El Gremi de Restauració insta al sector inmobiliario a no cobrar alquileres mientras dure el cierre obligatorio

Bares y terrazas de la Rambla cerrados por el coronavirus.
Bares y terrazas de la Rambla cerrados por el coronavirus.
ACN

Los restaurantes y cafeterías de toda España se encuentran cerradas por la crisis sanitaria que se vive en el país. Ante esta falta de ingresos, los responsables de los negocios de Barcelona se han puesto en contacto con el sector inmobiliario, para intentar que no se cobren los alquileres mientras no puedan abrir las puertas de sus bares.

El Gremi de Restauració de Barcelona ha enviado un comunicado donde explica que ha puesto a disposición del sector un modelo de carta que los restauradores harán llegar a los propietarios de sus respectivos locales. Se pide que no se exija el pago del alquiler mensual entre los establecimientos que tengan que estar cerrados por la situación actual.

Recogen que se adhieren a esta decisión ante "la cláusula rebus sic stantibus, la cual permite interrumpir temporalmente las obligaciones entre arrendador y arrendatario si se produce una situación radicalmente imprevisible que impida de manera significativa cumplir con lo que se había acordado”. El Gremi entiende que ante la prohibición de desarrollar la actividad de restauración, desde el pasado 14 de marzo, se cumplen estos requisitos.

Desde el conjunto de los restauradores explican que “se trata de un contrato entre particulares, por lo que habrá que llegar a un acuerdo” e insta al sector inmobiliario a facilitarlo. “Si no sucediera, previsiblemente muchos restauradores pedirán que la justicia declare que la pandemia es una causa de fuerza mayor”, apuntan.

En cuanto a los trabajadores que dependen de estos negocios, en el comunicado se recoge que “los restauradores han optado mayoritariamente por tramitar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor”.

"La crisis económica es una crisis de empresas"

El director del Gremi de Restauració, Roger Pallarols, apunta que: “nos encontramos inmersos en una doble crisis: sanitaria y económica. En lo que respeta a primavera, el Estado ha movilizado todos sus recursos y también algunos que pertenecen a los sectores privados”, pero explica que faltan recursos para afrontar la crisis económica.

Roger Pallarols continúa: “En estos momentos, la crisis económica es una crisis de empresas. Si las administraciones no garanten su viabilidad, los ERTE terminarán en ERE, es decir, despidos colectivos”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento