Compras por teléfono, pruebas gratis del COVID-19... Las estafas perpetradas aprovechando la crisis del coronavirus

Un agent de la Guàrdia Civil treballant
Un agente de la Guardia Civil.
OPC

La trágica llegada del coronavirus ha ofrecido una nueva oportunidad a estafadores y delincuentes para perpetrar engaños y fraudes aprovechando el miedo causado por el estado de alarma. 

Las siguientes son algunas de las estafas que cuerpos y furzas de seguridad, entes y organismos han detectado hasta el momento.  

Comprar despensa por teléfono

Varios usuarios han denunciado una estafa en la que una persona se hace pasar por empleado de una cadena de supermercados. Llama para supuestamente facilitar la adquisición de alimentos y evitar que la posible víctima se desplace al súper, ofreciendo tomar el pedido por teléfono. 

La compra, afirma el estafador, se puede pagar en efectivo o, lo más peligroso, dando su número de tarjeta de crédito o débido.

Una de las personas que denunció la estafa en Twitter publicó el número desde el que le llamaron a su padre, del cual tenían, se quejó, el nombre y número telefónico.

Pruebas gratuitas

En varios puntos de España se investiga una estafa hecha por una empresa fantasma, que llama a personas mayores para ofrecer pruebas gratuitas de coronovarius a domicilio.

El objetivo de estos delincuentes es acceder al domicilio para robar o agredir sexualmente a la víctima, u obtener dinero a cambio de la supuesta prueba.

Las autoridades advierten que no están haciendo pruebas a domicilio sin aviso, y que en caso de hacerlas envía a personal debidamente identificado y solo en casos puntuales. Cruz Roja, por su lado, aclara que tampoco está enviando agentes sin cita previa a domicilios y que en todo caso jamás cobra por sus servicios.

Desvalijar casas

Otro ayuntamientos han denunciado otra modalidad de esta estafa: "desalmados" que se presentan a los domicilios de personas mayores ofreciendo supuestas pruebas del COBVID-19, cuando en realidad solo quieren entrar al domicilio para desvalijarlo.

Los delincuentes también se hacen pasar por personal sanitario que ofrece material como mascarillas o guantes. También se pueden presentar ofreciendo "remedios milagrosos" o para "desinfectar el domicilio". En todos los casos, las autoridades aconsejan como principal medida no abrir la puerta y preguntar en los números de información oficial. 

La estafa de las mascarillas

La Policía ha pedido tener cuidado al momento de comprar material sanitario, como mascarillas, a través de plataformas digitales. 

Se han dado varios casos de personas que han sido estafadas después de haber pagado hasta 600 euros por una caja de mascarillas y no haber recibido nada a cambio. Ya se han producido detenciones por ese delito.

Ciberestafas

En general, autoridades y organismos han advertido de un aumento de ciberestafas que aprovechan el gancho del coronavirus o de COVID-19. 

Por ejemplo, la Federación Murciana de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Thaderconsumo) ha alertado de estafas ofreciendo suscripciones gratuitas durante cinco años a plataformas de música digital o de contenido multimedia, o de suplantaciones a instituciones como Unicef o la OMS, solicitando datos personales.

De hecho, la Guardia Civil ha bloqueado una página web que estafaba a personas a las que pedía transferencias de hasta 1.000 euros bajo la apariencia de una donación para luchar contra la pandemia.

Precauciones

Las autoridades recomiendan a los consumidores desconfiar si en la publicidad y ofertas de venta de productos o servicios se utiliza un lenguaje o imágenes que sugieran explícita o implícitamente que un producto puede prevenir o curar la infección por COVID-19; o se hace referencia a médicos, profesionales sanitarios, expertos u otras fuentes no oficiales que declaran que un producto puede prevenir o curar una infección por el coronavirus.

Igualmente hay que desconfiar si se hace referencia, por el nombre o logotipo, a las autoridades gubernamentales, expertos oficiales o instituciones internacionales que presuntamente han respaldado las propiedades protectoras o curativas del producto que se comercializa sin proporcionar hipervínculos o referencias a documentos oficiales.

Y si se promociona mediante recomendaciones u opiniones de los consumidores que hacen afirmaciones sobre la efectividad de un producto o servicio para proteger contra el coronavirus.

Igualmente hay que estar alerta si se utilizan expresiones que hacen referencia a la escasez, como "solo disponible hoy", "se agota rápidamente" o similares; si se utilizan expresiones sobre las condiciones del mercado, como el "precio más bajo del mercado", "el único producto que puede curar las infecciones por COVID-19" o similares; y si se oferta con precios que estén muy por encima del precio normal para productos similares debido al hecho de que supuestamente evitarían o curarían la infección por COVID-19.

Hay que desconfiar también si se pide que se proporcione información personal sin razón motivada para obtener información sobre un producto o servicio; y si se exige descargar alguna aplicación para adquirir el producto o servicio.

La Policía Nacional ha publicado un decálogo de precauciones que las persnas mayores deben tomar durante la crisis del coronavirus:

Recomendaciones de la Policía Nacional para las personas mayores.
Recomendaciones de la Policía Nacional para las personas mayores.
Twittr / @policia
Mostrar comentarios

Códigos Descuento