El Gobierno pide a la oposición "sentido común" para prorrogar la alarma pero no aclara si hablará con Casado

  • La portavoz María Jesús Montero desliza que "todos conocemos" ya "el posicionamiento del Gobierno".
  • El Ejecutivo insiste en que no hay alternativa a la extensión de la alarma: "Es de sentido común".
Pedro Sánchez se reúne con Pablo Casado por videoconferencia en torno a los Pact
Pedro Sánchez se reúne con Pablo Casado por videoconferencia.
Moncloa

Prorrogar el estado de alarma es imprescindible para llevar a cabo con éxito el desconfinamiento progresivo, y no hay más alternativas. Esa es la idea en la que insistió este domingo el Gobierno por boca de su portavoz, María Jesús Montero, y del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que insistieron en pedir el apoyo de la oposición el próximo miércoles en el Congreso para aprobar esta prórroga por una cuestión de "sentido común", aunque no aclararon si hablarán con el líder del PP, Pablo Casado, para garantizarse el apoyo popular.

Después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, señalara el sábado que no hay "plan B" a continuar con el estado de alarma en vigor, este domingo Montero e Illa insistieron en la misma idea: es fundamental mantener las medidas de excepción porque han "funcionado" y son las únicas que pueden garantizar las restricciones a la movilidad, fundamentales en la desescalada. Es un "consenso internacional" que hay que levantar poco a poco y no de golpe las restricciones, argumentó la ministra portavoz.

No obstante, en esta ocasión el Gobierno no tiene amarrados todos los apoyos para sacar adelante la nueva prórroga de 15 días en el Congreso de los Diputados que se votará el miércoles, fundamentalmente por las dudas expresadas por el PP al respecto. Aunque Montero no afirmó en ningún momento que Sánchez fuera a ponerse en contacto con Casado. "Vamos a seguir hablando con todos los líderes políticos, pero no creo que el problema de que determinada formación pueda apoyar la alarma sea que se haya hablado personalmente" con su líder, sostuvo.

Para la portavoz, apoyar la extensión de la alarma es de "sentido común", y el Ejecutivo no tendría por qué pedir personalmente a cada líder su apoyo habida cuenta de que "todos conocemos el posicionamiento del Gobierno" al respecto. "Es impensable que el decreto no se prorrogue porque sería como decir que todo el trabajo previo de los ciudadanos no tiene ningún valor", espetó Montero, que insistió en que quien decida votar en contra lo hará por una "cuestión" diferente a las razones puramente técnicas.

"¿Qué sentido tiene no prorrogarlo? No le encuentro ningún tipo de interés, apelo al sentido común y la responsabilidad", insistió Montero, que repitió que "el Gobierno ha sido meridianamente claro" sobre las consecuencias que tendría el no alargar el estado de alarma. Para empezar, que "muchas medidas de las puestas en marcha" a nivel laboral o social "decaen".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento