El Gobierno pide a las familias consumir más "cordero, quesos y pescado fresco" durante el confinamiento por COVID-19

Fotografía de una cuña de queso de oveja.
Fotografía de una cuña de queso de oveja.
GTRES
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que no se ha detectado “un incremento de precios significativo en la distribución alimentaria”, pero ha asegurado que el Gobierno está pendiente en todo momento de este asunto y ha añadido que la cadena alimentaria funciona con normalidad y asegura el abastecimiento de la población.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha hecho un llamamiento a las familias para incrementar durante el confinamiento por el coronavirus el consumo de codero, quesos y pescado fresco, ya que son productos muy "nutritivos y sabrosos" pero su mercado se ha visto severamente limitado por el cierre de la restauración.

En su comparecencia desde La Moncloa para informar sobre la evolución en su sector de la crisis del coronavirus, Planas ha señalado que los productores de quesos de oveja y cabra, criadores de cordero y pescadores han visto mermadas sus ventas con el cierre del canal Horeca (hoteles, restaurantes y catering), obligado por el estado de alarma.

Este canal representaba cerca de un tercio de las ventas de esos productores, por lo que la crisis del coronavirus los ha dejado en una situación muy difícil, ha descrito el ministro. 

"Sse trata de pequeños productores que merecen no solo el reconocimiento, sino del apoyo de la sociedad", ha dicho Planas, "y hago un llamamiento al conjunto de las familias y hogares a que incrementemos nuestro consumo de productos que son sanos, muy alimenticios y muy sabrosos, como el cordero, el queso de oveja y de cabra y el pescado fresco". 

Mano de obra en el campo

Otro problema detectado es la falta de mano de obra en el campo para recoger los productos de la temporada, especialmente ahora que comienza la temporada de fruta de hueso, y ha afirmado que están en contacto con organizaciones agrarias y comunidades autónomas para dar respuesta a esa necesidad.

"Estaba concluyendo la primera fase, sobre todo en Huelva, de la recogida de frutos rojos, de fresa y frambuesa y otros frutos, y en este mismo mes, en la segunda quincena, se inicia la recogida de otros productos, fundamentalmente de fruta de hueso".

El Gobierno calcula que el campo español necesita entre 100.000 y 150.000 trabajadores temporales para recoger estas cosechas en las próximas semanas y estudia cómo compatibilizar su movilización con las restricciones implementadas para frenar la propagación del coronavirus.

Planas ha incidido en la importancia de contar con esta mano de obra para evitar que quede producto sin recoger por motivos de abastecimiento nacional, pero también por mantener las exportaciones a otros países.

"Con las restricciones que hay, tendrá que ser con mano de obra de proximidad"

"Con las restricciones que hay, tendrá que ser con mano de obra de proximidad", ha adelantado el ministro de Agricultura, quien ha citado el ejemplo de 6.000 temporeras marroquíes a las que se les ha prolongado su permiso de trabajo porque ya se encontraban en la zona.

Planas ha defendido que el Gobierno ya medita cuál puede ser la mejor solución en las actuales circunstancias, en las que se limita la movilidad de los trabajadores para evitar los contagios por la COVID-19, y ha recordado que a este mismo problema se enfrentan otros países europeos como Francia, Alemania o Italia.

Ha explicado, asimismo, que cada región "tiene una problemática diferente" a este respecto, por lo que ya está manteniendo reuniones con los responsables de cada comunidad autónoma y con representantes de las organizaciones agrarias y las cooperativas para "diseñar una respuesta" en coordinación igualmente con el Ministerio de Trabajo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento