La avenida Menéndez Pelayo tendrá un carril para ciclistas y autobuses pero los coches no podrán estacionar

Una imagen actual de la avenida Menéndez Pelayo
Una imagen actual de la avenida Menéndez Pelayo
Jorge París

La construcción de un parking subterráneo en el corazón del barrio Ibiza ha centralizado el debate entre los vecinos. Pero tan solo es una de las medidas que incluye el proyecto en el que trabaja el Ayuntamiento de Madrid para "dignificar" la avenida de Menéndez Pelayo y su entorno, situado junto a un Bien de Interés Cultural– Los Jardines del Buen Retiro y el eje de Prado-Recoletos, aspirante a convertirse en Patrimonio de la Humanidad–.

Las obras se trasladarán también a la superficie para ampliar la acera, disminuir carriles por donde hoy circulan los vehículos privados y cedérselos al transporte público. Para ello actuarán en el tramo, de aproximadamente 600 metros que discurre entre avenida Menéndez Pelayo cruce con O’Donnell hasta el hospital Niño Jesús. Tal y como señala el área de Medio Ambiente y Movilidad a 20minutos, habrá cuatro focos de actuación. 

Primero se reducirá el espacio a los coches, que actualmente tienen tres carriles por sentido y pasarían a tener solo dos. Además de este espacio ganado, se ampliarán las aceras. Para ello se eliminarán las dos bandas de vehículos situadas a ambos lados de la avenida [como ya adelantó este diario] para dedicar más espacio al peatón. "En el tramo de los pares (la acera de Retiro) se construirá un carril bici segregado (incluido en el futuro Plan Director Ciclista), inexistente hasta el momento, y se ensanchará la acera para los transeúntes con la eliminación de un carril para el tráfico rodado", señala el área. Y, en el tramo de los impares, el carril que se elimine se destinará "por completo" a la ampliación de la acera.

Los autobuses también ganarán espacio para circular, porque aun teniendo su propio carril, éste desaparece en ciertos tramos. El proyecto plantea que esto no ocurra y que haya un carril-bus continuado en ambos lados. Por último, el área de Movilidad y Medio ambiente, dirigida por el popular Borja Carabante, estudiará la viabilidad de plantar nuevos árboles en la parte más alta del tramo de acera pegado al Retiro (O’Donnell) una vez que se amplíe. Lo que "no supone la retirada de ningún árbol del tramo de actuación ni tampoco la ampliación de la licencia del espacio de ocupación para las terrazas situadas en los impares", apunta el gobierno local.

En relación al aparcamiento, el equipo de Martínez-Almeida insiste en que "todas las plazas que se construyan se ofrecerán a los residentes y en caso de que no se cedan en su totalidad, las sobrantes se destinarán a rotación". Además será el único parking de Madrid que reserve gran espacio para el estacionamiento y recarga de vehículos eléctricos, carsharing, micromovilidad y taquillas e-commerce, señala el área municipal de Medio Ambiente y Movilidad.

Todo ello comenzará a ser una realidad el próximo año. Pues las obras de la avenida Menéndez Pelayo se adjudicarán a finales de año y la remodelación comenzará en 2021. "Este proyecto contribuirá positivamente a mejorar la vida de los vecinos, la calidad del aire y a dignificar un entorno que se ubica junto a un BIC, El Retiro", señala el delegado Borja Carabante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento