Las dioxinas y furanos que emiten los fuegos del vertedero de Zaldibar son altamente tóxicas y cancerígenas

Incendios en el vertedero derrumbado de Zaldibar.
Incendios en el vertedero derrumbado de Zaldibar.
EFE

El derrumbe del vertedero de Zaldibar ha traído, además de la muerte de dos trabajadores, numerosos problemas para la seguridad y la salud de los trabajadores y vecinos de la zona. Los incendios originados de forma espontánea entre los escombros están emitiendo a la atmósfera niveles de furanos y dioxinas que podían ser nocivos. Según la OMS, tienen "elevada toxicidad" y pueden causar cáncer.

Según ha adelantado este martes la Mesa Técnica de Seguimiento del derrumbe, los frentes "más importantes" del incendio han quedado extinguidos, aunque las brasas "se pueden reproducir" y hay "unos pocos rescoldos que pueden humear", por lo que se da por "resuelto" el fuego "desde la precaución". "La reproducción del incendio hay que tenerla siempre en consideración", ha admitido el director de la Agencia Vasca del Agua (URA), Ernesto Martínez de Cabrero.

En cualquier caso, el Gobierno Vasco no cambiará las recomendaciones sobre la calidad del aire para los vecinos de la comarca hasta que este jueves o este viernes se conozcan los resultados de las últimas muestras de aire, con especial atención a los parámetros sobre los agentes contaminantes denominados furanos y dioxinas

El Gobierno Vasco aconsejó cerrar las ventanas y no ventilar ni realizar actividad física en las localidades de las proximidades del vertedero siniestrado, recurriendo a medidas garantistas de seguridad para la salud de sus vecinos, si bien ha insistido en un mensaje de tranquilidad y en que no hace falta usar mascarillas

El responsable de Comunicación de Podemos Euskadi, Andeka Larrea, ha pedido que el Gobierno Vasco dé a conocer "el mapa de dispersión" de dioxinas y furanos en la zona, "los contaminantes más peligrosos del mundo", según la Organización Mundial de la Salud. 

Para la formación morada, ha habido "una incapacidad" del Ejecutivo vasco para hacer frente, con transparencia y eficacia, a una crisis como esta". En esta línea, ha destacado que el Gobierno sostuvo durante cinco días "que no había detectado contaminación en el aire", pero el pasado viernes, 14 de febrero, se conoció un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por el que se habían detectado dioxinas y furanos. 

Según Larrea, el Ejecutivo no hizo público el informe completo y se limita a afirmar que los niveles de dioxina y furanos superaban entre 40 y 50 vecesla media de un entorno urbano, como pueda ser Bilbao, San Sebastián o Vitoria. "Al mismo tiempo, prohíbe ventilar las viviendas, realizar ejercicios al aire libre, suspenden un partido de fútbol y este mismo lunes en las escuelas de los municipios afectados, Zaldibar, Ermua y Eibar, los alumnos no pueden salir al recreo", ha subrayado. 

¿Qué dice la OMS?

En su opinión, esto es "algo chocante, si el Gobierno Vasco insiste en que estos niveles no son alarmantes en cuanto a concentración de dioxinas y de furanos". "Dice que no son perjudiciales para la salud ni a corto ni a largo plazo, algo que sorprende si uno consulta en la web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), porque en el informe que tiene sobre qué son las dioxinas y los furanos, la OMS dice que son unos de los contaminantes más peligrosos que existen en el mundo", ha añadido. 

La OMS asegura que las dioxinas tienen una "elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer". 

Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes (COP). Se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en lacadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales, explica la OMS.

Según la Organización Mundial de la Salud, la exposición breve del ser humano a altas concentraciones de dioxinas puede causar lesiones cutáneas, tales como acné clórico y manchas oscuras, así como alteraciones funcionales hepáticas. La exposición prolongada se ha relacionado con alteraciones inmunitarias, del sistema nervioso en desarrollo, del sistema endocrino y de la función reproductora

Estas emisiones nocivas son también las que sufren los vecinos de Vallecas procedentes de la incineradora de Valdemingómez (Madrid). En una reciente nota, Ecologistas en Acción afirmaba que "diferentes estudios señalan la relación entre las emisiones lanzadas a la atmósfera de estos contaminantes y el incremento del riesgo en la población de contraer diversos tipos de cáncer (pleura, vesícula, estómago o páncreas) y enfermedades graves (como el linfoma no Hondgkin o malformaciones en recién nacidos)". Uno de estos estudios, publicado recientemente por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, concluye que “existe un incremento significativo del riesgo de muerte por cáncer en las localidades próximas a incineradoras e instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento