El Gobierno estudia que los asintomáticos se aíslen voluntariamente sin descartar que sea obligatorio

  • Las comunidades tienen hasta el viernes para facilitar una lista de infraestructuras donde alojar a pacientes que no requieran hospitalización.
  • Illa asegura que este domingo se ha repartido un millón de test de coronavirus a las comunidades.
Comparecencia conjunta de Salvador Illa, Margarita Robles, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska.
Comparecencia conjunta de Salvador Illa, Margarita Robles, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska.
MONCLOA

El Gobierno prepara ya planes para ir levantando poco a poco las medidas de confinamiento, y entre ellas están tanto hacer test de coronavirus masivos a la población como aislar a todos aquellos ciudadanos que den positivo en los mismos, aunque tengan pocos o ningún síntoma. El aislamiento de esos pacientes leves podría producirse en centros destinados a tal efecto por las comunidades. Y, aunque en un principio sería voluntario, el Ejecutivo no descarta hacerlo obligatorio.

Así lo explicó este domingo el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, después de que el titular de Sanidad, Salvador Illa, confirmase que las comunidades tienen hasta el próximo viernes para remitir al Gobierno una lista de infaestructuras en las que acoger casos positivos que no requieran hospitalización. "Se estudiará la figura del aislamiento de los asintomáticos, una voluntariedad manifiesta sería lo más factible, si no se estudiarían todas las posibilidades legales, con el respeto al conjunto de derechos y libertades", sostuvo Marlaska.

Para saber qué ciudadanos tendrían que aislarse, sea en estos recintos o en sus domicilios, España pondrá en marcha una campaña de pruebas masivas, insistió Illa, que no obstante aseguró que ahora mismo se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas diarias. Estos test serán, fundamentalmente, como los que se utilizan actualmente, y el ministro de Sanidad aseguró que está "trabajando" para conseguir que se produzcan en industrias españolas. 

Con respecto a la falta de suministros de la que se han quejado en los últimos días algunas comunidades autónomas, Illa aseguró que este mismo domingo se ha repartido una partida de un millón de test que debería llegar a las comunidades como tarde el lunes por la mañana. Esas pruebas son las conocidas como "test rápidos", que detectan anticuerpos pero que no son tan fiables como las pruebas PCR.

Illa también se refirió a la posibilidad de que el Gobierno promueva el uso generalizado de mascarillas por parte de toda la población. Y, ante la escasez de este producto y las dificultades para conseguirlo, planteó que el Ejecutivo "no va a exigir nada que no se pueda cumplir". "Hubo un cambio de posición en las recomendaciones de la OMS al respecto", explicó para justificar el cambio de posición de Sanidad de los últimos días. Y, por ello, "se está estudiando esta cuestión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento