Las universidades instan a estudiar más carreras de ciencias y alertan de "desajustes" en "habilidades blandas"

  • La CRUE denuncia en el informe 'La Universidad en cifras' que el sistema de becas es "insuficiente".
  • Los rectores proponen limitar la oferta de titulaciones con menor inserción laboral.
Estudiantes en una biblioteca.
Estudiantes universitarios en una biblioteca.
ARCHIVO

Los rectores de las universidades españolas han instando a promocionar las carreras STEM (acrónimo utilizado en la terminología universitaria para referirse a los estudios de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre los estudiantes preuniversitarios, pues han detectado que la demanda de este tipo de enseñanzas está cayendo entre el 15,6% y hasta el 60%, y se sitúa ya cinco puntos porcentuales por debajo de la media de la Unión Europea.

Esta es solo una de las múltiples conclusiones del informe La Un1versidad Española 3n Cifr4s 2017-2018 presentado este miércoles en Madrid por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y que muestra una radiografía del sistema universitario basada en más de un millón de datos del curso académico 2017-2018, y los compara con la situación de otros sistemas universitarios europeos o de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La CRUE argumenta la necesidad de promover la demanda de carreras STEM en sus "niveles de inserción profesional y acceso a mejores rentas". "Las enseñanzas universitarias STEM conforman una unidad de conocimiento científico que en las últimas décadas han acentuado la relevancia  que tradicionalmente han tenido en el avance social y económico. La presencia en una determinada sociedad de personas con formación universitaria en estas disciplinas supone una garantía para poder asegurar su bienestar y, en consecuencia, es en parte responsabilidad de las autoridades educativas facilitar que los tamaños de los flujos de entrada y salida estén alineados con las necesidades que manifieste el tejido productivo", reza el informe.

La CRUE alerta de que las titulaciones de la rama de Ingeniería, en su conjunto, han experimentado una disminución del 15,6% en el periodo más reciente, con retrocesos que superan el 60% para la Ingeniería Civil y con descensos destacados en las titulaciones de la Ingeniería Industrial. "La matrícula de nuevo ingreso de las enseñanzas TIC, aunque han registrado aumentos del 15,3% en los últimos años, no resulta tranquilizadora por las elevadas tasas de abandono que año tras año anotan estas titulaciones", abunda el estudio. En total, la demanda se sitúa cinco puntos porcentuales por debajo de la media europea.

Las universidades subrayan también las "elevadas tasas de abandono" del las enseñanzas STEM, que van del 37,4% al 49,9%. Durante el curso 2016-2017, el 45,2% de los matriculados en estas titulaciones terminó los estudios, frente al 54,7% del total de enseñanzas universitarias. Además, en cuanto a la demanda de los estudiantes de estos 

Empleabilidad

El informe resalta que los trabajadores con estudios superiores tienen una empleabilidad un 17,4% mayor que la del resto de empleados y que cobran un 52% más que las personas con formación de educación secundaria superior. Sin embargo, y "como en el conjunto de los países desarrollados, en España, la mayor tasa de empleo se registra en los campos de TIC, Salud, Ingeniería y Arquitectura, que aventajan en 10 puntos al campo de menor empleabilidad: Educación".

Los rectores proponen limitar la oferta de titulaciones de las enseñanzas que registren una baja inserción laboral

Otro dato relevante respecto a la empleabilidad de los universitarios es que, según el informe de la CRUE, a partir de 2014, con el inicio de la recuperación, y hasta 2019, el 56% del total de los empleos creados han requerido titulación universitaria. No obstante, los rectores denuncian "debilidades" en la inserción laboral como la "temporalidad de los contratos" y las "condiciones precarias". Por ello propone, entre otras medidas, "limitar la oferta de titulaciones y de plazas en aquellas enseñanzas que registren una baja inserción laboral o baja calidad de la inserción".

'Habilidades blandas' o 'soft skills'

Los rectores recogen asimismo que las empresas sufren "desajustes" en cuanto a las "habilidades blandas" de los egresados que contratan. Las habilidades blandas, un término que viene del concepto inglés 'soft skills' son la capacidad de comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas, puntualidad, sentido crítico y otras cualidades que las empresas requieren a los universitarios, que terminan los estudios con conocimientos pero poca experiencia.

Para compensar estas carencias, la CRUE sugiere en su estudio una "mayor fomento del emprendimiento", "inmersión lingüística completa" e "inmersión digital intensiva", entre otras propuestas, si bien considera "obvio" que las 'habilidades blandas' se adquieren "durante toda la trayectoria educativa y en el seno de la familia".

45.000 estudiantes sin beca por nota media baja

Los rectores denunciaron este miércoles que unos 45.000 alumnos sufrieron el "factor excluyente" de los requisitos académicos para obtener una beca universitaria, ya que por no tener 6,5 de nota media de acceso —pero sí cumplir con las condiciones económicas— se vieron abocados "a que sus familias realicen un esfuerzo económico suplementario y, en muchos casos, a tener que abandonar los estudios".

El sistema de becas "desmotiva a las personas económicamente más desfavorecidas"

La CRUE lamenta que este sistema "desmotiva a las personas económicamente más desfavorecidas" para seguir estudiando, pues el alumnado becado tiende a obtener mejores resultados y rendimiento académico.

Durante el curso 2017-2018, el 59% de los matriculados en el primer curso de la titulación solicitaron beca, pero solo se la concedieron al 68% de los mismos, es decir, a un 40% del total de los alumnos de nuevo ingreso. Los beneficiarios recibieron entre 2.550 y 2.624 euros anuales para los estudiantes de máster o grado y entre 4.050 y 4.124 € para los que tuvieron que cambiar de residencia. 

"Con estos importes anuales a recibir por el alumno becario no cabe la menor duda de que el esfuerzo público para garantizar la igualdad de oportunidades es insuficiente", aseguran los rectores, que aplaudieron que el criterio de nota se rebajase al 5,5 para optar a beca en cursos posteriores al reflejado en el estudio y que es el requisito actual.

No sobran universitarios

En La Un1versidad Española 3n Cifr4s, también se indica que "en España no sobran universitarios, ni estudiantes ni titulados universitarios". En el conjunto de las franjas de edades universitarias de entre 19 a 28 años de estudiantes de grado, máster y doctorado, expone el informe, España tiene un 23,6% de estudiantes universitarios sobre el total de la población de esa misma franja de edad, frente al 23,2% de la UE-23.

"España no ocupa un lugar destacado en el nivel de formación de los jóvenes"

Además, España acumula un 26% de titulados en la población de 25 a 65 años, por un 30% de la media de la UE-23 y un 31% de la media de la OCDE. Es más, el documento subraya que en España, donde "no sobran univerdidades", se sitúa "por debajo de los países líderes en los rankings internacionales universitarios —Estados Unidos y Reino Unido—, que disponen de un 36% de población de 25 a 65 años con titulación universitaria". "España no ocupa un lugar destacado en el nivel de formación de su población joven", agregan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento