Perfil | 'Billy el Niño', el policía franquista acusado de torturas y condecorado por el Estado

El ex inspector de la Brigada Político Social del franquismo Antonio González Pacheco, conocido como 'Billy el niño.
El ex inspector de la Brigada Político Social del franquismo Antonio González Pacheco, conocido como 'Billy el niño'.
ATLAS

Juan Antonio González Pacheco fue bautizado por sus propios compañeros de la policía con el nombre de Billy el Niño por su habilidad de hacer girar la pistola sobre un dedo cual vaquero del lejano oeste. Más tarde, ese alias lo conocería toda España por incluir entre su currículum un sin fin de acusaciones de torturas.

Nacido en 1946 en un pueblo de Cáceres, ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía durante la dictadura franquista y llegó a ser el número dos de la Brigada Político-Social, donde se hizo conocido por la violencia que utilizaba en los interrogatorios en la sede de la Dirección General de Seguridad.

En 1977 pasó a ser inspector del Cuerpo Superior de Policía, integrado en la nueva Brigada Central de Información, tras la desaparición de la Brigada Político-Social.

Durante el mandato de Rodolfo Martín Villa en el ministerio de Gobernación, fue condecorado con la medalla de plata al mérito policial por su actuación en la lucha antiterrorista contra el GRAPO y por la liberación de presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol, que había sido secuestrado por este grupo. Más tarde le siguieron más condecoraciones. 

En 1982 abandonó el cuerpo para ejercer como jefe de seguridad en empresas privadas. Sin embargo, las acusaciones de torturas de sus víctimas no han cesado hasta hoy. El periodista Paco Lobatón, Luis Miguel Urbán, padre del eurodiputado Miguel Urbán o Lidia Falcón, presidenta del partido feminista, son algunos de los que hicieron públicas las torturas sufridas.

Después de múltiples peticiones para que le retiraran las condecoraciones, por las que percibía un plus mensual, ha fallecido sin conseguirlo. El pasado 11 de febrero, un mes antes de decretarse el estado de alarma por el coronavirus, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se mostró convencido de que se podrían retirar las medallas concedidas a Billy el Niño gracias a la nueva Ley de Memoria Histórica que había presentado el PSOE en el Congreso. Finalmente, el coronavirus ha hecho que muriera sin retirarle las condecoraciones y sin llegar a ser investigado judicialmente por delitos de torturas pese a las querellas presentadas en los últimos años por sus víctimas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento