La sanidad privada atiende a 610 casos con coronavirus en UCI y asegura que tiene 2.200 camas más que no se usan

Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón implantar el primer marcapasos sin cables de la sanidad privada sevillana
Imagen de archivo del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla.
QUIRÓNSALUD

La sanidad privada está a disposición de las comunidades autónomas desde que el Gobierno decretó el estado de alarma para hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus, que ya se ha cobrado la vida de 10.000 personas en España (el 20% del total a nivel mundial) y ha contagiado a más de 110.000 personas. Este jueves, la patronal de los centros sanitarios privados, ASPE, ha informado de que sus instalaciones registran 5.200 pacientes hospitalizados en activo, 610 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)y han contabilizado 12.500 positivos

Además, a nivel nacional disponen de 52.000 camas de carácter general y 2.800 de UCI, contando entre estas últimas tanto las instaladas de forma permanente como las camas que se ha requerido ampliar en regiones con focos de contagio muy activos. 

El presidente de la patronal ASPE, Carlos Rus, advierte que los centros sanitarios privados están "infrautilizados" y existe una capacidad muy superior a la que se está empleando, salvo en las regiones de mayor colapso, como Madrid y Cataluña. 

Concretamente, los hospitales privados aseguran que disponen de casi 2.200 camas UCI disponibles, recurso del que han informado a las Comunidades Autónomas y al Ministerio de Sanidad. 

"La puesta a disposición de los recursos de los centros privados ha sido total y absoluta, incluso antes del decreto de alarma", recalca Rus, que ha hecho un llamamiento a todas las regiones para que empleen a fondo sus instalaciones. Considera, en este sentido, que debe primar el trabajo conjunto de una sanidad única en beneficio de los afectados por el Covid-19".

Desde ASPE cuestionan que algunas comunidades autónomas hayan decidido levantar infraestructuras provisionales de contingencia para atender la presión de ingresos de los afectados por el coronavirus, cuando "disponen y no emplean de los recursos de la sanidad privada". En estos centros, apunta Rus, se ha producido "una caída del 90% de la actividad, al desprogramar las intervenciones no urgentes, tal como se indicó". 

Disparidad entre comunidades

Rus apunta que en muchas autonomías, "como Canarias, Comunidad Valencia, Baleares o Asturias", a pesar de las infraestructuras sanitarias privadas a disposición de la crisis, "no se haga uso o solo testimonial de sus equipamientos y recursos humanos". 

Además, ASPE denuncia que "también se da la circunstancia de que regiones como Galicia parecen haber dado órdenes expresas recientes de que los pacientes vayan a hospitales de campaña y no a centros sanitarios privados". 

Por ello, el director de la patronal pone como ejemplo Castilla-La Mancha, donde se han establecido "dos circuitos separados" para atender a los enfermos. De este modo, detalla, los "pacientes Covid" son tratados en la sanidad pública, mientras los "no Covid" son derivados a los centros privados. "Es un método muy eficaz para evitar contagios", asegura, y aboga por extender este planteamiento al resto del país. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento