses por la inversión en bolsa. Tanto es así que algunos brókers están registrando un aluvión en el número de nuevos usuarios, lo que los ha llevado a poner a los nuevos inversores en lista de espera para poder empezar a invertir en la plataforma, como en el caso de DeGiro, que implantó esta medida el pasado 25 de marzo.

Sin embargo, cuando llega el momento de decidir dónde poner el dinero no todos tienen claro cuál es la compañía por la que apostar, por lo que prefieren recurrir a los fondos de inversión, que permiten a los inversores depositar el dinero en un solo producto que, a su vez, invierte en diferentes empresas o valores.

Pero, ¿es seguro invertir en fondos en contexto como el actual? ¿Se puede perder dinero? Estas son algunas de las dudas más frecuentes que surgen entre los nuevos inversores. Sin embargo, conviene saber que este tipo de productos son unos de los más seguros para nuestro dinero si se seleccionan de manera correcta.

¿Cómo funcionan los fondos y en qué invierten?

Los fondos son productos que están gestionados por expertos y que pueden ser contratados a través del banco de toda la vida o entidades independientes. Este tipo de productos agrupa el dinero de todos los inversores y lo invierte en diferentes activos que pueden cotizar en diferentes zonas geográficas o sectores diferentes.

En la actualidad existen fondos de inversión de todo tipo y adaptados a cada perfil inversor, desde aquellos para personas más conservadoras con sus ahorros hasta los que buscan arriesgar más.

Dependiendo del tipo de fondo que se elija este podrá tener una mayor o menor rentabilidad. Por lo general, los que arriesgan más, que suelen invertir en bolsa y provocan una mayor incertidumbre, generarán un mayor rendimiento. Mientras que si lo que se busca es no tener demasiados sustos y no se quiere arriesgar demasiado el dinero, la rentabilidad será algo más reducida.

¿Cuáles son los mejores fondos de tu banco?:

¿Son seguros estos productos?

En relación a la seguridad de estos productos, conviene tener en cuenta dos aspectos. Uno de ellos es la posibilidad de perder dinero, que existe dentro de estos productos, al igual que con el resto de inversiones. Puesto que el dinero depositado en los fondos se invierte en los mercados, es posible que, si estos caen, lo haga también el valor de nuestro producto en función de los activos en los que los gestores hayan depositado el dinero.

Otro de los aspectos importantes en relación a la seguridad de los mismos es el relacionado con su regulación. En este sentido, los fondos son uno de los productos más seguros para el inversor, puesto que están supervisados y las entidades que lo gestionan están totalmente reguladas. 

En el caso de España, el organismo que los regula es la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), quien se encarga, entre otros, de solucionar los problemas si una gestora quiebra. En estos casos, la CNMV designaría a otra gestora para que invierta el dinero de sus inversores sin que estos pierdan nada.

¿Son productos para todos los bolsillos? ¿Cuánto puedo ganar?

Una de las creencias más populares entre la población en general es que invertir en los mercados financieros tiene un coste elevado o se necesita mucho dinero para hacerlo. Pero, al igual que existen productos para todo tipo de perfiles en lo que se refiere al riesgo de las inversiones, también existen para todos los bolsillos.

Aunque es cierto que algunos productos pueden exigir un mínimo de inversión, en la mayoría de los casos los fondos pueden ser contratados desde 100 euros o el valor de una participación de ese fondo. 

Además, con la llegada en los últimos años de los gestores automatizados o roboadvisors la inversión se ha extendido prácticamente a todas las personas, incluso aquellas que tienen un menor conocimiento sobre los mercados. 

Estos gestores automatizados ofrecen a los inversores, en función de su perfil, una cartera compuesta por diferentes fondos indexados, que replican los comportamientos de algunos índices (como el Ibex 35, por ejemplo) y que, por ello, aplican comisiones muy reducidas.

En cuanto a la rentabilidad, conviene tener en cuenta que este tipo de productos están pensados para el largo plazo y que no se puede aspirar a rentabilidades altas en apenas unos meses. 

A lo largo de los años, si el producto contratado se comporta de manera positiva, irá obteniendo rentabilidad y los intereses ganados se irán acumulando y rentabilizando, lo que permitirá que el valor del dinero crezca año tras año.

Así, algunas categorías de fondos que invierten en renta variable registran, en los mejores casos, unas ganancias del 6,22% en los últimos 15 años (en concreto, renta variable internacional americana, según los últimos datos de Inverco) o del 9,35% a diez años. Otras, como los fondos de renta fija, registran en los últimos 15 años una rentabilidad de entre el 1% y el 2% en los mejores casos. 

Sin embargo, en estos datos conviene tener en cuenta las caídas de los últimos meses, que han influido negativamente en la rentabilidad a corto y a largo plazo de estos productos. Si se analizan los datos del último año, prácticamente todas las categorías de fondos de inversión cosechan pérdidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento