Bloquean un crucero con 6.000 personas a bordo procedente de España por una mujer china con síntomas de coronavirus

Una pasajera comenzó a presentar síntomas compatibles con el coronavirus a bordo.
Una pasajera comenzó a presentar síntomas compatibles con el coronavirus a bordo.
Henar de Pedro

A unos 6.000 pasajeros de un crucero de compañía Costa Crociere procedente de España se les ha impedido desembarcar este jueves en el puerto de Civitavecchia (Italia) hasta que se realicen análisis a una crucerista originaria de Macao que presentan fiebre y problemas respiratorios, síntomas compatibles con el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan

Los primeros estudios realizados a la mujer apuntan a que "lo más probable es que se deban a una gripe común", según fuentes oficiales que sugieren que las primers pruebas han dado negativo. Los resultados definitivos se esperan en las próximas horas, cuando se permitirá bajar a los pasajeros.

Los pasajeros, entre los que hay españoles, de la nave Costa Smeralda que ha realizado etapas en las ciudades españolas de Palma de Mallorca, Barcelona y la francesa Marsella se encuentran en este puerto cercano a Roma desde esta mañana.

El protocolo comenzó después de que la mujer originaria de Macao, región autónoma de la costa sur de China, presentaran fiebre y problemas respiratorios. La mujer y su marido, que no presenta síntomas, han sido aislados en el hospital del barco.

El crucero Costa Smeralda ha quedado retenido en una costa italiana debido a que una pasajera, procedente de Macao, presentaba síntomas similares al coronavirus.

Hasta la nave se ha trasladado un equipo del hospital Spallanzani de Roma, que ha realizado las pruebas a la mujer y ha regresado al centro para analizarlos y dar un resultado lo antes posible.

La pareja, según los medios italianos, embarcó en el puerto de Savona, en Génova, noroeste de Italia, después de llegar al aeropuerto de Malpensa en Milán el pasado 25 de enero.

"Normalidad" en la nave

Dentro se vive una situación de "total normalidad" y los turistas esperan y charlan entre ellos en el recibidor y en los pasillos, explicó a Efe por teléfono uno de los viajeros que se encuentran a bordo, Filippo Rossi, acompañado por su familia.

El desembarco estaba previsto a las 9.00 locales (8.00 GMT) en el puerto romano y, aunque en un principio solo se anunció un retraso de media hora mientras se hacían gestiones de puerto, finalmente se ha prolongado, señala el turista italiano.

Ha sido pasado el mediodía cuando el comandante de la nave ha anunciado por megafonía que se estaban llevando a cabo los controles sanitarios pertinentes y llamó a la calma porque lo más probable es que se trate de una gripe común.

No bajó en Palma

La mujer con síntomas de neumonía no desembarcó cuando el pasado martes hizo escala en Palma, según ha informado a Efe el servicio de Sanidad Exterior de Baleares.

El director en Baleares del organismo de control sanitario fronterizo, Raúl Izquierdo, ha asegurado que ha constatado que la viajera, originaria de la región china de Macao, permaneció en el crucero Costa Smeralda durante las diez horas que estuvo atracado en la capital balear.

Izquierdo ha señalado que su equipo no recibió ningún aviso de los responsables sanitarios del crucero, que sí alertaron de otra incidencia médica leve y común, como es habitual en algunas de las escalas de buques que transportan miles de viajeros.

Ha indicado que Sanidad Exterior no tiene establecido un protocolo especial por la alerta internacional frente al coronavirus de origen chino dado que el sistema establecido en puertos y aeropuertos de las islas ya es suficientemente riguroso.

"Tenemos dos especialistas que se turnan para estar 24 horas de guardia", ha explicado Izquierdo, que ha detallado que ante cualquier alerta en un barco o un avión procedente de otro país, un médico se desplaza para atender in situ a la persona afectada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento