Brutal impacto del coronavirus en el sector automovilístico español: paros de la actividad y cascada de ERTE

Trabajadores de la factoría de Opel en Figueruelas.
Trabajadores de la factoría de Opel en Figueruelas.
Fabián Simón - Europa Press

El brote de coronavirus que azota el planeta ha puesto en jaque la economía mundial y prácticamente ningún sector ha logrado escapar a sus efectos. La industria automovilística en España no es una excepción y está sufriendo su devastador impacto. Las diecisiete plantas que suman los fabricantes de automoción en territorio nacional han anunciado que paralizan su actividad para evitar la propagación de la epidemia y por la dificultad para conseguir piezas. 

Volkswagen (Seat), PSA, Nissan, Ford, Mercedes-Benz, Renault e Iveco se han visto obligados a echar el cierre temporalmente ante unas cifras de contagiados y fallecidos que no dejan de crecer. El desconocimiento y la virulencia de la enfermedad ha provocado una profunda crisis que en el sector de la automoción provocará una cascada ERTEs, que las empresas ya han comenzado a anunciar.

Cierre de PSA en Vigo, Madrid y Zaragoza

El grupo francés PSA ha anunciado el cierre progresivo de sus plantas de producción en Europa, lo que incluye las tres que posee en España, que se mantendrán paradas hasta el 27 de marzo. Este lunes ha bajado la persiana su fábrica de Madrid y el martes lo hará la de Figueruelas (Zaragoza), donde se produce diferentes modelos de la marca Opel.

La última en cesar su actividad será la de Vigo, que lo hará el viernes. La decisión obedece a la aceleración en el número de contagios, los problemas de aprovisionamiento y la abrupta caída de las ventas de coches. Todos estos cierres se producirán en coordinación con los sindicatos, según la compañía.

Renault cierra temporalmente sus cuatro fábricas

La multinacional francesa del automóvil Renault también ha detenido su actividad industrial en España y este paro se prolongará mientras dure el estado de alarma declarado a causa del coronavirus. La compañía, que emplea en territorio nacional a más de 10.000 personas, también ha anunciado que durante este tiempo -previsto inicialmente para 15 días, pero prorrogable- se aplicará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

De este modo, la empresa para las máquinas en las cuatro plantas que tiene en España: Sevilla (cajas de cambios), las dos de Valladolid (una de motores y otra de ensamblaje de automóviles) y Palencia (también de montaje de coches). La multinacional, que iba a cerrar solo lunes y martes, ha extendido el cese de la producción a al menos dos semanas debido al "avance de la pandemia" en el país. No obstante, prevé que la actividad comercial se reactive de forma "rápida" después de la crisis.

Ford, paro en Almussafes

Ford decidió el pasado domingo poner fin temporalmente a la producción en su planta de Almussafes (Valencia), que da trabajo a unas 7.000 personas. La compañía tenía previsto interrumpir la actividad tres días, entre el miércoles 18 de marzo y el viernes 20, pero ha optado por cerrar durante toda la semana ante el agravamiento de la situación y después de que se hayan confirmado tres casos positivos de Covid-19 entre los trabajadores en 24 horas.

Volkswagen, dos ERTEs

Tampoco escapa al negro escenario pintado por el coronavirus la mayor empresa industrial de Cataluña: Seat (perteneciente al grupo Volkswagen). La compañía ha presentado este lunes un ERTE por fuerza mayor para un máximo de 14.812 trabajadores. Fuentes sindicales estiman que esta expediente de regulación temporal de empleo puede mantener cerrada la fábrica de Martorell durante cinco o seis semanas.

Una medida similar ha adoptado Volkswagen en Navarra, donde ha iniciado la solicitud de un ERTE para su fábrica en Navarra, en la localidad de Lanbaden, que detuvo la producción el domingo y emplea a unas 4.800 personas. "Causa de fuerza mayor", esgrime la multinacional, ante la escasez de personal por el coronavirus y la dificultad de garantizar la salud de los trabajadores.

Nissan, producción casi parada y posible ERTE

La producción en España de la compañía nipona Nissan se encuentra casi sin producción, tanto en su planta de Ávila como en la de Barcelona (con paradas desde el viernes). Este lunes, solo el 10% de los 2.600 empleados de la planta de la Zona Franca, en la ciudad condal, han acudido a trabajar y este martes está previsto que solo lo hagan 100, según fuentes sindicales.

Este lunes, la dirección y los representantes de los trabajadores se han reunido para estudiar la situación generada por la pandemia, y los sindicatos han abandonado el encuentro con la certeza de que la empresa prepara un ERE temporal.

Cierre en Mercedes-Benz

Vitoria también ha visto este lunes cómo la fábrica más grande del País Vasco, Mercedes-Benz (con unos 5.000 empleados), bajaba la persiana a las 14.00 horas. Durante la mañana, la planta no ha funcionado con normalidad porque el comité, con el apoyo de los trabajadores, se ha plantado ante la línea de salida de los vehículos acabados para exigir a la dirección que priorizara la salud.

Desde primera hora, los integrantes del comité han denunciado la falta de medidas para evitar que los trabajadores pudieran contagiarse de coronavirus. Criticaban que había operario que trabajaban por debajo de la distancia de seguridad y que había zonas comunes que no se desinfectaban. 

Iveco baja la persiana en Valladolid y Madrid

El grupo industrial italiano Iveco ha cerrado su planta de Madrid, con 2.300 trabajadores, desde este lunes "y hasta nuevo aviso" y ha comenzado un ERTE que aprobó en diciembre y que tenía de plazo hasta junio para activarlo. Su planta de Valladolid, con 1.000 empleados, parará hasta el miércoles, cuando se revisará la situación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento