La maquinaria pesada empieza a trabajar para extinguir el fuego reavivado anoche en el vertedero de Zaldibar

Una máquina en los trabajos de extinción del incendio en el vertedero de Zaldibar.
Una máquina en los trabajos de extinción del incendio en el vertedero de Zaldibar.
Miguel Toña / EFE

La maquinaria pesada ha empezado a trabajar a las ocho de la mañana de este viernes para extinguir el fuego que se reavivó este jueves por la noche en la parte alta, de difícil acceso, del vertedero de la localidad vizcaína de Zaldibar, que se derrumbó el pasado 6 de febrero, según ha informado el Gobierno Vasco.

Vecinos de Ermua alertaron por la noche de este jueves de que había llamas en la zona alta de la escombrera. El retén de guardia ha vigilado el fuego durante la noche a la espera de poder actuar.

El Ejecutivo vasco ha señalado que la reactivación del fuego del vertedero era una situación que tenía prevista el equipo de trabajo. Por eso, se había desplazado a la escombrera un retén permanente para vigilar y controlar posibles reactivaciones.

Un equipo de Bomberos se desplazó, tras detectarse las llamas, para valorar la situación. Por motivos de seguridad, la maquinaria pesada no ha podido actuar por la noche. No obstante, en breve, en cuanto amanezca, las máquinas podrán empezar a trabajar para extinguir el fuego.  

El alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, había informado por redes sociales de la reactivación del incendio, que es visible desde poblaciones del entorno, según pudo comprobar Efe.

Medidas preventivas

El Gobierno Vasco había levantado este mismo jueves las medidas sanitarias preventivas en la comarca próxima al vertedero después de que el incendio quedara extinguido y tras conocer el resultado de los últimos análisis del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre los niveles de contaminación en la comarca, que marcaban una "tendencia descendente".

El pasado 14 de febrero, el departamento de Salud recomendó a los vecinos de Zaldibar, Ermua y Eibar que no realizasen actividades deportivas en el exterior ni ventilaran sus viviendas ante los altos niveles de dioxinas y furanos en el aire provocados por el humo.

El Gobierno Vasco anunció este jueves el levantamiento de esta recomendación al entender que, con el fuego apagado, era "previsible" que los valores de esos contaminantes fueran bajado de forma "rápida y drástica".

Los equipos de rescate, protegidos de la contaminación con buzos desechables y mascarillas, continuaron trabajando en parejas en busca de los dos trabajadores desaparecidos en el desprendimiento, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, con la ayuda de excavadoras y con informes favorables sobre la estabilidad del terreno. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento