Sanidad estudia este lunes los planes territoriales para la desescalada y marca las exigencias para el inicio del proceso

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa sobre la crisis del coronavirus.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa sobre la crisis del coronavirus.
MONCLOA / EFE
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa sobre la crisis del coronavirus.

El Ministerio de Sanidad estudiará este lunes los planes territoriales que las distintas comunidades autónomas le presenten para diseñar cómo será el final del confinamiento que rige en todo el país desde el 15 de marzo, cuando se activó el estado de alarma por el coronavirus, pero para el comienzo de ese proceso el departamento que dirige Salvador Illa exige unas condiciones tanto asistenciales como de salud pública.

El Consejo Interterritorial de Salud del viernes no llegó a abordar ningún plan autonómico ni tampoco una fecha para el fin del confinamiento, aunque se matizó que sería "lo antes posible siempre que se den las condiciones de seguridad sanitaria". Este lunes sí estarán sobre la mesa los planes autonómicos ya que se celebrarán dos reuniones de trabajo: una técnica y una nueva convocatoria del Consejo Interterritorial de Salud, y que irán el martes al Consejo de Ministros, donde se detallarán las medidas, que coordinará el propio presidente del Gobierno.

La reunión del domingo estaba centrada en conocer y analizar esas capacidades esenciales exigidas para poder poner en marcha la "desescalada".

Cribado con PCR, medidas de precaución y reservas de EPIs

Entre las capacidades esenciales, tanto asistenciales como de salud pública, que condicionarán la desescalada según marca el Ministerio están algunos aspectos hospitalarios como son las medidas de prevención de infecciones intrahospitalarias.

Algunas de las exigencias que se contemplan son el cribado universal con PCR de pacientes antes del ingreso por patología no-COVID, siempre priorizando la atención urgente del paciente; y los circuitos separados entre COVID y no COVID, además de medidas de precaución y reservas de EPIs (equipos de protección individual).

Incremento de camas de UCI

En cuanto a camas de agudos y UCI, el Ministerio ha aclarado que se debe tener capacidad para reservar asistencia de respiración mecánica y medicación crítica y para afrontar un incremento neto de camas de agudos y de UCI en previsión de un pico asistencial.

Circuitos separados para la atención presencial

En Atención Primaria, el Ministerio demanda circuitos separados para la atención presencial de personas con síntomas respiratorios o infecciosos, protocolos de protección del personal y de diagnóstico de nuevos casos, aislamiento y seguimiento.

El Ministerio pide, asimismo, protocolos de centros de salud y para la identificación de los centros sociales en la zona básica de salud, como residencias de mayores, algo que en las islas ya se tiene en desarrollo a través de una instrucción de la Dirección General de Salud Pública.

Cribado de residencias de mayores

Sanidad insiste en la capacidad de diagnóstico a través de PCR y un cribado de residencias de mayores, algo que Canarias recuerda que ya viene realizando hace tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento