Así es el motor eléctrico que prepara easyJeat para el 'Wright One', un avión de 186 pasajeros que no contamina

  • Estiman hacer pruebas del motor en 2021 y del avión en 2023, y esperan su entrada en servicio en 2030.
Una representación del 'Wright One'.
Una representación del 'Wright One'.
Wright Electric

La aerolínea británica easyJet ha dado un paso más en su compromiso con el cambio climático y, tras anunciar en noviembre de 2019 que compensaría sus emisiones de CO2 colaborando con programas internacionales de planta de árboles y de energías renovables y la adquisición de aviones Airbus A321neo de bajas emisiones, la compañía ha puesto en marcha un programa junto a Wright Electric con el objetivo de desarrollar el motor de un avión eléctrico que transporte a 186 personas sin contaminar.

El modelo, que lleva desarrollándose varios años, está siendo creado siguiendo la escala de megavatios que en el futuro será necesaria para un avión de pasajeros de este tamaño, lo que supoe un motor eléctrico de 1,5 MV y un inversor de 3 kilovoltios. "Será el precursor de la aviación del futuro, orientada a las cero emisiones en Europa y en el mundo", ha destacado easyJet.

Según han informado varios medios, podría contar con alas de alta relación de aspecto para vuelos con eficiencia energética, propulsores eléctricos distribuidos y paquetes de baterías intercambiables con química celular avanzada.

Además, Wright Electric está negociando con BAE Systems sobre los controles de vuelo y los sistemas de gestión de energía. El fabricante de aviones eléctricos estima hacer pruebas de su motor en 2021 y del avión en 2023 y espera la entrada en servicio de su avión insignia en 2030 para cuyo desarrollo está recibiendo financiación de varias agencias gubernamentales de Estados Unidos, incluyendo la NASA y el Laboratorio de Investigación de Fuerza Aérea (AFRL).

Además, la introducción de aviones eléctricos supone también menos costes para las aerolíneas, ya que no se necesitará combustible.

El consejero delegado de easyJet, Johan Lundgren, ha señalado que este proyecto supone "un paso crucial en la introducción de aviones eléctricos a gran escala" y que "la tecnología necesaria para las baterías está avanzando a buen ritmo". En ese sentido, ha destacado que estos desarrollos contribuyen a "visualizar un futuro con unas operaciones mucho más sostenibles".

Por su parte, el consejero delegado de Wright Electric, Jeffrey Engler, ha señalado que su misión "es hacer la aviación comercial más verde" y que este programa "es el siguiente paso para hacer la misión realidad".

La llegada del avión eléctrico, con cero emisiones, supondría reducir considerablemente la huella de carbono, ya que esta industria produce al menos el 2% de las emisiones de dióxido de carbono provocadas por los humanos, la vibración y el ruido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento