Avión de Spanair
Un avión de Spanair se estrelló el pasado 20 de agosto en Barajas. (ARCHIVO). ARCHIVO

El juez de Instrucción número 11 de Madrid, Javier Pérez, ha requerido a Spanair que le remita el manual de operaciones del MD-82 siniestrado a finales de agosto en Barajas que consultaron los técnicos de mantenimiento imputados después de que el primer despegue se abortara por una avería en la sonda que mide la temperatura exterior (RAT), informaron fuentes jurídicas.

Un técnico propuso "la decisión de despachar el avión"

El instructor libra oficio a la compañía aérea para que le envíe una copia del libro de mantenimiento para certificar si la actuación de los técnicos fue la más adecuada. Por ahora, el magistrado ha imputado a las personas que revisaron el avión y al jefe de mantenimiento de Spanair por 154 homicidios imprudentes y 18 lesiones imprudentes. Los imputados declararán el próximo 12 de noviembre.

Según el juez, la primera avería que registró el aparato dio lugar a que el mecánico de Spanair Felipe G.R. desactivase el sensor del RAT tras consultar el citado manual. El técnico Julio N.B. asistió a su compañero y propuso "la decisión de despachar el avión".

Fallo multifuncional

En el auto en el que imputó a los técnicos, el magistrado esgrimió que cabía "la posibilidad de que la avería en el RAT del 20 de agosto fuera una consecuencia o manifestación de un fallo multifuncional que afectara también al TOWS (la alarma de configuración inadecuada para el despegue), alimentado por el mismo relé".

El fallo en el sistema de avisos no alertó de que los flaps y slats no estaban desplegados en la maniobra del despegue, impidiendo que el avión se elevase correctamente. Tras ascender unos 12 metros, el aparató cayó y se estrelló en el Arroyo de la Vega, próximo a la pista 36L de la Terminal 4 de Barajas.