Muere con coronavirus Antonio González Pacheco, ‘Billy el Niño’, jefe de la policía franquista acusado de torturas

El exinspector Juan Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño'.
El exinspector Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño'.
EFE

El exinspector de la Policía Nacional Juan Antonio González Pacheco (Cáceres, 1946), alias 'Billy el Niño', denunciado en múltiples ocasiones por torturas durante el franquismo, ha fallecido en una clínica madrileña víctima del coronavirus.

Hace poco más de un año, en marzo de 2019, una jueza de Madrid aceptó por primera vez investigar a Billy el Niño por posibles delitos de lesa humanidad. En la que hubiera sido la primera investigación tras varias querellas rechazadas.

El apodo se lo pusieron las organizaciones estudiantiles en épocas del franquismo por la agresividad de sus interrogatorios. Durante la dictadura franquista ingresó en el Cuerpo General de Policía, y llegó a ser número dos del comisario Roberto Conesa en la Brigada Político-Social.

En 1982 abandonó la policía y desde entonces pasó a trabajar como jefe de seguridad para varias empresas privadas. En el año 2013, una jueza argentina, Maria Servini, aceptó una querella contra el exinspector de policía por torturas. España declinó en 2014 aprobar su extradición al país americano y pidió a las víctimas que denunciaran en juzgados nacionales.

Medallas al mérito

En el mes de febrero el Congreso de los Diputados solicitó, por su parte, al Gobierno que desclasificase los informes por los que se le concedieron medallas al expolicía acusado de torturas por varias víctimas del franquismo. 

Billy el Niño tenía en su haber cuatro medallas que incrementaban notablemente su pensión. En concreto, un 50%, según detalló un informe del Ministerio del Interior hace unos meses.

Ha fallecido en la clínica San Francisco de Asís de Madrid a los setenta y tres años el 7 de mayo de 2020 por COVID-19 durante la pandemia de 2020.

"Ha muerto sin que se le retiraran los honores"

Para Pablo Iglesias, el hecho de que haya fallecido sin haber sido juzgado y con sus medallas y privilegios intactos, "es una vergüenza" para el Gobierno. El vicepresidente del Ejecutivo ha pedido perdón por ello.

"La muerte del torturador Gonzalez Pacheco sin haber sido juzgado, con sus medallas y privilegios intactos, es una vergüenza para la democracia y también para nosotros como Gobierno. Pido perdón a sus víctimas, luchadores por la democracia y la justicia. Porque fuisteis, somos", ha lamentado el secretario general de Podemos en un mensaje en Twitter.

Las reacciones a la muerte de González Pacheco no se han hecho esperar. "Lo ha hecho con todos sus reconocimientos, honores, medallas y pensiones. Cuánta rabia. Pido perdón a todos los que lucharon por la democracia en España y más a quienes sufrieron sus torturas porque no hemos llegado a tiempo", escribió la ministra de Igualdad, Irene Montero.

También se pronunció Iñigo Errejón. "Ha muerto sin que se le retiraran los honores y condecoraciones y cobrando una pensión especial por infringir dolor a quienes lucharon por la libertad. Es una humillación para el pueblo español y un insulto a sus víctimas", sostuvo el diputado de Más País en sus redes sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento