Villacís reconoce errores en acto de Ifema: "Espero que no vuelva a ocurrir"

Begoña Villacís dando declaraciones en el acto de cierre del Ifema.
Begoña Villacís dando declaraciones en el acto de cierre del Ifema.
@begonavillacis

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, reconoce errores en el multitudinario acto de cierre del hospital temporal de Ifema al que ella misma asistió y donde asegura que "no se respetaron las distancias de seguridad", algo que espera que "no vuelva a ocurrir" en el futuro.

Villacís vive el confinamiento con una agenda "muy intensa" y trabajando sobre todo desde casa, donde hace equilibrios con sus tres hijas. Tienen "todos los rangos de edad" y pasó una "semana horribilis" cuando se desconocía cómo podrían salir a la calle.

El pasado viernes asistió al cierre del hospital temporal de Ifema, un acto que va a investigar la Delegación del Gobierno en Madrid para comprobar si se cumplieron las normas de seguridad establecidas en el real decreto del estado de alarma.

"Fue un acto esperanzador por lo que significa Ifema: solidaridad y un ejemplo de cómo hace Madrid bien las cosas. Podría haber estado organizado, es cierto que no se respetaron las distancias de seguridad, pero en este tipo de actos multitudinarios es difícil anticipar", ha dicho Villacís.

Espera que sirva para "aprender en el futuro para que no vuelva a ocurrir" algo así y aboga por "actos más sencillos y más recogidos porque implican lo mismo, un reconocimiento a quien ha trabajado ahí".

Para la vicelalcadesa, el cierre del hospital temporal de Ifema o de la morgue provisional instalada en el Palacio de Hielo de Madrid son buenas señales, al igual que la bajada de la presión asistencial en hospitales, y confía en que la capital se libere del coronavirus.

Desescalada

"Madrid será una ciudad Covid-free y la vida será tal y como la conocíamos porque en algún momento llegará la vacuna. Nos llegó antes (la Covid-19), nos ha azotado fuerte, pero hemos tomado medidas antes", recalca.

Por ello, descarta que "Madrid vaya a estar por detrás de otras ciudades a la hora del desescalamiento" y resalta la "madurez" con la que los ciudadanos se han enfrentado a la pandemia.

"No somos la misma sociedad que éramos. Sabemos confinarnos, salir a las calles con mascarillas y no parecer extraterrestres, guardar las distancias", apunta.

Respecto a la reapertura de comercios y establecimientos con aforo limitado, reconoce que hará que en algunos casos sea "inasumible seguir subiendo la persiana, sobre todo contratando al 100% de los trabajadores de los ERTE".

"No puedes pedir a un empresario que tenga el 30% de ingresos con el 100% de los gastos. Los empresarios no son la vaca que se puede ordeñar indefinidamente. Necesitamos a nuestras empresas vivas, aunque sean más pequeñas, con menos trabajadores y con pérdidas", añade.

En su opinión, el teletrabajo, que es uno de los cambios que ha experimentado la ciudad durante el confinamiento, es "un avance que va a influir positivamente en conciliación y por tanto en igualdad, también en la movilidad".

"El otro debate es el del espacio público. A medio plazo para que muchos sectores sobrevivan van a tener que disponer del espacio público. Todo el mundo piensa en las terrazas, yo también en los comercios y tampoco quiero restar derechos a los viandantes, lógicamente", dice.

Sobre las escuelas infantiles, afirma que "la recomendación en todos los distritos es mantener los contratos y el 78% se han mantenido", y el hecho de que sigan funcionando con clases online es "una ayuda para los padres, sobre todo a los que están teletrabajando".

Ayudas sociales

Villacís manifiesta su preocupación por la demanda social de ayudas, una situación que "se remonta a la de la crisis de 2008" pero producida en un espacio "corto" de tiempo.

Pese a ello, presume de los "reflejos" del Ayuntamiento de Madrid para hacer frente a esta situación, al ser "la primera ciudad en crear un recursos para personas sin hogar, comedores sociales, ayudas", algo que "hace mes y medio no existía".

Las nuevas familias vulnerables son personas que"no esperaban verse en esta situación", ya que eran de "clase media" y tenían "recursos suficientes para acabar el mes o un colchón de una semana o tres semanas".

"A día de hoy no se han cobrado los ERTES. Han hecho todo lo que el Gobierno les ha dicho que hay que hacer y no les está sirviendo de nada. Esa agilidad que estamos demostrando los ayuntamientos la necesita el Gobierno ya", sostiene.

La "ayuda exprés" de hasta 300 euros que el Ayuntamiento de Madrid ofrecerá a familias vulnerables es, según Villacís, la "mejor manera" para recibir un apoyo de la forma "más automática posible y que la gente no esté pasando penurias".

"Aún así las van a pasar porque es el dinero que es. Necesitan prestación por desempleo y sobre todo trabajar, pero necesitamos que cobren algo", comenta.

Sin discrepancias con el PP

Sobre los menús que el Ayuntamiento de Madrid ofrece a familias vulnerables, destaca que son "saludables" porque "tienen su parte de proteínas, verduras, frutas" y asegura que no conoce el detalle de los que ofrece la Comunidad a través de empresas como Telepizza, aunque está convencida de que "habrán hecho todo lo posible".

La vicealcaldesa asegura que en el Ayuntamiento, a diferencia de la Comunidad, donde también cogobierna el PP con Ciudadanos, "es fácil ponerse de acuerdo" porque tienen los vecinos "a mano" y tienen que tomar "decisiones muy pragmáticas".

"No hemos discrepado nada, hemos debatido sobre los parques, pero tratando entre todos de pensar la mejor opción, no hemos discrepado en otras cosas", comenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento